Zalba y Zanotto Consideraciones Enunciacion

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 8
 
  semiotica
Related documents
Share
Transcript
    UNCuyo – Facultad de Filosofía y Letras SEMIÓTICA “CONSIDERACIONES EN TORNO A LA ENUNCIACIÓN” Documento de Cátedra Por Estela M. Zalba & Lucía Zanotto Mendoza, 2002  UNCuyo  – SEMIÓTICA DEL TEXTO LITERARIO   - 2007   Índice   Página Índice 2 Presentación 3 1. La “Teoría de la Enunciación” 3 2. Apropiaciones semióticas de la Teoría de la Enunciación 5 2.1. El «contrato enunciativo» 6 2.2. La construcción discursiva de los “actantes” de la enunciación 7 2.2.1. De los procedimientos y operaciones de desembrague / embrague enunciativos 7 3. Los actantes de la enunciación y sus relaciones 10 3.1. Verosimilitud del relato 11 3.2. Relato interesante para el enunciatario 14 Bibliografía 16  UNCuyo  – SEMIÓTICA DEL TEXTO LITERARIO   - 2007   “CONSIDERACIONES EN TORNO A LA ENUNCIACIÓN” Documento de cátedra Estela M. Zalba & Lucía Zanotto En este Documento de cátedra desarrollaremos un conjunto sistematizado de consideraciones en torno de la problemática de la enunciación. Para ello, en primer lugar, explicaremos los aspectos fundamentales de la  “teoría de la enunciación” formulada por Émile Benveniste y las diversas re-elaboraciones y apropiaciones que, de esta teoría se han hecho en el campo de la Semiótica. Ejemplificaremos con diversos textos literarios. 1. La “Teoría de la Enunciación” Surge a partir de las teorizaciones del lingüista Émile Benveniste desarrolladas entre 1946 y 1970. Entre las diversas problemáticas en torno del lenguaje sobre las que reflexiona Benveniste, nos interesa destacar tres: (A) El planteo de la existencia de dos lingüísticas , cada una de las cuales abordaría –respectivamente- los dos modos de significancia  de la lengua : el semiótico  y el semántico  (v.g., “La forma y el sentido en el lenguaje” (1966); “Este lenguaje que hace la historia” (1968); “Semiología de la lengua (1969)). (B) Las referidas a la enunciación  como fenómeno y su intento de definirla en el marco formal de su realización (v.g. “El aparato formal de la enunciación” (1970)). (C) Las vinculadas a la “subjetividad en el lenguaje”   (v.g. “Estructura de las relaciones de persona en el verbo” (1946); “La naturaleza de los pronombres“ (1956); “De la subjetividad en el lenguaje” (1958)) Para comprender las razones por las cuales Benveniste plantea la necesidad de “dos lingüísticas”, es necesario recuperar su caracterización de la lengua en tanto que sistema semiótico singular. “La lengua nos ofrece el único modelo de un sistema que es semiótico a la vez en su estructura formal y en su funcionamiento: 1) Se manifiesta en la enunciación, que alude a una situación dada; hablar siempre es hablar de. 2) Consiste formalmente en unidades distintas, cada una de las cuales es un signo. 3) Es producida y recibida en los mismos valores de referencia entre todos los miembros de una comunidad. 4) Es la única actualización de la comunicación intersubjetiva”   (Benveniste (1969), 1995, p.66) Estas particularidades de la naturaleza de la lengua, su capacidad representativa y su importante rol en la vida de relación hacen de ella la gran  “matriz semiótica”, la gran estructura modeladora de los otros sistemas significantes. La capacidad de la lengua de ser el interpretante de todo sistema significante es otra de sus características semióticas peculiares. Esta “situación  UNCuyo  – SEMIÓTICA DEL TEXTO LITERARIO   - 2007   privilegiada” de la lengua es consecuencia de sus “dos modos de significancia”. El modo que Benveniste denomina “semiótico” es el propio del signo lingüístico y estaría vinculado con las formas lingüísticas y sus reglas de combinatoria. Designa como “semántico” al “modo específico de significancia que es engendrado por el discurso . (...) Lo semántico carga por necesidad con el conjunto de los referentes, en tanto que lo semiótico está, por principio, separado y es independiente de toda referencia. El orden semántico se identifica con el mundo de la enunciación y el universo del discurso .” (...) Lo semiótico (el signo) debe ser RECONOCIDO; lo semántico (el discurso) debe ser COMPRENDIDO”   (Benveniste (1969), 1995, p.67-68 [Los destacados en negrita son nuestros; los destacados en mayúscula, en el texto srcinal]). Asimismo, tal como ya señaláramos, Benveniste sostiene que cada uno de estos dos dominios, además, “requiere su propio aparato conceptual”. 1 En relación al segundo aspecto (b), la teoría se propone explicar el acto de la enunciación , es decir, el acto, único e irrepetible, mediante el cual el sujeto se apropia del lenguaje y produce su enunciado, constituyendo simultáneamente la instancia compleja “yo - tú - aquí - ahora” y dejando en dicho producto - el enunciado- las marcas, las huellas, de su enunciación. En su análisis de la naturaleza de los pronombres, dice Benveniste: “Es, con todo, un hecho a la vez srcinal y fundamental el que estas formas ‘pronominales’ no remitan a la ‘realidad’ ni a porciones ‘objetivas’ en el espacio o en el tiempo, sino a la enunciación, cada vez única, que las contiene y hagan reflexivo así su propio empleo. La importancia de su función se medirá por la naturaleza del problema que sirvan para resolver y que no es otro que el de la comunicación intersubjetiva . (..)”   (Benveniste (1956), 1995, p.175 [Los destacados son nuestros]) Lo que caracterizará la enunciación , entonces, es “la acentuación de la   relación   discursiva   al interlocutor  , ya sea este real o imaginado, individual o colectivo. Esta característica plantea por necesidad lo que puede llamarse el cuadro   figurativo  de la enunciación (...) la enunciación  plantea dos “figuras” igualmente necesarias, fuente la una, la otra meta de la enunciación. Es la estructura del diálogo . (..) ”   (Benveniste (1970), 1995, p.88 [los destacados aparecen en el texto srcinal]). Respecto del problema de la subjetividad en el lenguaje  (c), es interesante destacar el hecho de que Benveniste reintroduce, en la teoría del lenguaje, al sujeto , que había sido “expulsado” por el estructuralismo lingüístico y semiótico. Ahora bien este sujeto no se refiere a una entidad psicológica, sino a un sujeto que se constituye en y por el lenguaje : “El lenguaje (...) instituye(..) un signo único , pero móvil, yo, que puede ser asumido por cada locutor, a condición de que no remita cada vez sino a la 1  Advertimos cierta similitud entre esta propuesta de Benveniste y la de Eco respecto de la necesidad de encarar los “sistemas de significación” y “los procesos de comunicación” desde dos “semióticas” diferenciadas: la de los “códigos” y la de la “producción de signos”, respectivamente. (Eco, 1977) Cfr. Unidad 1
Related Search
Similar documents
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks