Tendencias y retos de la investigación en ciencias administrativas.

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 12
 
  Retos de las ciencias administrativas desde las economías emergentes: Evolución de sociedades Tendencias y retos de la investigación en ciencias administrativas. Héctor Luis del Toro Chávez*, María Bernardett
Related documents
Share
Transcript
Retos de las ciencias administrativas desde las economías emergentes: Evolución de sociedades Tendencias y retos de la investigación en ciencias administrativas. Héctor Luis del Toro Chávez*, María Bernardett Ochoa Hernández*, Rogelio Rivera Fernández* *Universidad de Guadalajara (CUCEA) Guadalajara, Jalisco, México. Teléfono: (33) ext Resumen: La investigación es un proceso sistemático, organizado y objetivo que mediante la aplicación del método científico, procura obtener información relevante y fidedigna para entender, verificar, corregir o aplicar el conocimiento, para solucionar problemas científicos, filosóficos, técnicos o empíricos necesarios para ampliar los diversos campos de la ciencia y la tecnología. Gracias a la investigación la humanidad ha evolucionado, siendo esta la herramienta para conocer lo que nos rodea y su carácter es universal. No obstante, los nuevos investigadores enfrentan diversos problemas en el área de ciencias sociales y administrativas, donde se ponen de relieve el contraste entre los objetivos de calidad y excelencia propuestos por las instituciones de educación superior y las dificultades en la integración del nuevo profesionista a las labores de generación del conocimiento. Palabras Clave: Investigación administrativa, generación de conocimiento, retos del investigador Página 1 Introducción: Vivimos una época en la cual la ciencia y la tecnología ocupan un lugar fundamental en el desarrollo de los pueblos y en la vida cotidiana de las personas. Ámbitos tan cruciales de nuestra existencia como la alimentación, la salud, el trasporte, la comunicación, la educación y la toma de decisiones, entre otras, están signados por los avances científicos y tecnológicos. En tal sentido, parece difícil que el ser humano logre comprender el mundo y desenvolverse en él sin una formación científica básica. En un mundo cada vez más complejo, cambiante y desafiante, resulta apremiante que las personas cuenten con los conocimientos y herramientas necesarias que proveen las ciencias para comprender su entorno, su realidad, y aportar a su transformación, siempre desde una postura crítica y ética frente a los hallazgos y enormes posibilidades que ofrecen las ciencias. En este contexto, y ante la inserción en la llamada sociedad del conocimiento las universidades, principales generadoras del mismo, tienen un reto fundamental para su producción, difusión y aplicación en los contextos cambiantes, globalizados y llenos de incertidumbre. Así, la contribución de la investigación universitaria al desarrollo integral se pone en evidencia ante el avance del conocimiento científico y el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación que vienen transformando rápidamente las formas de vida, de interacción y de producción, lo que ha llevado a redefinir los quehaceres culturales y académicos, por tanto la formación de investigadores es fundamental, ya que la investigación debe centrarse en proporcionar respuestas coherentes y concordantes con los mejores intereses de la sociedad, movilizando sus competencias científico-técnicas y su sensibilidad social en el diseño de las soluciones demandadas por los diversos problemas, todo ello en el libre ejercicio del pensamiento crítico y demostrando una vez más su posibilidad de construir futuro. Página 2 PROBLEMÁTICA Es importante señalar que los objetivos de la investigación a lo largo de los años en la Universidad, han cambiado, prueba de ello es que no es suficiente ya el señalamiento tradicional de que contribuye a incrementar el conocimiento . A nuestro juicio, dos son los objetivos prioritarios de la investigación en las instituciones de educación superior, por una parte el avance o la creación del conocimiento y por la otra, el adiestramiento de estudiantes, especialmente a nivel posgrado. Cierto que todas las universidades tienen políticas respecto a la investigación, y aunque difieren ligeramente en la forma de aplicarlas, estas deben cubrir generalmente funciones como las siguientes: - Propiciar el avance del conocimiento básico y aplicado - Fortalecer la enseñanza - Alentar y estimular el espíritu de cuestionar - Adiestrar investigadores - Ayudar a individuos, grupos privados y gobierno a la solución de problemas de interés público general No obstante que la investigación se ha caracterizado por su carácter disciplinar, ligado a los paradigmas y las comunidades académicas, diversos autores señalan que el contexto globalizador demanda conocimientos interdisciplinarios (Pacheco 2000) o incluso transdisciplinarios (Gibbons 1997 y Guillaumín 2000). Particularmente para Gibbons, el nuevo modo de investigar o producir conocimiento que está emergiendo en el mundo se origina en diversos lugares y no exclusivamente en la universidad, funciona dentro de un contexto de aplicación en el que los problemas no se hayan encuadrados dentro de una estructura disciplinar, sino que es transdisciplinar (Guillaumín 2000). Se considera que este modo de producir conocimiento se organiza alrededor de problemas sociales, empresas, organismos gubernamentales o sociales, y en Página 3 estrecha interacción entre muchos actores. Este modo promueve una mayor responsabilidad social por el conocimiento. Igualmente los criterios de evaluación del conocimiento no dependen exclusivamente de los criterios disciplinares de las comunidades tradicionales, sino que poseen diversos mecanismos de valoración que dependen de los agentes participantes en el proceso investigativo. Pero se puede hablar de un deterioro manifiesto en el ámbito de la investigación, ya que es fácil observar en trabajos de esta naturaleza realizados, que muchas investigaciones reportan falta de vinculación, sobre todo las del posgrado con la sociedad en general. Luego entonces, pareciera que la política de investigación se ha dejado en manos de cada investigador, lo que permite argumentar que las tendencias globales de la investigación tienden a ser personalizadas y disciplinarias, al margen del conocimiento global, de las necesidades y las problemáticas sociales, por lo que es evidente y destacable el poco uso del conocimiento producido. Razones estas suficientes para poder argumentar la importancia de formar profesionistas e investigadores en ciencias administrativas desde licenciatura y especialmente en posgrado, sin embargo, es necesario destacar que a este nivel se carece muchas de las veces de políticas integrales de investigación, lo que dificulta el poder definir las orientaciones y los criterios de sus líneas de investigación, las estrategias para formar a sus investigadores y mucho menos las condiciones para fortalecerla y distribuirla socialmente, quedando en entre dicho el trabajo que realizan los llamados comités de titulación al interior de las instancias universitarias. Cabe argumentar al respecto que, a pesar de que la investigación es una de las disciplinas más importantes dentro de las instituciones educativas de nivel superior, se le da poca importancia a su desarrollo e implementación, incluso en el caso particular de los estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Económico Página 4 Administrativas (CUCEA), se le ve como una materia de relleno, la cual los estudiantes la cursan solo porque les permite completar créditos o simplemente para llenar su horario, pero no la toman por considerarla importante para su desarrollo personal y sobre todo profesional, por lo tanto, se considera importante el pugnar por implementar nuevas estrategias para el proceso de enseñanzaaprendizaje en las materias de investigación, así como el motivar el interés de los alumnos de nivel superior y posgrado por la investigación de carácter científico. UNIVERSIDAD, INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO EI concepto de Universidad, se encuentra inmerso en el significado de la categoría educación, implicando al menos dos misiones fundamentales y distintivas, por un lado la formación de profesionales, y por otro, la investigación científica. En el contexto actual de globalización y competitividad, la universidad reivindica con mayor fuerza su importancia estratégica para el desarrollo de las sociedades por cuanto que tiene la función social de formar cuadros de profesionales que respondan a las nuevas exigencias y necesidades del desarrollo económico, y lo más importante aún, cumplir con la misión social de generar ciencia e innovación tecnológica a través de la investigación científica. Visto así, el desarrollo económico y social, entendido fundamentalmente como el mejoramiento gradual de los niveles de la calidad de vida de la población, se sustenta en dos importantes pilares, por un lado la ciencia y por otro la presencia de un nuevo tipo de profesionistas, que se caractericen por ser más competitivos. Esta identificación de la naturaleza bidimensional de la universidad como es el preparar gente y hacer ciencia, permite comprender las importantes repercusiones que esta tiene en las sociedades modernas en general. La investigación científica, entendida como la producción de nuevos conocimientos, tecnologías e innovaciones, es sin duda alguna, el signo Página 5 inequívoco y emblemático del concepto universidad, siendo esto mismo lo que la diferencia de otras instituciones educativas. La investigación, por consiguiente, es una tarea inherente y prioritaria del quehacer académico universitario en la que están necesariamente involucrados tanto los docentes como los estudiantes. Luego entonces, una Universidad que entre sus prioridades no contempla la investigación, pues no es tal. Así, la investigación científica como fundamento del trabajo universitario es al mismo tiempo, la base de la pedagogía universitaria y entre ellas existe una necesaria simbiosis, en el sentido de que una no existe sin la otra. Cierto que esta tarea, afronta como se sabe, muchas dificultades a consecuencia de la crisis estructural y económica que actualmente se padece desde hace décadas reflejándose en ella el problema e impactos en la educación. Pero más que un problema de financiamiento o de carencia de recursos, el problema de la investigación científica es que no se ha logrado valorar su importancia estratégica como el pivote para lograr mejores niveles de desarrollo económico y social, evidenciando en consecuencia que no existen políticas y sobre todos voluntades verdaderas de priorización de la ciencia, la tecnología y la innovación, como factores imprescindibles en que se sustenta la investigación científica. Es éste entonces, un problema crucial de gran cobertura y no otro, porque recursos hay, y de sobra, pero no canalizados en la proporción necesaria para mitigar este problema. El país resulta meramente receptor y la universidad meramente transmisora de conocimientos, aunque lo importante es su aplicación en la realidad, hecho que crea, irremediablemente, lazos de dependencia. Hecho que imposibilita la rápida inserción a un mundo globalizado y competitivo, que agilice el formar parte de la llamada sociedad del conocimiento y de la información mundial. Es indudable que se requiere un proceso de una verdadera reestructuración como parte también de un proceso de cambio radical en la educación. Ya que una Página 6 universidad que en la actualidad sea catalogada como eminentemente profesionalizante, pero con alarmantes niveles de desempleo profesional y que virtualmente hace a un lado su misión respecto a la investigación científica, es una universidad que no está en condiciones de contribuir al proceso del desarrollo económico y social. Por el contrario se debe pugnar por la concepción de una universidad moderna y competitiva, propia de los requerimientos del nuevo milenio, caracterizada por revalorizar y priorizar a la investigación científica considerándola como el eje de su razón de ser. No obstante, algunas las universidades, especialmente las públicas y entre ellas la de Guadalajara, han hecho importantes avances en materia de la investigación. Las informaciones bibliográficas e indicadores de la producción científica y tecnológica como patentes, número de revistas científicas indexadas, existencia de revistas científicas electrónicas, cantidad de citas bibliográficas nacionales e internacionales, entre otras, así lo confirman. Sin embargo, se puede aspirar a mejores niveles. EL DEPARTAMENTO DE ADMINISTRACIÓN Y LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Un importante contingente de investigadores en la Universidad de Guadalajara han hecho indiscutibles aportes a través de la Investigación científica en diversas disciplinas como la ingeniería, la biología, la medicina o la agricultura, pero en las ciencias administrativas esto no ha ocurrido, a pesar de que son instituciones encargadas de formar profesionales en la administración, ya como líderes, gerentes, empresarios, o científicos altamente competitivos para que contribuyan al desarrollo económico, sin olvidar que tienen también la alta responsabilidad de generar nuevos conocimientos, ciencia, tecnología e innovación en administración a través de la investigación científica. Sin embargo es importante admitir que las instituciones responsables de formar administradores e investigadores, actualmente padecen una serie de dificultades, Página 7 cuya expresión más elocuente es el alto porcentaje del desempleo profesional a consecuencia de graves problemas estructurales en la formación de los administradores profesionales y en la carencia casi absoluta de la verdadera investigación científica. Por tales consideraciones es que se manifiesta la apremiante e imperativa necesidad de un proceso gradual pero sostenido de reestructuraron radical de las Instituciones de Administración tanto en las universidades públicas como privadas debido a que en estas últimas tampoco existen modelos ejemplares ni en el proceso de la formación de administradores ni en la investigación. La concepción de un proceso de reestructuración integral en estas instancias, es fundamental, como parte de un proceso de cambio estructural del sistema universitario en el contexto de la acreditación universitaria, considerado este como un eje fundamental. Resulta entonces importante efectuar los cambios sugeridos en lo que se refiere al tema concreto de la Investigación Científica en Administración, puesto que es innegable que existe la necesidad de apuntalar en lo inmediato posible el despliegue de un conjunto de esfuerzos corporativos para alcanzar, entre otros, grandes objetivos tales como: - Ejecutar una verdadera reestructuración curricular en la que las labores de investigación científica sean prioritarias, en la que se encuentren insertas las estrategias pedagógicas de la formación de investigadores científicos en Administración y que todos los docentes así como estudiantes de pre y postgrado están comprometidos en la producción de nuevos conocimientos. - Determinar las grandes líneas, programas y ejes de investigación en Administración en concordancia con las nuevas condiciones, exigencias y necesidades del desarrollo nacional, estatal y local, siempre vinculadas al sector productivo. Página 8 - Restituir la obligatoriedad de la presentación de Tesis para lograr el grado de licenciatura, y obviamente en el posgrado. - Promover la creación de fondos concursables para la Investigación Científica en Administración, la institucionalización de concursos como la Jornada de Jóvenes Investigadores o las Olimpiadas de Investigación, igualmente de premios e incentivos a la producción científica y tecnológica y el intercambio de investigadores en Administración. - Fundamental la difusión de productos de investigación y de la literatura científica en Administración a través de la edición de verdaderas publicaciones científicas, ya como revistas de investigación indexadas, con reconocimiento por ejemplo del CONACYT, ya impresas y electrónicas, o libros. - Promover la reestructuración radical de los programas de Maestría y Doctorado, mismos que deben ser vistos como centros eminentemente de investigación científica y de formación de docentes universitarios en Administración. Estas y muchas otras necesidades prioritarias en materia de la Investigación Científica en Administración deben ser dilucidadas y consensuadas en eventos nacionales e internacionales. NECESIDAD DE LA INVESTIGACIÓN EN ADMINISTRACIÓN De esta fecha, a escasos 4 años más, en el 2016, el mundo celebrará el centenario de la Administración. Como ya se sabe, en 1916 se publicó la trascendental obra del francés Henry Fayol titulada Administración Industrial y General en la que con una claridad extraordinaria se expone, por primera vez en la historia de la humanidad, los fundamentos doctrinarios de la Administración. Página 9 Han transcurrido casi cien años de la Administración universal, sin embargo, en lo esencial, máxime en su aspecto doctrinario, sigue siendo en muchos casos la misma Administración, concebida por sus propulsores clásicos y neoclásicos. Es evidente, por ejemplo, la ortodoxia y hasta su dogmatismo por cuanto sus primeros fundamentos teóricos en lo general, no ha cambiado, no obstante la gran cantidad de literatura y de su actualizado lenguaje, en lo esencial sigue siendo lo mismo, como lo era hace un siglo. El peligro aquí, puede radicar en que en las instituciones de educación superior y en materia administrativa, se conviertan en simples receptores y difusores de la literatura y lenguaje de la administración. Por otra parte, en la Administración, no obstante a un siglo de vigencia como teoría y como praxis profesional, aún prevalece una concepción circunscrita solamente a los estrechos marcos de las empresas, y eventualmente, de las instituciones. Por tal razón resulta siendo usual hablar sólo de la administración de empresas o micro administración y, de manera tangencial o circunstancial, de la administración del estado, de municipalidades, de hospitales, de universidades, del ejercito o de las iglesias, entre otras, sin percibir que la Administración trasciende más allá de las ceñidas fronteras empresariales e institucionales y se engarza al proceso mismo de desarrollo de las sociedades o macro administración, y por lo tanto la adquiere su dimensión de categoría eminentemente política, filosófica e incluso ideológica. Es en este último contexto, es que adquiere verosimilitud la célebre declaración de Drucker: Los países subdesarrollados no son tales, son más bien, países subadministrados , 1 o la afirmación de Deming: Cualquier país con una 1 Sobre la situación actual de San Marcos, véase Reportaje a San Marcos I, II, III, IV y V en: y en el libro San Marcos, verdades incómodas. Página 10 buena Administración no tiene por qué ser pobre 2. Esta bidimensionalidad de la Administración conlleva, aunque por ahora cueste admitirlo, a establecer que la Política, la Economía, el Derecho o la Sociología, son en su estricta interpretación, categorías inmersas y ampliamente ligadas a la Administración. Es importante señalar, por otra parte, que pese al primer siglo de la Administración, se sigue subestimando al factor humano como en antaño, ya que la gente sigue siendo aún considerada y tratada como recursos , incluso los mismos administradores hoy día, se refieren a ellos como recursos humanos como si las personas fueran máquinas o cosas. Así, el hombre, el individuo, sigue siendo visto, al igual que hace un siglo, como un medio antes que un fin, desnaturalizando su carácter eminentemente humano de la Administración. No se trata de buscar tecnologías, calidad, productividad, competitividad, mercados, éstos son, más bien, resultados de lo que se haga exactamente lo contrario, buscar prioritariamente calidad y respeto a la gente. Y así se puede seguir mencionado un conjunto de limitaciones estructurales de la Administración que evidencian una suerte de estancamiento de su avance científico mundial, máxime en las últimas décadas. Sin embargo, todo esto tiene un denominador o causa común, la casi inexistencia de la investigación científica en Administración. No son los Taylor, los
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks