San Martín, La estructura del método fenomenológico

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 9
 
  LA ESTRUCTURA DE IA FENOMENOLOGIA Para una evaluaci6n de la lectura fregueana de H usserl por Javier SAN MARTIN EI presente trabajo trata de exponer unos puntos basicos para evaluar el alcance de la lectura fregueana de Husser! propuesta por Dagfin F ,llesdal l y que esd. encontrando inusitada acogida entre los fi16sofos anallticos y entre algunos interpretes de HusserL Con ello se pretende mostrar los Hmites de la imagen del ser humano propia
Related documents
Share
Transcript
  LA ESTRUCTURA DE IA FENOMENOLOGIA  Para una evaluaci6n de la lectura fregueana de H usserl  por Javier SAN MARTIN EI presente trabajo trata de exponer unos puntos basicos paraevaluar el alcance de la lectura fregueana de Husser! propuesta por Dagfin F ,llesdal l y que esd. encontrando inusitada acogida entre losfi16sofos anallticos y entre algunos interpretes de HusserL Con ello se pretende mostrar los Hmites de la imagen del ser humano propiade la psicologla cognitiva. Desarrollare el tema en cuatro puntos. En el primero esbozare en sus Hneas fundamentales el nueleo de esalectura fregueana, dando alguna pista sobre su inadecuaci6n comolectura de Husserl. En el segundo mostrare la ralz fundamental de esa limitaci6n y que no es otra sino la incapacidad de asumir la diferen-cia decisiva en la fenomenologfa de Husser! entre la fenomenoLogtapsicol6gica y la fenomenologta trascendentaL. En el tercer punta se destacar~ el sentido filos6fico que subyace tras esa diferencia; una vezformulado ese sentido, 10 que sup one adoptar una imagen precisa delser humano, no nos sera diHcH como conclusion exponer los Hmitesde la imagen del ser humano que dirige tanto la psicologla cognitivacomo la ciencia cognitiva. Lo que nos llevar~ tambien a sugerir laimportancia de algUn modelo alternativo posible. 1.- La lectura fregueana de Husserl Para saber exactamente de que quiero hablar, debo exponer,aunque sea brevemente, el nucleo de la interpretacion que F011esdal Cf. Dagfin F llesdai, «Husserl's Notion of Noema . , en Hubert L. Dreyfus, Husserl, intentionality and Cognitive Science, MIT, 1982, pags. 73·8Q. I  -48 - Javier San Martin hace de Husserl y que empieza a estar presente en todos los Congresos sobre 1a fenomeno10gfa 2ã Sin profundizar excesivamente, podemos resumirla en tres punt os. En primer 1ugar en ella se trata de unainterpretaci6n intensional de 1a intencionalidad, considerando que 10 que Husserl llama el noema es un contenido intensional que mediaentre el acto mental y el objeto real 0 e1 referente. Este esquemafregueano, apropiado para el1enguaje, 10 habria extendido Husser1 a 1a totalidad de 1a vida mental, tal como Husserl 10 dice con todaclaridad en un texto decisivo para F0llesdal (Cf. Id. III, Ha. V, p. 89),pues e1 sentido (el Sinn), que constituye el n6ema no es sino una amp1iaci6n 0 generalizaci6n del significado 0 Bedeutung. Ast pues losanaIisis fregueanos seran vaIidos para 1a fenomeno10gta. E1 noema equivale al Bedeutung de Frege, por 10 que es una entidad expresab1e, 10 que es 10 mismo que decir que es un Satz, como 10 llama Husser1en las Ideen I de 1913. EI contenido de un acto mental es una Bedeutung, 0 de un modo general, un noema, e.d. un Satz 0 proposici6n . Esta equivalencia de terminos es muy importante y justamenteella es 1a que convierte a Husserl en un precursor de 1a actual cienciacognitiva, puesto que esta tiene precisamente como presupuesto el caracter proposicional de 1a vida mental, cuesti6n, por otro 1ado basicapara 1a incorporaci6n de 10 mental en programaci6n y computeriza ã I ClOn. Este caracter intensional de 1a vida intencional imp1ica 0 sup oneobviamente una diferencia basica entre 10 intencional y 10 real (el referente). Husserl10 ha expresado graficamente cuando ha dicho queel n6ema de un arbo1 no se quema, mientras que el arbo1 real se reducira a cenizas en caso de arder. En 1a nueva jerga se dice que 10 intencional intensionalmente entendido es opaco a la realidad. Lointencional, en ese sentido, no queda afectado por 10 que sea 10 real.Los ejemp10s aducidos como prueba son innumerab1es. Baste conuno: Si yo creo tirar agua, al tirar un llquido transparente, el hecho 2 En e1 XVIII Congreso Internacional de FilosoHa que tuvo lugar en Brighton, en 1988, e1 propio F011esdal fue una figura.  LA ESTRUCTURA DE LA FENOMENOLOGiA -49 de que 10 tirado sea vodka, no afecta para nada a mi creencia, que es pues opaca respeeto a la realidad.Desde esta perspectiva la vida mental se concibe como un conjunto de actitudes proposicionales, es decir, de actitudes respecto a proposiciones 0 respecto a noemas. Estas aetitudes son los diversos aetosde conciencia, tales como ver, decir, oir, querer, desear, amar, etc.que tienen como contenido un n6ema, un sentido (Sinn) 0 un significado (Bedeutung), en definitiva, una proposici6n, (un Satz) , que puede ser la misma en multitud de aetitudes. P .e. cerrar la puerta es 10 mismo en la serie de posibles actitudes, aetos 0 posturas que yo tenga respeeto a, p.e. quiero 'cerrar la puerta', te pido 'cerrar lapuerta', se me ha olvidado 'cerrar la puerta', (que pasa que no se puede 'cerrar la puerta'? etc. El hecho de que en muchos de estos casos la proposici6n no este formulada lingUfsticamente no tiene importancia;de todas maneras siempre es expresable. El problema de esta interpretaci6n -y con esto quisiera s610 dar alguna pista sobre sus Hmites- arranca del caso de la percepci6n, delcontaeto corporal con el Mundo: (se aplica 10 que hemos expuesto tambien a la percepci6n? (se puede decir quetambien la percepci6nde cosas reales funciona con una intencionalidad intensional siendola percepci6n una actitud proposicional mas? (es el n6ema perceptual una proposicion, bien es eierto que no expresada lingUlsticamente,aunque evidentemente expresable? (no podemos efectivamente decir 10 que vemos? Estas preguntas aparentemente sencillas, tienen un profundo alcance y en realidad viene a preguntar si percibimos lascosas mediante conceptos, 10 que serla tal vez el requisito latente ala posibilidad de expresar 10 que vemos. Por otro lado ya sabemos por la rustoria que la percepci6n objetiva - Wahmehmung- s6lo es posible segUn Kant mediante los eoneeptos del entendimiento. Pero ~cuaI es la postura de Husserl?Pues bien, para la lectura fregueana de Husserl, la percepei6n no es sino un caso mas en el que se cumple la teoda general que hemosexpuesto en los parrafos anteriores. Los dos ejemplos citados, tirar ~ agua y eerrar la puerta, se refieren los dos a acciones en las que estcl implicada la percepci6n, acciones pereeptivas de la vida real y no pareee detectarse por ello ninguna difereneia. Pero es que la interpre  - 50- Javier San Martin tacion fregueana tendda una base textual en el propio Husserl quearranca de las mismas Investigaciones l6gicas. En efecto, la diferenciafundamental en la fenomenolog1a entre sentido significativo y sentidoimpletivo de una percepcion obligarla a pensar la percepcion en lamisma Hnea expuesta anteriormente, con 10 que esa interpretacionencontrarla sus rruces ya en los primeros textos de Husserl. En efecto, una cosa se nos puede dar como algo meramente pensado no rea/mente dado; en ese caso de esa cosa tengo un sentido significativo; si ese senti do se curnple, se llena intuitivamente,entonces la cosa me es dada real mente, en S1 misma. Esta estructuradual de la conciencia seda basica segUn Husserl y hara acto depresencia a 10 largo de toda la fenomenolog1a. Andre de Muralt habasado en cierta medida en ella su temprana presentacion de lafenomenolog1a. Ahora bien, ah1 se nos va a plantear un problema serio: el sentidoimpletivo no seria un acto presentativo de la significacion sino la basepara 1a mediaci6n interpretativa de un material que de por S1 no tendria sentido, basandose para esto en las frases de Husser1 en las Ideas donde se dice que la Hyle no es intencional, e.d. que la materiade los actos intencionales por S1 misma no tiene intencionalidad y enque una intenci6n nunca est;!. real 0 totalmente cumplida, puessiempre arrastra menciones sin llenar, por tanto no dadas impletivamente. Con esto nos hemos metido de lleno en un esquema del conocimiento de caracter dpicamente constructivista, segUn el cual de larealidad solo nos vienen estlmu10s que han de ser descodificados, e.d.interpretados de acuerdo a los esquemas de descodificacion previosdel sujeto.Desde esta interpretacion fregueana se entienden perfectamentelos conceptos fundamentales de 1a fenomenologfa, tales como laepoje, que no es sino 1a operacion de poner entre parlmtesis el referente de los aetos, para quedarnos 5610 con 1a mediacion, con losnoemas. La reduccion por su parte es la conseeuencia de la epoje, e.d.la reduccion a los contenidos intencionales; por fin el idealisrnotrascendental es una filosoHa que tiene como presupuestos fundamen
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks