LÍ mm mu REVISTA CIENTÍFICA Y PROFESIONAL

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 10
 
  Año XXVI. Madrid 24 de Mayo de 1894 Núm. 21. LÍ mm mu REVISTA CIENTÍFICA Y PROFESIONAL PERI1C0 COiMGRIlDO í U DEFENSA DE IDS DERECHOS í INTERESES DE LA CLASE FARMACÉUTICA ESPAÑOLA Director: D. Francisco
Related documents
Share
Transcript
Año XXVI. Madrid 24 de Mayo de 1894 Núm. 21. LÍ mm mu REVISTA CIENTÍFICA Y PROFESIONAL PERI1C0 COiMGRIlDO í U DEFENSA DE IDS DERECHOS í INTERESES DE LA CLASE FARMACÉUTICA ESPAÑOLA Director: D. Francisco Marín y Sancho EL PRECIO DE SÜSCBICIÓN en Madrid y provincias es: Las suscricionea pueden hacerse en la REDACCIÓN, 10 pesetas un año; 5 pesetas semestre. CALLE DE SILVA, 49. SEGUNDO; Caballero de Gracia, 23, Ultramar y Extranjero, 20 pesetas al año. botica del Dr. Font; Sacramento, 2, botica; Santa Isabel, 5, Anuncios y comunicados á precios convencionales. farmacia del Dr. Gómez Pamo; en la del Sr. Gómez Manso, Toda la correspondencia al Director de LA FARMA Santiago, 9; en la del Dr. Somolinos, Infantas, 26; en las CIA ESPAÑOLA, calle de Silva, 49, segundo (esquina á la principales librerías, y también por medio de los corresi ponsales de de la Luna), Madrid. provincias. SE PUBLICA TODOS LOS JUEVES ADVERTENCIA Las oficinas de este periódico se han trasladado á la calle de Silva, núm. 49, 2. (esquina á la de la Luna). Eogamos á nuestros apreciables colegas que remitan los ejemplares de cambio á nuestro nuevo domicilio. MADRID, JUEVES 24 DE MAYO DE LA NUEVA FARMACOPEA SUIZA Consignado ya el juicio que ha merecido a un ilustrado compañero nuestro la parte correspondiente á la materia farmacéutica vegetal de la nueva farmacopea helvética, dehemos ahora poner aquí dos ó tres descripciones de primeras materias naturales á fin de que nuestros lectores puedan apreciar el trabajo realizado en la parte mencionada por la comisión que ha redactado este libro oficial. BÁLSAMO DE COPAIBA Bálsamo que fluye de incisiones practica- (1) Véase el número anterior. das sobre el tronco de muchos árboles del género COPAIFERA. Deben preferirse las especies espesas, ricas en resina, que tengan un peso específico mínimo de 0,96 y que procedan principalmente del C. OFFICINALIS L., del 0. GUIANENSIS Desfontaines y del O. GOBIAGEA Martius, originarias de las comarcas ecuatoriales del norte y del este de la América del Sur. Líquido transparente, más ó menos espeso, de un color que varía del amarillo al pardo-amarillento, de olor de barniz y de un sabor ligeramente amargo y acre. Es un poco fluorescente y da una solución clara y á lo más opalescente con el cloroformo, el éter de petróleo, el alcohol amílico y el alcohol absoluto. Si se agita el bálsamo de copaiba con cinco veces su peso de agua tibia, la mezcla obtenida se enturbia, y si se expone durante algunos instantes á la temperatura del baño de maría, el bálsamo se separa bajo la forma de una capa transparente. Si se calienta uno ó dos gramos del bálsamo en una cápsula plana, desde luego al baño de maría, enseguida, durante algún tiempo, á 150 por lo menos, no debe percibirse olor de trementina, ni el de la colofonia fundida, ni el de aceite graso; 322 LA FARMACIA ESPAÑOLA queda un residuo amorfo, transparente, que se desprende en pedazos y da con el éter de petróleo una solución clara y con el alcohol una solución en la cual no deben percibirse gotas de aceite. Cuando se somete á la destilación, á fuego desnudo, 20 ó 25 gramos de bálsamo de copaiba, en el cual se ha sumergido un hilo de platino arrollado en espiral hasta que al menos se hayan obtenido 5 gramos de aceite esencial, las fracciones medias y lo mismo las últimas, disueltas en diez á veinte veces su peso de sulfuro de carbono, no debe absolutamente colorearse en violeta púrpura cuando se agita con algunas gotas de una mezcla de partes iguales de ácido nítrico y sulfúrico (bálsamo de gurjun). FRUTO DE ANÍS ESTRELLADO [Badiana]. ILLICIUM VERUM Hooker filius. El fruto, ordinariamente compuesto de ocho carpelos vertilizados alrededor de un eje central. La cara externa es rugosa, de un color pardo pronunciado mate; la cara interna de un oscuro menos pronunciado, liso y brillante. Cada carpelo está comprimido por los lados, muy abombado por la sutura dorsal, poco por la ventral, de base ancha y acuminada en punta corta, recta, frecuentemente obtusa. Los carpelos contienen cada uno un grano reluciente, oval, duro y de un color amarillooscuro. Olor y sabor anisado. Hay que cuidar de no confundirle con el fruto más pequeño y venenoso del ILLICIUM RELIGIOSUM Sicbold (badiana del Japón), que se reconoce por sus carpelos ventrales muy abombados y acuminados, de granos menos planos y de sabor muy distinto, menos dulce anisado, de una acritud especial, pronunciada, que concluye por ser aromático y amargo. RAÍZ DE IPECACUANA CEPHASLIS IPECACUANHA A. Richard. Las raíces adventicias, exteriormente pardas ó gris-parduzcas, onduladas, gruesas, de dos á cinco milímetros, y provistas de anillos en rodetes cerrados. La corteza gruesa, rica en almidón, se desprende con facilidad, no presenta radios sobre el corte transversal; rodeada de un núcleo leñoso blanquecino, grueso, de un milímetro, pesada y desprovista de médula. La corteza, principalmente cuando se pulveriza, tiene un olor nauseoso especial y un sabor desagradable amargo. Un gramo de polvo de ipecacuana, adicionado de alcohol diluido de modo que se obtenga una mezcla flúida, infundido durante una hora con 50cc de agua caliente, da un líquido, del cual algunos centímetros cúbicos, después de la filtración y adición de 10 á 20 gotas de ácido pícrico, se vuelve completamente turbio, dejando depositar en breve tiempo un precipitado amarillo. Este mismo líquido filtrado, casi incoloro, mezclado con V5 de ácido clorhídrico diluido, se colora en amarillo-naranja vivo con un poco de clorato potásico y presenta una fluorescencia de color débilmente rojizo. Para determinar el título en emetina, que debe ser al menos de 2,25 á 2,5 por 100, mézclense, en un matraz pequeño, dos gramos de polvo de ipecacuana con 10cc de agua y una gota de ácido clorhídrico diluido, agítese, añádase 30cc de alcohol, póngase en un tubo de cristal sobre el matraz y digiérase al baño de maría durante media hora. Déjese enfriar, fíltrese, lávese con 20cc de alcohol, colóquese el líquido filtrado en una cápsula de porcelana que contenga 20cc de agua y dos gotas de ácido clorhídrico diluido, evapórese el alcohol y lávese con cantidad suficiente de agua para hacer un total de 50ce de líquido. Añádase 15cc del reactivo de Mayer (solución normal al V100), déjese depositar el precipitado, fíltrese 5CC de líquido y añádase dos ó tres gotas del reactivo. De nuevo deberá producirse precipitado. Cuando se trate de la preparación del polvo, ya sea fino, ya grueso, hay que separar el núcleo leñoso insípido, de tal suerte que sobre 100 partes de raíz se produzca próximamente 15 de desperdicio. RIZOMA HYDRASTIS HYDRASTIS CANADENSIS L. El rizoma y sus raíces adventicias. Es largo, de 3 á 4cm, grueso de cerca de 0,5 centímetros, surcado en el sentido de su longitud, marcado de anillos, algunas veces en rodete. Lleva ramificaciones cortas y restos del tallo, es exteriormente gris-amarillento y al interior amarillo-ver- LA FARMACIA ESPAÑOLA 323 doso intenso y se corta como la cera. El corte transversal del rizoma es radiado y muestra, dentro de una corteza ancha, hacecillos leñosos estriados, de radios medulares anchos y una médula grande. Las raíces adventicias numerosas, granulosas, friables, poseen un pequeño núcleo leñoso casi cuadrado. El sabor de la droga es francamente amargo. Si se reduce á la mitad, por evaporación, una infusión de 1 parte de raíz por 10 de agua caliente y se añade á 5CC de líquido así obtenido, lcc de ácido nítrico, se produce bien pronto un precipitado bajo la forma de pequeños cristales amarillos bien formados. Cuando se diluye la infusión al céntuplo del peso de la raíz, se obtiene un líquido aún coloreado en amarillo que, mezclado con 0,50 vol. de ácido sulfúrico y tratado por vapores de bromo, se colora en rojo de sangre persistente á partir de la superficie. No son muchos los medicamentos modernos introducidos en la nueva farmacopea suiza, y asimismo puede decirse que la comisión redactora ha prescindido de no pocos medicamentos complexos que aún figuran en los códigos farmacéuticos y algunos de los cuales son de uso corriente en la práctica médica. No obstante, abarca buen golpe de unos y otros, los necesarios al menos para subvenir bastante bien á las exigencias actuales del ejercicio de las profesiones médicas. Se ha adoptado en esta farmacopea el orden alfabético con arreglo á la nomenclatura latina, y sin hacer división alguna, á semejanza de la mayor parte de las demás farmacopeas oficiales, exceptuando, entre otras, la española y la francesa; y por ese mismo orden copiaremos nosotros las fórmulas, procedimientos de preparación y descripciones de los medicamentos nuevos y de los complexos que, en nuestro sentir, convenga á los prácticos conocer, sin hacer, por consiguiente, grupos que, por otra parte, tratándose sobre todo de las llamadas preparaciones galénicas, se marcan bien en el orden adoptado y aun en algunos se describen en general los medicamentos que comprenden, como los extractos, jarabes, aceites, emplastos, aguas destiladas, cocimientos, infusiones, etc., etc. Y ya pasamos á copiar lo que nos ha parecido interesante del texto de esta farmacopea. ACETANIUDA {Antifebrim.) Anilina 2 Acido acético 3 Introdúzcanse estas sustancias en an novísima matraz provisto de un tubo para el enfriamiento del aire; hágase hervir hasta que una pequeña muestra solidifique rápidamente y por completo, lo se que exige cinco horas próximamente. Viértase la masa en agua fría, fíltrese, hágase cristalizar en agua caliente hasta que se obtenga un producto cuyo punto de fusión sea constante. Láminas incoloras, brillantes, de un sabor ligeramente picante, que se funden á solubles en 200 partes de agua fría, 18 de agua hirviendo, 3,8 de alcohol, fácilmente solubles en el éter y en el cloroformo. Cuando se calienta un poco de antifebrina con solución de potasa cáustica hasta que se perciba bien el olor de anilina, se deja enfriar y se calienta de nuevo con algunas gotas de cloroformo, se desenvuelve el olor desagradable y penetrante de la fenilcarbilamina. La solución acuosa de antifebrina se colora en rojo pardo pronunciado cuando se la hierve con algunas gotas de percloruro de hierro; si se añade ácido clorhídrico, la solución debe tomar de nuevo el color amarillo pálido. La solución acuosa preparada en frío debe ser neutra y no colorearse por el percloruro de hierro. Con el ácido nítrico debe dar una solución incolora (la fenacetina da una solución amarilla); lo mismo debe conducirse con el ácido sulfúrico. Calentada debe quemarse sin dejar residuo. ACIDO AQAKÍCICO {Agaricina). Polvo blanco, micro-cristalino, casi inodoro é insípido. -Se funde á 130, coloreándose en amarillo; calentado con más fuerza desprende vapores blancos, y finalmente, calcinado se quema sin dejar residuo. Es poco soluble en frío en el agua, alcohol, éter, cloroformo y sulfuro de carbono; se disuelve bien en el cloroformo y en las legías alcalinas, aun las muy diluidas. Se disuelve completamente en caliente, dando soluciones incoloras en el ácido y éter acéticos y en la esencia de trementina, así como en 6 partos de alcohol. próximamente Calentado con SO-ÍOO partes de agua, el ácido agarícico se hincha, forma una jalea y se disuelve, dando un líquido incoloro que forma abundante espuma y es de reacción débilmente ácida. Este 324 LA FARMACIA ESPAÑOLA líquido da con los ácidos precipitado blanco, y no se colora ni se enturbia por la adición de Vio ^e su volumen de ácido tánico. La solución acuosa, preparada como se ha dicho, se enturbia por el enfriamiento y toma el aspecto de engrudo. Debe conservarse con precaución. Dos. max. simpl. : 0,03 gramos. Por día: 0,4 gramos. ACIDO FÓRMICO 5cc. de ácido deben ser neutralizados por 28 á 29cc. de sosa cáustica (40 gramos de hidrato de sosa por litro) lo que corresponde á 24 ó 25 por 4 00 de ácido fórmico. El olor y el sabor de la solución neutra no deben ser empirenmáticos. Para reconocer el ácido acético, se digiere con óxido de plomo el ácido fórmico, se filtra el líquido, se evapora y se agota por el alcohol. Evaporado éste y calentado el residuo, no debe producir olor de acetona. GRASA DK LA LANA (Lanolina.) Es la giasa déla lana del carnero purificada. Inodora, amarillenta, se funde de 35 á 36, dando un líquido casi trasparente. Mezclada con 30 á 40 por 100 de agua, fórmase una masa untuosa, blanquecina y tenaz {Lanolina). Si se disuelve decigramo de grasa de lana en 5cc- de cloroformo, y si se vierte esta solución con precaución sobre un volumen igual de ácido sulfúrico, se forma en el punto de contacto de los dos líquidos una zona de color rojo pardo vivo, que adquiere su máximum de intensidad al cabo de veinticuatro horas. Si se calienta, en un matraz pequeño, 2 gramos de grasa de lana con 10cc. de solución de sosa cáustica, colocada una tira de papel de filtro humedecido con una gota de fenolftaleina en el cuello del matraz, no debe colorearse en rojo. Una solución de 2 gramos de grasa de lana con 20cc. de éter de petróleo, adicionada de 5 gotas de fenolftaleina, no debe exigir más de 0,6cc. del licor decinormal alcohólico de sosa cáustica, para tomar una coloración roja estable (ácidos grasos libres). Esta lanolina, es el esipo de nuestras farmacopeas, el cual, como es sabido, se purifica desliendo el esipo impuro en la suficiente cantidad de agua hirviendo para formar una papilla líquida; se pasa por un lienzo claro con expresión y se evapora hasta consistencia de extracto blando. VALERIANATO AMÓNICO LÍQUIDO {Liquor ammonii Pierlot.) Acido valeriánico 3 Extracto de valeriana 4 Agua i. 95 Carbonato amónico, c. s. para saturación. Si se adiciona algunas gotas de ácido nítrico, no debe enturbiarse inmediatamente por el nitrato bárico ó por el nitrato argéntico. Precipitado por el percloruro de hierro, el líquido no debe tomar coloración roja. ANTIPIRINA Láminas cristalinas, incoloras é inodoras, de un sabor algo amargo, pero no acre, que se funden á M20, solubles en menos de una parte de agua fría, en una parte próximamente de alcohol ó de cloroformo y en 50 de éter. Dos gotas de ácido nítrico fumante coloran en verde 2CC. de solución acuosa de antipirina á uno por ciento; una tercera gota del mismo ácido añadida á la solución hirviendo, la colora en rojo. 2CC de una solución acuosa al milésimo se colora en rojo por una gota de percloruro de hierro y en amarillo claro cuando se añade enseguida 40 go tas de ácido sulfúrico. Mezclando una solución acuosa á 5 por 400 de antipirina, con una solución á 2 por 4 00 de cloruro mercúrico, se produce un enturbiamiento blanco que desaparece por el calor y reaparece por el enfriamiento. La solución acuosa de antipirina debe ser neutra, incolora y no debe alterarse por el hidrógeno sulfurado. Calentada, debe quemarse sin dejar residuo. AGUA DE AZAHAR Producto comercial, de olor suave y que no debe dar coloración con el hidrógeno sulfurado ni con el sulfuro amónico ni dejar residuo por la evaporación. La adición de algunas gotas de ácido nítrico, debe producir una coloración roja manifiesta. AGUAS DESTILADAS Prepáranse por destilación al vapor con las sustancias bien divididas y sin previa humectación. Deben ser incoloras ó ligeramente opalescentes, no f/oconosas, sin empireuma, ni vestigios metálicos, sales calcáreas y ácidos inorgánicos, y ofrecer el olor caracte - rístico de la droga empleada. Las aguas concentradas se reponen en pequeños frascos bien secos y deben diluirse al tiempo de la dispensación en la proporción de 1=10. Si se agitan 10 partes de un agua destilada con 3 partes de aceite de almendras dulces, la parte acuosa, después de separados los líquidos, debe tener el olor propio de la droga empleada. Deben renovarse todos los años; y en las que tienen una titulación fija, debe ésta com- LA FARMACIA ESPAÑOLA 325 probarse al menos seis meses después de su preparación. Se conservan al abrigo de la luz y del calor. AGUA DE LAVRO-GBRASO Hoja de laurel cerezo fresca, recolectada poco antes de la floración 400 partes. Divídase, contúndase, destílese al vapor y recíbase en un frasco que contenga Alcohol.. 5 partes. para obtener un peso total de 100 Debe contener i parte de ácido cianhídrico por 100 de agua, y conservarse con cuidado al abrigo de la luz. AGUA DE SALVIA CONCENTRADA Hoja de salvia fresca partes. Destílense 100 Añádase alcohol 2 Rectifiqúese para obtener.. 10 En defecto de la salvia fresca empléense 10 partes de hoja seca. Del mismo modo se preparan las aguas concentradas de flor de saúco y de tila. SALICILATO BÁSICO DE BISMUTO Polvo blanco amarillento, amorfo, insoluble en el agaa; si se agota por el alcohol ó el éter, estos disolventes no deben colorearse en violeta por el percloruro de hierro (ácido salicilico libre); pero sí debe producirse la coloración violácea, cuando se introduce la sal en una solución diluida de percloruro de hierro. Si se calientan 5 decigramos de la sal con una pequeña cantidad de sosa cáustica, se filtra, se sobresatnra el líquido filtrado por el ácido sulfúrico diluido, se añade un pedazo de zinc y algunas gotas de ioduro de cadmio almidonado, no debe producir coloración azul (nitrato). Si se calienta al rojo débil 1 gramo de sal en un crisol de porcelana hasta carbonización, se disuelve el residuo en ácido nítrico, se evapora á sequedad y se calienta al rojo hasta que el peso sea constante, debe obtenerse al menos 6 decigramos de óxido de bismuto. ALCANFOR MONOBROMADO ^canfor,15 partes. Bromo \q _ Añádase poco á poco el bromo al alcanfor y cuando comience la liquefacción, caliéntese la mezcla al baño de maria, hasta que el desprendimiento, al principio muy vivo, de ácido bromhíanco, haya cesado casi por completo, lo cual ocurre al cabo de 2 ó 3 horas. Agítese enseguida con agua caliente: después del enfriamiento retírese el liquido con una pipeta y hágase cristalizar en el alcohol hirviendo. Agujas ó escamas incoloras, de olor de alcanfor, fusibles á 76, apenas solubles en agua, difícilmente en la glicerina, más fácilmente en el éter, cloroformo y los aceites grasos; solubles en 15 partes de alcohol. Cuando se funde un poco de alcanfor bromado con carbonato sódico y nitro, si se disuelve la masa fundida en el agua acidulada con ácido nítrico, el nitrato de plata determina en el líquido un precipitado blanco amarillento de bromuro de plata. La solución de alcanfor bromado en el ácido sulfúrico frío es amarillenta; los cuerpos disueltos quedan libres sin otra modificación. El agua, agitada con el alcanfor bromado, no debe enturbiarse de un modo apreeiable por el nitrato argéntico. Calentado, el alcanfor bromado debe volatilizarse completamente. OXALATO DE CERIO Polvo blanco, microcristalino, insoluble en el agaa y en el ácido oxálico, soluble en los ácidos clorhídrico y nítrico. Calcinado, deja una masa amarillo-rojiza que debe disolverse casi sin efervescencia en el ácido sulfúrico diluido en su volumen de agua. La solución sulfúrica da con una solución concentrada de sulfato potásico un precipitado amarillo cristalino. Calentado á la ebullición con la solución de potasa cáustica, el oxalato de cerio da una solución que, acidulada por el ácido acético, precipita por el cloruro bárico. Las soluciones ácidas del oxalato de cerio no deben precipitar por el hidrógeno sulfurado. SALIGILATO DE QUININA Pequeños cristales prismáticos, incoloros, solubles en 250 partes de agua y en 25 de alcohol, muy solubles en el cloroformo. La solución acuosa, saturada en frío, posee un sabor amargo; algunas gotas de ácido sulfúrico diluido la comunican una fluorescencia azul; una pequeña cantidad de percloruro de hierro la colora en rojo violáceo. El salicilato de quinina, mezclado con los ácidos minerales concentrados, debe colorearse apenas en amarillo; debe presentar las reacciones de la quinina/cuando se tratan 5 decigramos de sal por algunas gotas de ácido nítrico y 25cc. de agua y se filtra después de una viva agitación, el liquido obtenido no debe enturbiarse más que débilmente por los nitratos de plata y de bario. Para a
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks