LA LECCIÓN DEL ÁGUILA ESPECIAL

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 81
 
  PARA TODO EN LA VIDA, NECESITAS APRENDER Y APLICAR LA LECCIÓN DEL ÁGUILA ESPECIAL
Related documents
Share
Transcript
  LA LECCIÓN DEL ÁGUILA ESPECIAL... Hace decenas de milenios, cuando aún no conocemos el devenir de la Historia, porque noexistían recursos escritos ni transmisión verbal de los acontecimientos, en este mundo, lasaves no volaban.Las aves no volaban y permanecían a ras de suelo sin pensar siquiera en su potencial.Todos los tipos de aves que existían se miraban unas a otras perplejas al observar susdistintas formas físicas. Pero ninguna volaba.De entre todas estas especies había una especialmente destacada por su arrojo, suvalentía a la hora de cazar a ras de suelo el sustento diario de su especie. Eran las águilas.Pero tampoco las águilas volaban. Tan sólo eran más grandes y fuertes que el resto de suscompañeras de especie, cosa que se notaba en su velocidad de desplazamiento sobre elterreno y su inteligencia a la hora de abrir agujeros en tierra en los que hacer refugios.De entre todas las águilas que habitaban la Tierra, había un especímen concreto quesiempre parecía estar separado del resto. Este ejemplar nunca seguía la llamada de sugrupo, no comía en compañía de los suyos ni cazaba ratones a las mismas horas que elresto. Sencillamente, era un espíritu libre que vivía apartado y solitario. Nunca se le veíaen compañía del resto.Un día, este ejemplar miró al cielo, cosa que no hacían el resto de las águilas de su  camada ni los ejemplares de otras especies de aves.Se maravilló al ver tanto espacio, tanto azúl, y tanta libertad como debía haber ahí arriba. A tan sólo unos palmos del suelo.Las águilas que la rodeaban de lejos comenzaron a murmurar entre ellas en su idiomaincomprensible para el resto de seres. Incluso se atrevieron a decirle a su extraño eindependiente amiga que lo mejor que podía hacer era olvidarse de mirar arriba. Ahí nohabía alimento... Todo lo que necesitaban estaba en el suelo.El águila independiente no se inmutó ante los comentarios de sus hermanas de especie. Al poco tiempo, comenzó a expandir sus alas y su majestuoso plumaje empezó a serondulado por el viento que, por primera vez, entraba en sus extremidades desplegadas.El espectáculo incluso impresionó más al resto de águilas y otras aves que la mirabansorprendidas. En esta ocasión, incluso ejemplares de otras especies se unieron a losconsejos: ¡ No gastes tus energías! ; ¡Nada se puede hacer excepto buscarrefugio y alimento en tierra! . Pero el águila independiente, que siempre estaba sola y jamás atendía al resto del grupo, continuó con su ejercicio de majestad.Comezó a avanzar corriendo al tiempo que desplegaba por completo su aerodinámicofísico hasta que poco a poco se elevó unos palmos del suelo. Ante la incrédula mirada del resto de aves, el clamor comenzó a crecer por todas partes: ¡Te vas a matar! ; ¡Eso no se puede hacer! ; ¡Es imposible! ... Eran lasexclamaciones que surgieron por todas partes en distintos dialectos animales y formasguturales a ras de suelo.El águila no miraba al suelo, sólo estaba atenta a los cielos y poco a poco fue ganandoaltura, impasible al ruído de los que la pretendían desanimar.Esa misma jornada este maravilloso especímen alcanzó la cumbre de una montañacercana, desapareciendo por completo del campo de visión de su grupo y del resto deespecies animales. Ya no se oían sus voces, ya los graznidos habían cesado. Ella eradiferente y ocupaba, al fin, el lugar reservado a los sueños.  Cuando se posó sobre una roca en la cima de la montaña que acababa de conquistar, unadiminuta oruga se le acercó extrañada al ver por primera vez aquel animal alado poraquellas latitudes. Sin pensarlo dos veces, le espetó: Tú no perteneces a este lugar ; Este sitio no te corresponde .Como había hecho durante toda su vida, el águila no giró siquiera su cabeza. No atendióal reproche, no mostró emoción o intranquilidad alguna.La oruga extrañada ante tal ejercicio de inmutable independencia, al sentirse ignorada porcompleto, trepó a su lomo y esta vez, el águila sintió el cosquilleo de la oruga queescalaba por su cuerpo y giró su testa hacia donde se encontraba el diminuto visitante.Entonces la oruga lo comprendió todo: Aquel águila era sorda .  VARIAS MORALEJASNOS PRESENTA ESTA HISTORIA: 1º.- HAZTE EL SORDO ANTE TODO EN ESTE MUNDO QUE NO SE CORRESPONDA CON ELIDIOMA QUE TE DICTAN TUS SUEÑOS. 2º.- VE A POR TU OBJETIVO, ASÍ SE CAIGA EL MUNDO. 3º.- QUE NADIE LO HAYA HECHO ANTES NO SIGNIFICA QUE NO SE PUEDA HACER. 4º.- DESDE LUEGO, QUE NADIE SE HAYA ATREVIDO A HACERLO, NO SIGNIFICA QUE NOSE PUEDA HACER. 5º.- CUANDO VUELES EN LA DIRECCIÓN Y ALTURA DE TUS SUEÑOS, INCLUSO LOS MÁS ALTOS SONIDOS DE LOS COBARDES DEJARÁN DE SER OÍDOS. SE HABRÁN PERDIDOMUY ABAJO. 6º Y MÁS IMPORTANTE: INCLUSO UNA CARENCIA, UNA MALFORMACIÓN O UNA APARENTE MINUSVALÍA PUEDE CONVERTIRSE, PRECISAMENTE, EN EL FACTOR QUE TEPERMITA LOGRAR TUS SUEÑOS.Espero que os sirva la historia del águila sorda.  
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x