La estructura y dinamismo del empleo de los profesionistas

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 4
 
  La estructura y dinamismo del empleo de los profesionistas
Related documents
Share
Transcript
  2.2 La estructura y dinamismo del empleo de los profesionistas El mercado laboral de profesionistas en México ha sido consecuencia de un acelerado y dinámico proceso de formación de profesionales por parte de las instituciones de educación superior, frente a un desempeño inestable de nuestra economía en términos de crecimiento económico (Plan nacional de desarrollo 2012). Aquí retomamos la teoría del capital humano en función de la educación y la segmentación del mercado en donde se intenta explicar la interacción entre la educación y el empleo. Sin embargo, la realidad social nos muestra a un mercado que tiene desajustes para quienes tienen un título de educación superior, entre la competencia adquirida y las características del puesto de trabajo. La formación y el empleo adquiere actualmente nuevas dimensiones de cómo funciona el mercado laboral y el papel de la formación como filtro selectivo en la inserción laboral, se debe a que hoy en día la educación superior ha jugado el papel de productora que requiere el aparato productivo. Este papel ha estado mediado por el propio mercado laboral el cual es dinámico y contradictorio a la vez, por las tradiciones propias de la universidad que le hacen cumplir a cierta distancia, esta función estructural (Mungaray, 2001). Díaz Barriga (1985) menciona que las empresas establecen ciertos criterios y valoraciones, no necesariamente explícitos, ya que muchas veces no son considerados cuando los pasantes solicitan empleo. Al solicitar algún puesto es necesariamente la experiencia, para poder laboral, ya que el mundo del trabajo no funciona conforme a una racionalidad total. La dinámica del mercado es tan cambiante que muchas veces si el mercado solicita administradores en su momento y hay una alta demanda de egresados de contadores no a todos los va a absorber y si lo llega hacer van a ser empleos de baja calidad ya que el mercado no tiene la capacidad de absorberlos a todos. La dinámica del mercado es un resultado de estrategias en donde intervienen mediaciones diversas: edad, sexo, y formación. Se puede decir que la formación, juega un papel estratégico para regular el acceso a los empleos, sin embargo también el mercado excluye tanto a profesionales como a aquellos de menor escolaridad, el cual el tener un mayor nivel académico puede funcionar como un control para el acceso al mercado laboral Se podría mencionar que existen elementos que se toman formalmente en cuenta para la asignación de una vacante (Díaz, 1985:97): ã  La definición del perfil de puesto implica: la evaluación para un puesto. Se define el puesto adecuado para la persona adecuada. ã  Las personas tiene que estar en el puesto correspondiente. Si una persona tiene estudios de maestría, especialización u otros estudios que no los requiere para su puesto estos estudios se desprecian. Existen tres formas que pueden asumir la “estratificación del empleo” (Valencia, 1999:148):   ã  Empleo de tiempo completo, pero con ingresos insuficientes,  ã  Sobreocupación y horas extras, este fenómeno ha tenido el efecto de reducir las posibilidades de creación de nuevos empleos productivos, estimulando el deterioro de los mercados de trabajo y el aumento de desempleo; ã  Subempleo e ingresos bajos, está constituido por aquellas personas que se ven obligadas a laborar, precariamente. El rasgo característico de la época actual es el cambio. Condicionado por la necesidad de tener una mejor económica y calidad de vida, el trabajo profesional esta hoy sujeto a una transformación. (Gerhard, Bunk, 1994) Desde el punto de vista social, observamos la utilidad de obtener un título para poder soportar las incertidumbres propias del mercado de trabajo, especialmente en un momento en el cual los nuevos aires provocan efectos no deseados en la fuerza de trabajo. En este contexto, la formación, entendida como nivel educativo, constituye un punto de estatus social contribuyendo, así, la estructuración social. Sin embargo las posibilidades disponibles para insertarse laboralmente fuera de la universidad no tienen un lugar prominente durante la formación universitaria, y es por ello que la inserción al mercado laboral debe ser gestionada de manera individual. En ese contexto se puede entender que la sociología a diferencia de otras profesiones muchas veces no existen trayectorias laborales como es el caso de otras profesiones. Sin embargo a pesar de ser una profesión ofertada dentro de las universidades públicas. Lo cual da pie a debatir si realmente ha estado alejada o no de la sociedad, y en qué términos se habla de este alejamiento; debido a que la concepción de la universidad pública implica una vinculación social, es por ello que resulta difícil pensar que se tiene un desconocimiento, cuando está a estado vinculada con las demás profesiones. Sin embargo aquí habría que preguntarse su vinculación de la sociología con su objeto de estudio, como ha sido su vinculación y cuál ha sido su convivencia. Pero si bien es cierto, no hay un reconocimiento social para la sociología fuera de sus ámbitos de desempeño, no reconoce el ejercicio laboral o profesional del sociólogo. Rojas 1982, (citado por Zurita, 2006:9) “El desempeño tradicional del sociólogo se verifica predominante en el sector educativo y el sector gobierno. Sin embargo la legitimación no se limita a espacios típicos del desempeño profesional del sociólogo o a los esfuerzos existentes de la universidad en promoción de la profesión. Debe extenderse a aquellos ámbitos de la vida cotidiana, pero sin que ellos se agote. El socializar el trabajo del sociólogo por los propios sociólogos constituye en sí misma una estrategia para la consecución del reconocimiento social de la disciplina. Claro que es necesario que los sociólogos deseen o puedan desempeñarse como sociólogos, que sean sociólogos que posean competencias para llevarlo a cabo como anticiparse a problemas actuales y emergentes” (Zurita Rivera, 2006) . De esta manera se afirma que en la actualidad los sistemas educativos entran en conflicto. Una tensión entre su historia, procesos, prácticas y concepciones que, paulatinamente son desconocidas, básicamente por las políticas educativas de corte neoliberal, que se han constituido en el basamento para la difusión de la pedagogía pragmática y el proyecto educativo derivado de la modernización (Díaz Barriga 1995). De esta manera la educación pasa a ser vista como una inversión y el obtener un empleo al término de la carrera y el trabajo pasa a ser un indicador de que el sistema educativo funciona de manera positiva, cuando en realidad se observa que existe  una absorción en el mercado laboral pero de manera desigual ya que no es lo mismo pertenecer a una carrera que tenga mayor demanda y que requiere el mercado que una carrera menos demanda. Sin embargo la función que desempeña el sistema educativo en la sociedad; en función de la educación profesional es entendida como la tarea social que a través de la evolución histórica le ha conferido al sistema, en donde la educación profesional se realiza en una educación formal, misma que será impartida en una institución social llamada escuela y esta extiende y legitima la adquisición de títulos, y a la vez este garantiza al individuo tenga conocimientos, habilidades y destrezas para competir en el campo laboral . Para este trabajo la función de la educación profesional gira en torno a la formación de seres humanos con competencia, habilidades y conocimientos.
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks