Kayeseleccion Ilovepdf Compressed

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 7
 
  Kaye que le deben los historiadores marxistas a marx
Related documents
Share
Transcript
  (  I   \   \ H RVEY J K YE lOS HISTORI DORES M RXIST S  RIT NICOS Un análisis introductorio Edición y presentación a cargo de JuliánCasanova Universidad de Zaragoza, 1989   Introducción  f ¡; Cuanto más sociológica se haga la historia y más histórica se haga la sociologíatanto mejorpara lasdos. E.H. CalT, What is History? 1 Desde haceunos cuantos años la historia y la sociología se han visto envueltas en una relaciónsimbiótica, puesta de manifiesto porel crecimiento y desarrollo della historia social y la sociología histórica. Ellorepresenta un cambiobastanteradical enla práctica de cada una de estas disciplinas y, especialmente, en las relaciones entreellas. Como evidenciapodríamos considerar el incremento de revistas en este área. Enun principio la únicaque existía en inglés era Past   Present, fundada en1952 por cuatro de los historiadoresestudiados en estelibro, y Compara ti ve Studies in Society andHis tory, aparecida unosaños después. Ahora tenemos,además de estas dos revistas pioneras, Joumal of SocialHistory, Review, Joumal oflnter-disciplinary History,Social History, y SocialScience History porcitar, de entre las nuevas revistas, las histórico sociológicas de carácter más internacional. Incluso una ojeada a las revistastanto de historia comode sociología vendrá a demostrar un renovadointerés por las cuestiones históricas informadas porla sociología y porlos asustassociales con perspectiva histórica.También estanueva relación ha dadolugar a la aparición de varios libroscomo son, SocioJogy and Historyde Peter Burke, As Sociology MeetsHistory de CharlesTill y Y Historical Sociology de Philip Abrams .Incluso aunquemuchos historiadores recha zaran la idea arribacitada de E.H. Carr, y aunque otros muchos sociólogos disintieran dela declaración de D.Wright Mili en The Sociological Imagination  de quetoda ã La referenciaexacta delos libros y artículos de revistaincluidos en esta obra. queesrán editados en castellano. puede encontrarse en la bibliografía que aparece al final deeSlas páginas(Nota del ediTOr). 1 E.H. Carro WhatisHislOI)'?Harmondsworth. Penguin. 1964. p. 84. Originalmente 1961 : P. Burke. Sociology and HislOI)'.Londres. GeorgeAllen and Unwin. 1980: C. Tilly. As SociologyMeets HislOI)'. Nueva York. Academic Press.1981: yP .. -\brams, Historical Sociology. Somerset, OpenBooks.1982.  '( ) 4 HARVEY J. KAYE LOS HISTORIADORES MARXISTAS BRITANICOS 5S I sociología que se precie de tal ha de sersociologíahistórica J, sin embargo,las afirmaciones de Carr y Milis queen 1960 fueran consideras radicales(por no decir absurdas) son vistasahoracomo muy ciertas (al menos en algunos círculos). Perotodavíaperdura un problema importante en la relación que se ha establecido entre las (supuestamente independientes)disciplinas dela historia y la sociología, debido, enbuenaparte, sin duda, a los puntos de vista que historiadores y sociólogossiguenmanteniendo en relacióncon la materiapropia y la ajena. Como observa Gareth StedmanIones ~ tanto por parte delos historiadores como de los sociólogos, hayuna fuerte ten dencia a considerar la sociología como fuente de métodos y teorías, y la historia como fuente de datos,estudio de casos, o ilustraciones del pasado (en oposición al presente) sobrelosquela teoría sociológica ha de ser verificada. Se acepte (comoyo mismo hago) o nola propuesta hecha porPhilipAbrams y AnthonyGiddenssegún la cual la historia y la sociología, adecuadamente concebidas, nosondos materias independientes sinounasola 5, la relaciónentre ellas es demasiado limitada y, también, de interpretaciónestricta. En primer lugar,paraser claro, la teoríasociológica es de desigual calidad. Segundo, y estepunto ya se ha debatido con anterioridad, ia historia ha sido una disciplina tan teórica como la sociología, a pesar delos continuos desmentidos.Así pues, los historiadores pueden ofrecer a la teoríasocial tantocomo los sociólogos. La falta de rigor de las aportaciones que los historiadores hayan podido hacera la teoría social no hasido carcterística solamente delos especialistas no marxistas.Estoes,hasta hacepocosaños 6, los estudios marxistasdelpensamientosocial no han sabidoreconocer el trabajo teórico de los historiadores(incluso de los marxistas), a pesar dela importanciacapital dela historia en el pensamiento y enla obradelpropio Marx. Asípues, en trabajos por lo demás exhaustivos y estimulantes como Considerations on Westem Marxism de Perry Anderson 7, no se incluyeningún criterio de historiografíamarxista comoapoyoteóriconecesario(Debe señalarse, sinembargo, que Andersonreconoce quela historiografía marxistatiene que ser reconsideradaprecisamente en estosaspectos) . En mi libro he partido del supuesto de que los historiadores tienentanto que contribuir a la teoríasocial como los sociólogos (y, añadiría, los filósofos). Pero, claroestá, de la mismamanera que no todaslas teorías de los sociólogos sonigualmenteválidastampoco lo son todas las delos historiadores. . J C. WrightMilis. The Soci%gica/lmaginarion. O~ford. O~ford UniversityPress. 1959, p. 146 , G. SledmanJones. From HistoricalSociology lO Theoretic History . 8rirish ¡ouma/ 01 Soci%gy, 27 (Septiembre1976). pp. 295-305. ; P. Abrams. Hístoric;¡J Soci%gy, y A. Giddens. Centra/ Problems in Sacia/1heory, Londres. Macmillan, 1979. b En particular, como consecuencia dellrabajo realizadopor especialistas enelCentre for ContemporaryCulturalStudies. quedebatiremos a lo largo de este libro. la relación entre la historia y la teona se ha convertido en un lema importante en los debates mmistas británicos desde fmales de la década de los setenta. P. Anderson. Considel1Jtions on Westem Marxism, Londres. New LeftBooks. 1976. , ¡bid .. pp.II-12. Asimismo Andersonseñala el  grancalibre dela historiografía mmista británica (p.102). Proyectadoenpartecomo una contribución al continuo y progresivodesarrollo dela simbiosisentre la historia y la sociología. esteestudio presenta una introducción y unarevisión, así como un examen de los historiadoresmarxistasbritánicos. Con  historiadores marxistas británicos , me refiero especificamente a Maurice Dobb, un economista quehizo importantesaportaciones a la historia económica;RodneyHiltoncuyas contribuciones se han dirigido en particular al campo dela historia medieval y estudio del campesinado; Christopher HUI, cuyaobra ha remodeladonuestraidea de la RevoluciónInglesadel siglo diecisiete; Eric Hobsbawm, queha trabajado en diversoscampos dela historia,pero de formamas destacada en los estudios dela clase obrera, el campesinado y la historia mundial; y E.P. Thompson,quetanto ha contribuido a la historia socialdel siglo dieciocho y principios del diecinueve. Como se verá, no se menosprecian las extraordinarias aportaciones particulares que estoshistoriadores han hecho ensus respectivoscampos de estudio, y la contribución que de forma colectiva han hecho al estudio dela historia social. Pero esmi argumentoulterior que,además de sus contribucionesindividuales y colectiva a la historiografía, loshistoriadoresmarxistasbritánicos representan ensu conjunto -enel sentido más estricto - una tradiciónteórica. (Debo aclarar que esta tradición no se ha limitado a los cinco historiadoresaquí estudiados, si bien éstos son los especialistas más destacados y constituyen el núcleo). Mi argumento se basa, en principio, enel hechodeque los historiadoresmarxistas británicos han sido párticipes de una problemáticateóricacomún.Haciendo usode unaspalabras del historiadoramericano EugeneGenovese, él mismoinfluido fuertementepor , el trabajo de éstos, ellos han intentado trascender la estricta noción económica de clase v y llegar a solucionar el problema dela base-superestructura que ha dominado al marxismo desdesus comienzos''9. Estoes,el marxismo se ha relacionado desdehacetiempo con una conception dela totalidadsocial basadaenel modelo, o metáfora, de la base y la superestructura, donde la basees definidacomo la(s) dimensión( es) económicas y/o tecnológicas determinante(s) y la superestructura es definidacomo las dimensionespolítica,jurídica, cultural e ideológica, determinadas. Talconcepción,modelo, o metáfora de la totalidadsocial se atribuye con frecuencia al mismoMarx y para documentar la evidencianormalmente se hacereferencia al prefacio de A Contribution tothe Critique oi Polj¡jcal Economy, donde se considera queMarx presenta su aproximación al análisis histórico y social: La conclusióngeneral a la quellegué y que,una vez alcanzada, se convirtió en el principio reClOr demis estudios puede resumirse comosigue. En lavertientesocial de su existencia, los hombres inevitablemente establecen relacionesdefinidas,que son ajenas a su voluntad, en concreto relacÍlJnes de producción apropiadas a una determinadoestado del desarrollo de lasfuerzasmateriales de producción. La totalidad de estasrelaciones de producción constituye la esrructuraeconómica de la sociedad, el fundamento real, sobre elque se erige una , E. Genovese. ThelVorld the SI3l'eho/ders Made, Nueva York., VinlageBooks. \971. p. vii.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks