Irving, Stone - Anhelo de Vivir. La vida de Vincent Van Gogh.pdf

Please download to get full document.

View again

of 339
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 969
 
  ANHELO DE VIVIR    IRVING STONE       TRADUCCIÓN  DELIA PIQUEREZ  VAN GOGH:ANHELO DE VIVIR IRVING STONE ________________________________________________________________________________________ EDITADO POR EDITORIAL DIANA, S. A. AV. CHAPULTEPEC 74 MEXICO DF Reservados los Derechos de Edición Fecha de la Edición: 28 de Febrero de 1950. 2 VAN GOGH:ANHELO DE VIVIR IRVING STONE ________________________________________________________________________________________ PROLOGO LONDRES EL ANGEL
Related documents
Share
Transcript
    AANNHHEELLOO   DDEE   VVIIVVIIRR   IIRRVVIINNGG   SSTTOONNEE   TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN   DDEELLIIAA   PPIIQQUUEERREEZZ    V   AN  G OGH  :A  NHELO DE VIVIR  I   RVING S TONE    ________________________________________________________________________________________ EDITADO POREDITORIAL DIANA, S. A.AV. CHAPULTEPEC 74MEXICO DFReservados los Derechos de Edición Fecha de la Edición: 28 de Febrero de 1950.  2  V   AN  G OGH  :A  NHELO DE VIVIR  I   RVING S TONE    ________________________________________________________________________________________ PROLOGO LONDRESEL ANGEL DE LOS NIÑOS Señor   Van Gogh, ¡es hora que se despierte!Vincent había estado esperando oir la voz de Ursula.—Ya estaba despierto, señorita Ursula —contestó.—No, no lo estaba usted —repuso la joven riendo— pero ahora sí que lo está.La oyó bajar las escaleras y entrar en la cocina.Vincent colocó las manos debajo suyo, y enderezándose saltó de la cama. Sushombros y pecho eran fornidos y sus brazos gruesos y vigorosos. Comenzó a vestirse,vertió agua del jarro y asentó la navaja de afeitar.El joven disfrutaba la diaria afeitada; metódicamente pasaba la afilada navaja por sumejilla derecha quemada por el sol; luego seguía pasándola por el labio superior y elmentón, volviendo a comenzar en el mismo orden por el lado izquierdo de su rostro.Una vez que hubo terminado, fue hasta la cómoda y hundió su rostro en el follaje deyuyos y hojas que su hermano Theo le había enviado y que él mismo había recorrido en loscampos de Zundert. Aspiró profundamente. El aroma le recordaba su querida Holanda, y leacompañaba durante todo el día.3
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks