Empresa: Empresa X Fecha: 10/06/2014 Forma Jurídica: SL/SL Laboral/SL nueva empresa Sector actividad: Fabricación de productos de caucho y plásticos.

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 25
 
  Empresa: Empresa X Fecha: 10/06/2014 Forma Jurídica: SL/SL Laboral/SL nueva empresa Sector actividad: Fabricación de productos de caucho y plásticos Introducción. 1.- La importancia de una buena
Related documents
Share
Transcript
Empresa: Empresa X Fecha: 10/06/2014 Forma Jurídica: SL/SL Laboral/SL nueva empresa Sector actividad: Fabricación de productos de caucho y plásticos. 1 0.- Introducción. 1.- La importancia de una buena gestión financiera. 2.- La situación económico-financiera general de la empresa Análisis de la capacidad financiera. 3.- Ratios financieros clave en la concesión de crédito. 4.- Recomendaciones aprendeafinanciarte.com Gestión financiera general Gestión de la tesorería Negociación con las entidades financieras Acceso a financiación ajena Gestión del riesgo. 2 0.- Introducción El presente informe se ha realizado en base a la información y los datos incorporados por usted en un cuestionario sobre su empresa. El resultado del análisis, del diagnóstico y de las recomendaciones recogidas dependen de la calidad y veracidad de los datos facilitados. En el mismo encontrará: Contenidos y propuestas de carácter general para optimizar la gestión económico-financiera de la empresa. Ideas sobre algunos puntos clave de la gestión financiera en relación a la planificación financiera, el uso de herramientas y sistemas que debe utilizar la pyme, las opciones estratégicas de financiación y el control de riesgo. Un análisis de los ratios más relevantes en relación a su rentabilidad, liquidez y solvencia, claves a la hora de obtener financiación ajena. Propuestas concretas, en base al perfil de su empresa sobre: Gestión financiera general. Gestión de la tesorería. Negociación con las entidades financieras. Acceso a financiación ajena. Gestión del riesgo. Esperamos que este informe le ayude a hacer de su empresa una organización financieramente más fuerte y autónoma.si tiene cualquier duda o aclaración dirigirse a un asesor que le orientará personalmente, accediendo al apartado Ayuda personalizada de la web 1.- La importancia de una buena gestión financiera Cuando la financiación bancaria era generosa, relativamente barata, fácilmente accesible y los criterios de riesgo más ligeros, es decir, hasta hace unos tres años, muchas pequeñas empresas no se planteaban seriamente la gestión de su tesorería. Se limitaban a la gestión de los cobros y los pagos, y a verificar que las entidades financieras cumplían lo que se les había solicitado, a pagar debidamente sus impuestos y poco más. La falta de liquidez se resolvía fácilmente mediante un descuento, echando mano a la poliza de crédito o pidiendo una linea de crédito. No era tan relevante canalizar el circulante. Pero la situación ha cambiado radicalmente. La crisis económica mundial han propiciado que la entidades financieras reduzcan drásticamente el crédito que conceden a las empresas. Por un lado porque las entidades están preocupadas en preservar su propia solvencia, y por tanto, están menos dispuestas a correr riesgos. Y es que una de las principales causas de la crisis ha sido que ha habido fallos en la gestión de riesgos, siendo frecuente la infravaloración de los que estaban asumiendo las entidades. Se han establecido nuevas exigencias, en base a las normas de Basilea, estandarizando los sistemas de calificación, endurenciendo las condiciones de crédito y, en consecuencia, encareciendo el poco crédito disponible. Es lo que se ha denominado el credit crunch. Además, nada volverá a ser igual. Independientemente de que el grifo de la financiación se vaya abriendo, las nuevas normas impedirán que se vuelva al punto anterior. El sistema financiero probablemente será de menor tamaño, más transparente,sometido a un marco regulatorio más exigente y en el que además 3 el sector público tendrá un papel importante al menos en el corto plazo. Lo cierto es que, en el segundo trimestre del 2011, el 87,5% de las pymes que se han dirigido a entidades financieras han tenido problemas para acceder a la financiación. Muchas empresas ya han desaparecido y otras miles están en peligro por falta de tesorería. En gran parte provocada por los retrasos a la hora de cobrar sus facturas, pero también muchos fracasos se han debido a una mala gestión de esta parte tan importante del negocio. En la marcha de toda empresa, y especialmente las pymes, ahora más que nunca, se hace necesario analizar y gestionar adecuadamente el circulante para evitar la falta de liquidez o una suspensión de pagos, y en definitiva, garantizar su viabilidad futura. Pero el analisis debe ser mayor, e incluir como la empresa está desarrollando sus operaciones, su rentabilidad, la política de precios, la composición de la cartera de pedidos y el riesgo soportado por la operativa empresarial. También incluir el análisis de los proyectos de inversión o la trascendencia que la selección adecuada de la inversión puede tener para la viabilidad futura de la empresa. Importancia de una buena gestión económica-financiera para la pyme. Una posición financiera holgada permite a la empresa tomar decisiones más serenas. Contar con una financiación suficiente permite acometer nuevos proyectos de inversión y planificar un horizonte de crecimiento. Una financiación ajena inadecuada, por su coste o plazo, repercute negativamente sobre la rentabilidad general de la empresa. El contar con márgenes de beneficio suficientes permite a la empresa plantear políticas de precios o de marketing más agresivas y mejorar su posición competitiva en el mercado. La viabilidad de la propia empresa está comprometida por la rentabilidad obtenida en el negocio. Una adecuada remuneración al capital propio asegura la supervivencia y salud de la empresa en el medio plazo. La posibilidad de contar con fuentes de financiación ajenas en mejores condiciones en el mercado depende de la capacidad financiera de la propia empresa y de ofrecer garantías. 2.- La situación económico-financiera general de la empresa En la Tabla 1, se ha realizado una valoración de los seis aspectos analizados en el autodiagnóstico. Esto le permite obtener una visión global sobre cómo se gestionan las finanzas en la empresa y en qué áreas debe centrar sus esfuerzos de mejora. Como puede ver, la tabla comprende cinco apartados: Gestión financiera general: En este apartado se valoran aspectos como el esfuerzo de gestión de las finanzas que se realiza en la empresa, cómo se toman las decisiones, si a corto plazo o de forma más estratégica, si se utilizan herramientas de gestión adecuadas, se realizan presupuestos, previsiones, etc, y se controlan adecuadamente. Gestión de la tesorería: La inexistencia de un buen sistema de gestión de tesorería suele provocar que se incurra en problemas de gestión producidos por un conocimiento tardío de los saldos, un escaso control de la liquidez y una escasa proyección presupuestaria, que lleva a adoptar decisiones erróneas con relación a la obtención de las necesidades de financiación o de gestión de los excedentes de 4 tesorería. Todo ello se traduce en mayores costes financieros y problemas en la toma de decisiones operativas. Relación con las entidades financieras: Se valora las actuales pautas de relación con las entidades como los factores que pueden condicionar la capacidad de negociación con las mismas. Elementos como el conocimiento de productos clave, el nivel de control del cumplimiento de las condiciones pactadas y la forma en que los responsables empresariales se enfrentan a un proceso de negociación bancaria. Acceso a financiación: La financiación representa el importe total de los recursos económicos con los que la empresa dispone o espera disponer para poder adquirir todos los activos transformados en inversiones que permitirán realizar la actividad productiva o la prestación de servicios. La financiación de cualquier empresa podrá ser a través de recursos propios y/o recursos ajenos. En este caso se analiza la capacidad de la empresa para obtener financiación ajena. Gestión del riesgo: La asunción de riesgos es inherente al desarrollo de cualquier actividad empresarial. Conocer el impacto o anticipar el momento de aparición que pueden tener los mismos en la actividad resulta crucial. Se valora, si en el actual escenario de obtención de financiación y alta morosidad, la empresa minimiza riesgos o se protege frente a los riesgos comerciales más habituales. Tabla 1: Calificación global de los aspectos analizados en la empresa. Gestión financiera general Gestión de la tesorería Relación con las entidades financieras Acceso a financiación Gestión del riesgo Valoración global Dentro de cada uno de los grandes apartados anteriores, se han valorado distintos aspectos especificos, cuyo resultado se recoge en la Tabla 2. Tabla 2: Aspectos de la gestión adecuados, mejorables y críticos. Aspectos del análisis Gestión financiera general Cómo se gestionan las finanzas Valoración global Planificación y control financiero Nivel de morosidad Control de costes y gastoso Gestión de la tesorería Previsión y control de tesorería Gestión avanzada de tesorería Relación con las entidades financieras 5 Gestión del pool bancario Técnica de negociación bancaria Conocimiento de los productos financieros Acceso a financiación Condiciones objetivas para obtener financiación Nivel de capitalización Solvencia Liquidez Endeudamiento Elección adecuada de las fuentes de financiación Formas alternativas de financiación Gestión del riesgo Análisis de la capacidad financiera En el proceso de evaluación de crédito, las entidades financieras, dentro de su política de control de riesgo, analizan los estados financieros de la empresa, lo cual permite determinar, en cierto modo, el desempeño de la gerencia. Basilea II ha supuesto unos nuevos estándares para la medición del riesgo de las entidades financieras y la provisión de coberturas, con el propósito de cimentar la solidez del sistema financiero mundial. Pero Basilea II no sólo afecta a bancos y empresas de inversión, sino que también afecta a los prestatarios de éstas, tanto a las empresas como a los particulares. Para ello establece unos procedimientos (estándares o internos) para calcular el riesgo de crédito, de mercado y operativo, y esto se traduce en procedimientos o sistemas más objetivos y precisos para calificar a los prestatarios según sus niveles de riesgo, es decir, convierte a las propias entidades en agencias de rating para sus propios prestatarios. En el largo plazo, lo que más le interesará a la entidad financiera será conocer la capacidad de la empresa para hacer frente a los intereses anuales y a la devolución del principal a largo plazo. A través del análisis de los estados financieros se puede conocer su solidez financiera expresada en términos de: Liquidez: Capacidad de la empresa para hacer frente a sus deudas y obligaciones a corto plazo. Solvencia: Capacidad de la empresa para hacer frente a todas sus obligaciones y deudas a medida que vayan venciendo (tanto a corto como a largo plazo). Estructura Activo: Composición del activo entre los distintos tipos de empleos de los recursos. Estructura Pasivo y Endeudamiento: Composición de la financiación entre los distintos tipos de recursos financieros. 6 El análisis contable trata de enjuiciar la situación de la empresa a partir de la información económico-financiera sometiéndola a diferentes estudios. Uno de los más importantes es el que se realiza mediante los ratios, que constituyen la forma más tradicional de análisis de estados contables. En primer lugar se valora que cualquier empresa sea capaz de generar negocio y sea rentable. A través del Margen Bruto, se puede representar el valor añadido generado por la actividad principal de la empresa, y se obtiene como diferencia entre el importe de las ventas netas y el del consumo (coste de lo vendido). Las entidades financieras valoran igualmente que las empresas estén bien capitalizadas, cuenten con los suficientes fondos propios. Tenga en cuenta que contar con un nivel de recursos suficientes supone que la empresa cuente con capacidad de maniobra. Por ejemplo, una tesorería que cuenta con recursos tiene la oportunidad de obtener descuentos de pronto pago o pago anticipado que pueden ser significativos. En una situación de máxima estabilidad, todos los activos o bienes de la empresa se financian con recursos aportados por los socios o las reservas generadas por el negocio. Esta situación no es frecuente, puesto que lo habitual será que existan deudas, al menos de naturaleza comercial, con los proveedores o acreedores y, por tanto, la empresa, a medida que va desarrollando sus actividades, deba ir recurriendo a distintas fuentes de financiación ajenas. Pero, al menos, es recomendable que los fondos propios de la empresa estén situados al menos entre el 40 y el 50% del total del pasivo. La financiación ajena irá a formar parte del pasivo, según sea a corto plazo (Pasivo corriente) o a largo plazo (Pasivo no corriente). La empresa podrá mantener su estabilidad financiera siempre que sus deudas a corto plazo (Pasivo corriente) puedan ser satisfechas con sus recursos a corto plazo (Activo corriente). Al exceso del activo corriente sobre el pasivo corriente se conoce como fondo de maniobra o capital circulante y representa el mayor valor de las disponibilidades a corto plazo frente a las deudas a corto plazo. La estructura y el tamaño del Fondo de Maniobra dependen de decisiones a largo plazo: Cuántos recursos propios tiene la empresa, qué nivel de deuda a largo plazo tiene y qué inversiones a largo plazo va a realizar. Es pues como el excedente del activo corriente (disponible, realizable y existencias) que nos queda después de hacer frente a nuestros compromisos de pago a corto plazo. En general, para que el Fondo de Maniobra sea óptimo, además de ser positivo debe disponer de un realizable y un disponible lo suficientemente alto como para poder hacer frente a las deudas a corto plazo. En este sentido, es necesario estimar las Necesidades Operativas de Fondo (NOF), que es el volumen de dinero que requiere la empresa para financiar sus operaciones en el corto plazo, y es el resultado de restar al activo corriente operativo, el pasivo corriente operativo que lo financia. Si no se considera el NOF puede ocurrir que el pasivo a corto plazo o corriente crezca excesivamente y financie parte del activo no corriente. En este caso se daría una situación de inestabilidad financiera que puede ser peligrosa para la empresa, ya que al vencer sus deudas contraídas a corto plazo podría no disponer de suficientes recursos que se puedan convertir en líquidos a corto plazo, a medida que las deudas van venciendo. Ante esta situación la empresa tiene algunas opciones, como puede ser liquidar parte de su activo no corriente para así obtener tesorería, ampliar capital, renegociar su deuda y pasarla de corto a medio o largo plazo, pedir nuevos préstamos, etc. Por el contrario, si aquellos elementos del activo que tienen valor de liquidación o valor de mercado (activo real) no es suficiente para pagar a los acreedores, puesto que es inferior a los recursos ajenos se produce una situación de insolvencia. Esta situación se genera porque las pérdidas acumuladas que va sufriendo la empresa van reduciendo los recursos propios hasta el punto de que las deudas van superando el valor del activo real. 7 Los datos anteriores y su valoración referidas al ejercicio P7.1, se reflejan en la siguiente tabla: Tabla 3. Cifras clave del análisis económico-financiero Importe Neto de la Cifra de Negocios: Número de Empleados: 3 Margen Bruto: 8.40 Resultado Bruto de Explotación: Resultado del Ejercicio: Fondos Propios: Fondo de Maniobra: Activo Corriente: Pasivo Corriente: Disponible: Necesidades Operativa de Fondos (NOF): Ratios financieros clave en la concesión de crédito Los ratios son cocientes, comparaciones entre dos magnitudes homogéneas que muestran claves sobre la eficiencia de la empresa, su rentabilidad, su liquidez y su solvencia. La información que proporciona un ratio es valiosa si se la compara con otros ratios similares de distintos ejercicios económicos y con los ratios medios de empresas del sector. Las empresas deben llevar su contabilidad de acuerdo a lo previsto en el Código de Comercio y demás normas de aplicación. Las Cuentas Anuales comprenden el Balance, la Cuenta de Pérdidas y Ganancias y la Memoria. El Balance General y la Cuenta de Pérdidas y Ganancias son preparados, casi siempre, al final del periodo de operaciones por los administradores. En ellos se evalúa la capacidad de la empresa para generar flujos favorables según la recopilación de los datos contables derivados de los hechos económicos. El Balance es el documento en el que se refleja la situación económica y financiera de la empresa en un determinado espacio de tiempo. Está formado por los bienes y derechos que constituyen el activo del negocio (socios-accionistas, capital inmovilizado, gastos a distribuir en varios ejercicios y activo circulante) y las obligaciones que forman el pasivo, especificando los fondos propios (ingresos a distribuir en varios ejercicios, provisiones para riesgos y gastos, acreedores a corto y largo plazo).la Cuenta de pérdidas y ganancias supone una exposición global de lo actuado por la sociedad a lo largo del ejercicio. Comprende los ingresos y los gastos del ejercicio y, por diferencia, el resultado obtenido. En el corto plazo lo importante es valorar la liquidez, mientras que en el largo plazo el análisis financiero debe basarse en la solvencia y la rentabilidad. Los ratios de solvencia miden la capacidad de la empresa para hacer frente a sus compromisos a medida que vayan venciendo. Por ello, es importante hacer un estudio de la estructura del endeudamiento y de las cargas financieras que conlleva para ver qué efectos puede tener en la empresa a largo plazo. El análisis de la rentabilidad permite estudiar la potencialidad de generar beneficios y su rentabilidad tanto actual como futura. En el análisis de la rentabilidad, tenga en cuenta que no existen valores 8 óptimos, siempre que sean positivos. Su nivel puede responder a la estrategia de la empresa, ya que la rentabilidad es producto del margen y de la rotación y dependerá además del sector en el que opere la empresa. En general, es más importante que los márgenes sean estables a lo largo del tiempo a que sean altos. Para analizar la situación de la empresa se han utilizado los siguientes ratios: Ratio de autonomía financiera: Con el mismo se puede evaluar el grado de independencia que mantiene la empresa en relación con los acreedores o titulares de los recursos ajenos, calculándose mediante la relación o cociente entre los fondos o recursos propios y las deudas totales de la empresa. Indica pues la capacidad de autofinanciación de la empresa. Por lo tanto, nos proporciona información sobre la composición de la deuda de la empresa, si está muy fundamentada en los recursos externos y si tiene capacidad para endeudarse aún más. Ratio de garantía: Es la relación existente entre el activo real de una empresa y sus deudas totales y permite acreditar la garantía que la empresa ofrece a sus acreedores para hacer frente a sus obligaciones de pago. Cuanto más alto mejor. Ratio de Liquidez total: Muestra de la capacidad de la empresa para hacer frente a sus compromisos de pago. Es un índice que pone en relación el Realizable y el Disponible (Activo Circulante) con el Exigible a Corto Plazo (Pasivo Circulante). Se considera un buen índice aquel que se sitúa entre el 1,6 y el 2. Si el valor es menor que el 1, el pasivo circulante es mayor que el activo circulante, es decir, tiene un fondo de maniobra negativo, estando en una situación técnica de suspensión de pagos o insolvencia técnica, por no poder hacer frente a los pagos a corto plazo. Un valor igual a 1 índica la no existencia de fondo de maniobra
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x