el cajon | Musical Instruments

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 178
 
  cajon
Related documents
Share
Transcript
  Nuestra música es el resultado de una combinación de miles de años. Y en eseproceso muchos instrumentos  aparecieron, cambiaron y mejoraron. Pero, sinduda, hay uno en particular que es súper reconocido en nuestro país y fueratambién el cajón . usebio «Pititi» Sirio EL SEÑOR DEL CAJON   Para muchos, y razón no les falta, Eusebio Sirio, mejor conocido como «Pititi», es el mejor cajoneador  peruano. Y es que entre l y la madera hay un comercio ancestral, que se remonta al batir y retumbar de lostambores africanos. !e sus manos sur e primero el ritmo, que lue o ir# aderezando con $eloc%simos repiques,inesperadas s%ncopas, tresillos perfectos en su barroquismo y un s&in que parece propio de al uien pose%do por el mismo diablo 'un demonio bueno en este caso, $al a la aclaración(. «Pititi» es maestro por partidadoble. Es decir, no solamente porque ejerce pleno dominio sobre su instrumento, sino tambin porque impartelecciones de cajón tanto en el )useo de *rte de +ima como en la Escuela acional de -ollore /os )ar%a*r uedas. 0ace unos a1os, «Pititi» perdió la $ista, pero en l la $ida puede m#s y esa desafortunadacircunstancia no ha sido óbice para que si a demostrando por qu, a la hora de acariciar el cajón, es el mejor.*qu%, la $oz del maestro. 2%do a la m3sica, se1ores. Yo nac% en la a$enida -rancisco Pizarro cinco $eintiocho, interior n3mero doce, en el 4%mac. Ese barriose llamaba )alambo. *h% nac%, te di o, posiblemente el $einte del ocho del cincuenta y uno, hermano.)is padres son Eusebio Sirio y *dela 5astillo. )i pap# era m3sico de los 6arrios *ltos, tocaba uitarra.)i mam# era una persona muy conocida, ya que era sobrina del se1or )anuel 7uintana *ldón, a quienllamaban «El 5anario e ro». 2i ame, yo $en o de una estirpe as%, callada. !e mi infancia recuerdosobre todo a la ente que se reun%a para jaranear y cosas por el estilo. Por la casa ca%an, te $oy a contar,hermano, el se1or El%as *scues, el se1or *u usto *scues, el se1or Pancho 5aliente, mi t%o -rancisco-lores, el se1or *r%stides 4am%rez, 8ambin lle aban el se1or 0uambachano y el «5hino» Soto,hermano, y qu te di o, un montón de ente m#s. Yo de chico me ape aba mucho a las piernas de mi t%o*u usto *scues9 l cantaba y al mismo tiempo me ten%a en sus brazos. 8ambin recuerdo las sorpresas.+a sorpresa era la fiesta que se hac%a sin que se enterara el due1o de casa, pues. * $eces $en%antemprano y dec%an hoy es santo de Eusebio, $amos a hacer una sorpresa. 6ueno pues, dec%an, y se pon%an de acuerdo en qu tra%a cada uno, y cada uno lle aba en la noche con su sorpresa, :me entiendes;Entonces el se1or Eusebio lle aba a su casa con la idea de acostarse y en eso se prend%a la luz y todoestaba listo para la fiesta, con cadenetas y todo. 0asta el otro d%a era la cosa. -ui a un cole io, llamado E<perimental =illacampa, y lue o al cole io Espa1a en la *lameda de los !escalzos. +le u atercero de media y lue o termin en una nocturna de 5omas. )i pap# me dec%a que yo ten%a que se uir estudiando, queno ten%a inquietudes para tocar9 pero yo se u%a tocando, me acuerdo. Pon%a un disco de cuarenta y cinco en el pic up, queas% se llamaba anti uamente, y yo acompa1aba. 0asta que un d%a mi t%o Ernesto Soto me dice> «sobrino, acomp#1ame a lacasa de 5sar +$ano, hoy es su cumplea1os». Yo le dije bueno pues, $amos, ya que estamos ac#... *c# en +a -lorida fueel asunto. Yo ten%a en ese tiempo, hermano, catorce o quince a1os. Y bueno, lle amos a la casa de 5sar +$ano. Y en eso$imos que en la casa estaban la se1ora *licia )a ui1a y don 5arlos 0ayre. Entonces mi t%o Ernesto me pidió que loacompa1ara en un tema. )andaron sacar uno de los cajones de un ropero, y me puse a tocar junto a l. :Y sabes qu,hermano; Eso le cayó a la se1ora *licia )a ui1a como pera en el a ua. +a se1ora se quedó encantada y me pidió que ledejara mi dirección, que ella $iajaba y que a su re reso quer%a que tocara con ellos. Para ese entonces, ya no $i$%a en)alambo, sino en +imoncillo, por el mercado9 ahora se llama Prolon ación 8acna, creo. Eso habr# sido el a1o sesenta yocho m#s o menos. 5uando menos pens, me fue a buscar don 5arlos 0ayre para que fuera a su casa. *s% comenzamos atrabajar, hicimos un lon play, se llamó «*licia y 5arlos». +a se1ora *licia no me dec%a Pititi, me dec%a Eusebio Sirio. +ode Pititi fue una ocurrencia de mi se1ora madre. 5uando yo estaba muy chico, hab%a una radiono$ela y uno de los personajes era Pititi. Entonces un d%a yo pasaba por ah% y escucho que mi madre dice Pititi y yo $olteo y entonces me dicePititi, Pititi, $en, $en, Pititi. *h% me qued con lo de Pititi.   8e ha o saber, para que sepas bien claro. )ira, yo he $isto a diferentes percusionistas, pero no lle u a  $er a )onserrate. S% $i tocar al «?ancho» *rcinie as. Y hab%a un se1or al que yo paraba $iendo yse uramente molestando, pidindole que me ense1ara al unas cosas, era el se1or «)orocho» 5ontreras,que tocaba con el conjunto +os 8ro$adores del orte, donde estaba tambin 4afael 2tero +ópez, elcompositor de «2diame». Ellos tocaban en 4adio =ictoria y yo iba a cada rato, pues, para $er al«)orocho» 5ontreras. Yo lo obser$aba atentamente, cada mo$imiento, cada olpe, su misma presencia.Esas tardes me ense1aron mucho, hermano, me ayudaron a conocer un poco m#s a profundidad estemara$illoso instrumento de percusión.@n d%a la se1ora *licia y don 5arlos me dicen para ir a 6uenos *ires. 8en%a ella que cantar una muliza.)ira hermano, era la primera $ez que iba a pisar un a$ión. *c# no subo, me dije, ac# retrocedo yo conesto. Pero al final sub% y fuimos en el a$ión, adem#s, con 5sar *ltamirano y +ucho e$es. +le amos a6uenos *ires y nos fuimos al 5ity 0otel. 8en%a diecisis a1os no m#s, hermano. Y andaba solo, porqueme le$antaba temprano para buscar a la se1ora *licia y a don 5arlos y no estaban, y 5sar y +uchoestaban como locos trabajando en unos arre los. *l tercer d%a me empec a desesperar, porque :quhac%a yo solito en esa ciudad inmensa; En eso, paseando por el hotel, $eo a un patita que pasa con unaetiqueta en la solapa que dec%a Per3. )e acerqu. :83 eres peruano;, le dije. S%, me contestó. Yotambin soy peruano, le dije otra $ez. :5on quin has $enido; Yo he $enido con un rupo que est# ac#,el rupo Per3 e ro. 2ye, no sabes el ali$io. :Y dónde est#n;, ll$ame por fa$or. 5uando entramos a lahabitación me encuentro con el rupo completo ah%. !icho sea de paso, yo no conoc%a a nadie del rupo,sólo a 4odolfo *rtea a, el hijo de =alentina, que me reconoció de inmediato y me presentó a todos.Estaban ah% 4onaldo 5ampos, 5aitro Soto, +ucila 5ampos, en fin. *s%, de casualidad nom#s, encontrcompa1%a, y m#s trabajo, porque me hicieron bailar en el +una Par mientras 5sear 5al$o recita$aunos $ersos.8ambin tu$e la suerte de conocer a la se1ora 5habuca ?randa, y es m#s, la suerte de trabajar con ella.4ecuerdo una $ez que nos in$itó a su casa para formar el rupo )atalach. En esa reunión estu$otambin 5ecilia 6arraza. !e 5habuca aprend% mucho, hermano. +o m#s importante> con$encerme deque las cosas las tienes que hacer cada d%a mejor. 8rabaj con ella cerca de ocho a1os, junto con *l$aro+a os y 5aitro Soto. Ensay#bamos en su casa, all# en la esquina de =eintiocho de /ulio con +a Paz, en)iraflores. En 6uenos *ires rabamos un disco precioso, titulado A5ada 5anción con su 4azónA. En esedisco participó tambin +ucho ?onzales.   En la $ida uno nunca sabe, :no;, :qu me iba a ima inar yo que me iba a quedar cie o; Pero perd% la$ista. Yo no sab%a qu me pasaba, todo comenzó con unos dolores de cabeza terribles, pero nadie sab%aqu ten%a yo dentro del cuerpo. Ya $i$%a en 5omas con mi madre. Bbamos a un mdico y a otro, y nada,nadie daba con lo que ten%a. 0asta que descubrieron que ten%a un tumor en el cerebro que me estabaafectando la $ista. Y un d%a, en mi propia casa, perd% la $isión. )e deprim% terriblemente, me alej de lam3sica cerca de un a1o, paraba recluido en mi casa. )e hab%a quedado completamente solo. @na persona que me ayudó mucho fue Enriqueta 4otalde, que es ahora directora de la Escuela acional de-olclore. Ella me fue a $er al 0ospital de 5ollique. !e ah% me pasaron al 0ospital 2brero. El doctor Esteban 4oca y el doctor Polo Sabo al me operaron. !e ah% me fui a neopl#sicas para un tratamiento de ba1os de cobalto y para que me hicieran un par de tomo raf%as de las que sal% limpiecito, hermano.!espus de haber pasado por eso, me di cuenta de que hab%a perdido a !ios, as% que me ape u a uestro Se1or /esucristo, y con l camino. +o que ten o ahora es lo m#s bello que puede tener unhombre> paz, por la racia de !ios.«Pititi» $i$e ahora en olor de serenidad. 4ecin casado hace ocho meses con Elizabeth @rquiza, profesora de arte, la $ida en l ha $uelto a florecer. +a ce uera ya no es problema ni car a para nadie. El propio «Pititi» baja los cinco pisos que lo separan de la calle C de * osto, en /es3s )ar%a, para hacer suscompras en la bode a o en la farmacia, o para abordar al 3n ta<i en las noches de trabajo. !e hecho, hayal unos ta<istas que lo conocen y lo esperan en la puerta. +o dem#s es accesorio. 5uando dicta susclases de cajón, nin 3n detalle se le escapa y conoce perfectamente el sonido de cada uno de susalumnos. Y cada $ez que toca, se 3n nos confesó, es tal el <tasis que se apodera de l, que $e pasar su$ida como una pel%cula y recuerda esas jaranas aurorales, los tiempos en que era acólito en las i lesiasde San +orenzo y San *lfonso, las tardes en que miraba e<tasiado al «)orocho» 5ontreras o al«?ancho» *rcinie as. * olpe de cajón, para suerte de todos, «Pititi» ha $uelto de las tinieblas.  ! diós a un #rande$ %afael &anta 'ru(, la estrella del cajón peruano Lunes, 04 de Agosto 2014 | 11:46 am El músico  Rafael Santa Cruz , reconocido como uno de los mayores investigadores y promotores del cajn peruano, el instrumento de percusin !ue tam i#n se usa en la música $lamenca, muri durante la madrugada de %oy tras su$rir un paro card&aco' Santa Cruz , de () a*os y un nota le e+ponente de la música a$roperuana !ue tam i#n $ue actor, se encontra a en su casa cuando su$ri el paro card&aco, tras %a erse presentado la noc%e del domingo junto a su agrupacin er-u Etni-o como parte del repertorio musical de la .eria del /ogar' Rafael Santa Cruz  $ue el miem ro ms notorio de la segunda generacin de la $amilia anta ru3, !ue tuvo como su ms $amoso representante al cantante, poeta y di$usor cultural icomedes anta ru3' Adems de su asta carrera como actor en la !ue interpret roles donde su carisma y uen %umor %icieron de #l uno de los m+imos e+ponente de la televisin local, anta ru3se convirti en el astin de la internacionali3acin del cajn peruano'.ue director y creador del  Festival Internacional del Cajón Peruano  y uno de losprincipales promotores de la di$usin entre los jvenes y ni*os del aprendi3aje y uso del cajn peruano, el instrumento de percusin !ue $ue introducido en el $lamenco, a inicios delos a*os 50, por Paco de Lucía 'El marimbol  , marímbula  o marimba  es un instrumento musical idi$ono' onsiste en una serie de placas de metal, sujetas en un lado, !ue al pulsarlas por un e+tremo li re, producen una nota musical' Estn ad%eridas a una caja de madera como resonador' Es uninstrumento lamel$ono'  1 Cajón de rumba Los cajones de rumba  son instrumentos de percusin r&tmica' onsisten en cajas de madera, en las modalidades de cajn tum adora, cajn ajo y cajita !ue se tocan con las manos en la ejecucin de la música de rum a de u a' Estas cajas, !ue %ace muc%os a*os llega an a u a llenas de acalao o pescado de importacin, una ve3 vac&as, se adapta an para tocarse' Las cajas grandes serv&an  de tum adora y las pe!ue*as de !uinto' Las claves, se $orma an con dos cuc%aras tomadas al rev#s aunque sus formas y tama1os $ar%an, sus medidas m#s usuales son las si uientes> @na  base de D c.m. < FG cm. de ancho, y una altura de HC cm. El espesor de la madera es de IF a I mm.+a cara anterior es m#s del ada, y en ella el percusionista toca con los dedos o con la  palma ahuecada, lo rando b#sicamente dos tipos de sonoridad> m#s ra$e hacia el centro de la tapa o m#s a udo en el borde superior de la misma. 'B5 lJKL(.El percusionista se sienta sobre el instrumento ta1ndolo en la parte anterior. El cajón tiene en la parte posterior una boca u orificio circular de apro<imadamente unos IG cms. En al unos casos tienedos orificios, que son rectan ulares y se encuentran en los costados.* manera de ancdota, cuando )ar%a del 5armen !on o en el a1o IJLJ $iaja al 6rasil, fu sorprendida por randes percusionistas quienes intri ados la obser$aban mientras ella tocaba. !espus de la actuación le pidieron $er el cajón y lo e<aminaron por dentro y  por fuera. AEst# $ac%oA, fu el primer comentario. )ar%a e<plica en sus clases de percusión que no es lo que hay dentro del cajón lo que  produce su efecto sonoro, sino precisamente la respuesta que ella obtiene al tocarlo. Es el efecto del rebote, el cual tratado bajo diferentes tcnicas empleadas ori ina di$ersos sonidos, de diferentes matices, causando diferentes efectos.   El Cajón es PERUANO Por su asombrosa $ibración y $ersatilidad, el cajón ha trascendido la m3sica  peruana y ha sido lle$ado por m3sicos peruanos y e<tranjeros a diferentes lu ares del mundo. +os percusionistas lo han adoptado y adaptado a sus di$ersos ritmos con mucho <ito.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x