Consideraciones sobre el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México S.A. de C.V., para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 19
 
  El Manifiesto de Impacto Ambiental está basado en un anteproyecto carente de estudios finales para el diseño y construcción del aeropuerto. El documento de más de novecientas paginas acerca del MIA y anexos, se debe fundamentar con un proyecto ejecutivo que cuente entre otras cosas con estudios de MECANICA DE SUELOS y MEMORIAS DESCRIPTIVAS y sus respectivas recomendaciones de las áreas correspondientes (ingenierías y arquitectónico) dando una perspectiva formal y objetiva de las problemáticas (daños, solución o mitigación).
Related documents
Share
Transcript
    Consideraciones sobre el Manifiesto de Impacto Ambiental MIA) del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México S.A. de C.V., para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México NAICM). Para este caso, el Manifiesto de Impacto Ambiental está basado en un anteproyecto carente de estudios finales para el diseño y construcción del aeropuerto. El documento de más de novecientas paginas acerca del MIA y anexos, se debe fundamentar con un proyecto ejecutivo que cuente entre otras cosas con estudios de MECANICA DE SUELOS y MEMORIAS DESCRIPTIVAS y sus respectivas recomendaciones de las áreas correspondientes (ingenierías y arquitectónico) dando una perspectiva formal y objetiva de las problemáticas (daños, solución o mitigación). En relación a la información que se tiene del MIA, se tiene las siguientes consideraciones: En el capítulo II.3.1preparación del sitio y construcción,  (pp. II-87-104), y del estudio final del Instituto de Ingeniería de la UNAM estudio de riesgo (pp.1-18, 1-22, 1-23 y 1-25) solo se describe someramente la preparación del terreno y cimentación, sin especificar completamente el tipo de losas de cimentación, el sembrado, diámetro y longitud de pilotes a utilizar, no se define la profundidad en la que se hincaran o colaran en situ . Dado que el proyecto está ubicado en la Zona IIIa ( lacustre  ), un suelo inestable, colapsable, con posibilidad de grietas y poco estudiado, posibilitando asentamientos diferenciales para cualquier construcción 1 , se hace indispensable saber la profundidad de los mantos freáticos y el espesor de las terracerías para cada edificación y pistas de rodamiento.  A contrasentido en lo descrito en el capítulo VII (  pp.VII-9-11  )  se afectara directa e indirectamente los mantos freáticos, y no se puede asegurar la nula interferencia en los mismos sin un estudio amplio de mecánica de suelos y memorias descriptivas de las cimentaciones (no incluidos en el manifiesto de impacto ambiental). Contario a lo descrito en la p. II-82 y 83, se sabe que para estabilizar el suelo en zona lacustre con la sustitución de material: terraplenes, subrasante, sub-base y base hidráulica, se requiere bombear el agua freática que se encuentre in situ , desecando la parte correspondiente a la superficie de construcción, afectando radicalmente los mantos acuíferos subterráneos, sumado a la posibilidad de hacer inclusiones (si se encuentran fallas) para evitar posibles hundimientos diferenciales. En el caso de los pilotes, éstos traspasaran los mantos freáticos para alcanzar “fricción” en las capas resistentes del suelo, lo que sumaría junto con las terracerías y las losas de cimentación un daño y alteración incuantificable en los mantos acuiferitos subterráneos y sobreexplotados de Atenco, Texcoco y Ecatepec (de aguas freáticas se extrae el 70% del agua potable que llega a la Ciudad de México: de Atenco se extraen aproximadamente 8,609,184.00 m³ de agua al año, de Ecatepec 230,497,858.00   m³ y de Texcoco 49, 479,002.00 m³) 2  Por otro lado ni los espejos de agua ni las plantas de tratamiento descritos en el MIA (p. V-58-61)  pueden mitigar o sustituir el daño a los mantos freáticos ocasionados por la cimentación del aeropuerto (pilotes y terracerías), además es insuficiente sustituir una superficie de humedal de 4, 431.16 hectáreas, con 1,000 hectáreas de espejo de agua planeados para el nuevo aeropuerto. Aunque no está dentro la categoría RAMSAR, el humedal de más de 4 mil hectáreas que se pretenden destinar al aeropuerto es un área de absorción pluvial para los municipios aledaños cuando hay fenómenos meteorológicos como el ocurrido en junio de 2011 (en la tormenta tropical “Arlene” se calcularon 341.3 millones de metros cúbicos de agua, la capacidad de los canales fue rebasada y sufrieron cuantiosos daños los pobladores de Ecatepec y Nezahualcóyotl) 3 . Es de especial categoría el cuidado y recarga de los mantos freáticos sobreexplotados (en casi 300%) en la zona metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM), ya que solo el 3% del agua del planeta es dulce, y de ésta el 75% se encuentra en los casquetes polares y el 25% restante está en los mantos freáticos como los de la Zona III de la ZMCM. 4   1  Normas Técnicas Complementarias para el Diseño y Construcción de Cimentaciones, Reglamento de construcciones del D.F., Dr.Luis Arnal Simón y Max Betancur Suarez, Trillas, México 2005, pp.759-800 2  Análisis sobre la sobreexplotación del acuífero Texcoco, México, Bernardo Samuel Escobar V.- Oscar Luis Palacion Velez, Colegio de Posgraduados, pp.68-69 3  Diario La jornada 01 de julio del 2011, Estados, p.32   4  El agua como factor económico ambiental, Donald G. Kaufman, revista economía, sociedad y territorio, vol 1 num.2, 1997. México pp. 45-46    En relación al impacto ambiental en el aire, en el capítulo IV, VI, VII y anexo (modelación de cuencas atmosféricas final Sep- 2014)  no se menciona en absoluto el impacto que se pueda tener con el incremento de aeronaves, se habla de pasar de 389 mil vuelos a un millón de vuelos anuales. Teniendo en cuenta la circulación de un millón de vuelos anuales, lo que significaría 2,739 vuelos diarios, con un avión comercial (Boeing 747) que consume en promedio de 12.4 litros de queroseno por km (sin sumar el porcentaje de combustión en el despegue) y considerando 35 km de distancia en línea recta entre la ubicación del NAICM y Tizayuca (salida de la ZMCM) se tendría un consumo de 434 litros por avión, multiplicado por los 2,739 vuelos, da un total de 1,118,726 litros de combustible consumidos diariamente nada más en un tramo de la ZMCM y que terminara en los pulmones de los 33 millones de habitantes de la megalópolis. Considerando la contaminación atmosfera de la ZMCM que se da principalmente por su geografía (como cuenca), inversión térmica (el 70% de los días del año hay capsulas de aire inmóvil) y la altitud (2240 msnm donde la combustión es más contaminante, el aire tiene 23% menos oxigeno que al nivel del mar), la “sustentabilidad” del NAICM en este sentido es prácticamente nula. La problemática se agrava si se suman los 3.5 millones de vehículos que circulan diariamente en la ZMCM, el consumo de 4.5 millones de litros de Diesel, 18 millones de litros de gasolina y 700 mil litros de gas licuado de petróleo al día  5 . Paralelamente en el MIA (anexo VIII.4.4 Evaluación conos ruido, por parte de MITRE) se omite decir del anexo que se toman de base estudios de Estados Unidos para obtener los tres escenarios (figura 5 - 10), no se dice en ningún punto de los capítulos II, IV, V y VII que un avión produce aproximadamente 130 decibeles, estos decibeles deberán multiplicarse por los 2,739 vuelos diarios para obtener el impacto real del ruido, con tal cantidad de decibeles es prácticamente imposible respetar la norma NOM-081-SEMARNAT-1994 en kilómetros a la redonda, los daños en la salud de la población (Ecatepec está a menos de medio kilómetro del NAICM) se ven inconmensurables. Todo ello y en contraposición al capítulo IV (p. IV-244) el NAICM afectara a un número mayor de la población, pues tendrá como vecinos inmediatos a las delegaciones y municipios más poblados de la zona metropolitana (ubicados al noreste de la Ciudad): Gustavo A. Madero con 1, 277,409 habitantes, Iztapalapa con 1, 830,941 habitantes, Ecatepec con 1, 768,719 habitantes y Nezahualcóyotl con 1, 201,001 habitantes. Las condiciones en las que se inserta el proyecto del NAICM abarca a 33 millones de habitantes en el 5% de territorio nacional en ocho zonas (Cd. De México, Puebla, Tlaxcala, Toluca, Cuernavaca, Cuautla, Querétaro y Pachuca) 6 , Los patrones demográficos y socioeconómicos junto con la centralización política explican la expansión de la urbanización, y esta a su vez explica la demanda de servicios, deforestación acelerada, demerito del suelo, aire, agua, erosión y agotamiento de los recursos hídricos. Las condiciones ambientales de la ciudad crean más escepticismo sobre el beneficio de este nuevo proyecto pues es una metrópoli en donde se consumen diariamente 15 mil toneladas de alimentos, 60m³ de agua por segundo, generan 12 toneladas de residuos biomédicos y están o coinciden más de 30 mil empresas industriales.  Arq. Jesús Flores Hernandez Cedula profesional: 8270821 5  Medio ambiente, sociedad y gobierno, la cuestión institucional. Jose Luis Lezama. Colegio de México 2006, pp. 12-88 6  Ibídem.  
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x