Brito A. 2007 La Construccion Del Oficio Memoria e Identidad Docente

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 8
 
  Clase de Flacso
Related documents
Share
Transcript
  Clase 5: Construcción de oficio, memoria eidentidad docente Andrea Brito Sitio:FLACSOCurso:Especialización en Currículum y Prácticas Escolares en Contexto - 2007Clase:Clase 5: Construcción de oficio, memoria e identidad docente Andrea BritoImpreso por:Laura QuevedoFecha:martes, 11 de agosto de 2009, 12:42 Tabla de contenidos PresentaciónIntroducción1. Modelos hegemónicos de profesionalización2. Identidades múltiples: maestros y escuelas3. Identidades y escrituras en la docenciaCierre y bibliografía  Presentación En el Diploma Superior nos hemos referido a la escuela moderna como una instituciónforjadora de identidades, sobre todo en los procesos de formación y afirmación de losestados nacionales. Bajo esta óptica, analizamos la extensión de la escolarización básicaen las primeras décadas del siglo XX, y el papel del currículum en relación con laformación de la ciudadanía. También señalamos las concepciones de identidad y decultura que fundamentaron el dispositivo escolar que mantuvo una notable estabilidaddurante la mayor parte del siglo XX, y nos detuvimos a señalar sus aspectos problemáticos, en particular aquellos relacionados con los efectos de exclusión que produjo la escuela. Así en la clase Nº 16, señalaba Inés Dussel : En el caso de los principios educativos modernos, la equivalenciaentre igualdad y homogeneización produjo como resultado elcongelamiento de las diferencias como amenaza o como deficiencia. Lo mismo y lo otro dejaron de ser conceptos móviles y contingentes para aparecer como propiedades ontológicas de los grupos o sereshumanos, incuestionables e inamovibles. Si nuestra identidad es queseamos todos iguales, y ella se define no sólo por la abstracción legalde nivelarnos y equipararnos a todos los ciudadanos sino también porque todos nos conduzcamos de la misma manera, hablemos elmismo lenguaje, tengamos los mismos héroes y aprendamos lasmismas cosas, entonces quien o quienes persistan en afirmar sudiversidad serán percibidos como un peligro para esta identidad colectiva, o como sujetos inferiores que aún no han alcanzado nuestrogrado de civilización. Creemos que éste es el patrón básico con el quese procesaron las diferencias en nuestras escuelas. Aparecieron unavariedad de jerarquías, clasificaciones y descalificaciones de lossujetos, cristalizando la diferencia como inferioridad, discapacidad oincapacidad, ignorancia, incorregibilidad.   Las aristas problemáticas del tratamiento de la identidad por parte de la escuela modernay su aspecto paradojal, a la vez inclusivo y excluyente, nos permitió revisar en perspectivahistórica y crítica lo que perdura de este patrón de procesamiento de las diferencias y delas identidades en el currículum y en nuestras prácticas.También sostuvimos que, en la actualidad, se verifica un declive de este patrón, es decir que estamos en presencia de la pérdida de vigencia de aquella propiedad de lasinstituciones constitutiva de las subjetividades. En palabras de Silvia Duschatzky : La relación que sugiere el título de esta clase: Identidades juveniles:la escuela y la expulsión social , tiempo atrás se hubiera formulado deotro modo. Seguramente, el último término no hubiera sido expulsiónsino pobreza. Pero la diferencia más importante para destacar es otra:históricamente, más precisamente en tiempos estables y de clarahegemonía de los Estados nación, la relación entre jóvenes, escuela y pobreza se planteaba en términos de posibilidad o de crítica. Elénfasis se ponía en la capacidad de integración social o, por elcontrario, en las operaciones de reproducción de las desigualdadessociales y en la neutralización de las diferencias culturales. (...) Laescuela entonces era el nombre de la autoridad y, como tal, al tiempoque disciplinaba formateaba y fabricaba un tipo de sujeto.También producía las condiciones para la rebelión e impugnación.Pero nada es como era entonces. Ni los jóvenes, ni los jóvenes pobres ni la escuela.   Recuperamos esta perspectiva como punto de partida para esta clase, cierre del primer seminario. En esta oportunidad, retomaremos la problemática de la identidad perocentrándonos en aquellos elementos que nos permitan reflexionar sobre nuestrasidentidades como docentes, es decir, dirigiremos las miradas sobre nuestras identidades profesionales. Agregamos de esta manera a las nociones de experiencia , autoridad y responsabilidad trabajadas en las clases anteriores, las reflexiones sobre la identidaddocente .  Para ello, y proponiéndoles un recorrido que aborde distintas dimensiones de los procesos de construcción de identidades, en primer lugar repasaremos lo quedenominaremos categorías de identificación , es decir los diferentes modelos dedocentes conformados a través de la historia y, en particular, aquellos modelosconformados por los procesos de construcción de hegemonía estatales.En segundo lugar, profundizaremos en el análisis de la relación entre identidadesdocentes e instituciones escolares. Nuestra atención estará puesta aquí en el juego deinfluencias que supone el desarrollo de la profesión en contextos institucionales.Por último, nos concentraremos en la identidad y los procesos de identificación como procesos de construcción de subjetividades. En esta última perspectiva de abordajeapelaremos a los procesos de escritura de maestros como pieza en la construcción de esaidentidad y como posible forma de reflexión y construcción de conocimiento pedagógico.  Introducción Andrea Brito con la colaboración de   Silvia Finocchio   y   Daniel Pinkasz Volvamos, nuevamente, sobre la noción de identidad tal como la hemos trabajado en elDiploma Superior para puntualizar algunos aspectos de este concepto. En el bloque Nº 5, La escuela como espacio de construcción cultural , Alejandro Grimson señalaba doscaracterísticas fundamentales del concepto de identidad. Por un lado, su carácterrelacional  y, por otro, su carácter histórico .Por su parte, en la clase ya citada de Inés Dussel se señala que las identidades seconstruyen por juegos de confrontación de diferencias . Nos dicen estos dos autores que las identidades no son esencias, es decir, no nacemos conalgún atributo que nos otorgue una identidad fija e inamovible, sino que existen procesosde identificación por medio de los cuales forjamos identidades, que estos procesos se danen contextos de interacción que proveen parámetros perceptivos. Proponemos que estasideas sobrevuelen el recorrido de esta clase, articulando nuestras ideas alrededor de unrelato personal.En este caso, se trata de una mirada autobiográfica de una de las autoras de la clase,Andrea Brito, a través de la cual los invitamos a recorrer -a lo largo de tres capítulos- suhistoria de maestra.Entre los nuevos modos de concebir la producción de conocimiento sobre la educaciónse entiende que los propios docentes, a través de sus relatos autobiográficos, están encondiciones de desempeñar un papel muy interesante. Pero más allá de todas lasiniciativas impulsadas desde los años ´70, cuando Stenhouse propusiera a los docentesrealizar sus propias investigaciones para mejorar sus prácticas, los educadores no hantenido caminos formales para que sus conocimientos pudieran revertir en la literaturaeducativa. Por eso son muchos los que hoy plantean la necesidad de recuperar sus voces.Entre otros, Ivor Goodson  y Antonio Nóvoa  proponen prestar atención a la vida delos profesores y al sentido que le asignan a su trabajo. Sostienen que sabemos muy pocode sus representaciones sobre la profesión, de las imágenes sobre sí mismos comodocentes y de sus modos de concebir los diversos aspectos de la vida y el oficio deenseñar.Es en esta dirección que, como dijimos, los relatos autobiográficos pueden constituir unaalternativa. Sin embargo, autonarrarse supone un gran desafío para la memoria demaestros y profesores. Tal como ha ocurrido en la historia de la humanidad, la memoriadocente -en tanto mayoritariamente femenina- ha sido relegada al espacio privado. Paraun docente, autonarrarse implica el esfuerzo de reencontrarse con los innumerablesfactores involucrados en la historia de la práctica educativa, supone producir resignificaciones de esa historia al revelar aspectos muchas veces desconocidos yconduce a deconstruir representaciones y estereotipos sedimentados durante años. Lacreación de una contra-memoria puede ser muchas veces el resultado de esa trabajosaevocación.En esta clase, la inclusión de este tipo de texto no tiene la intención de producir generalizaciones a partir de un caso sino más bien de abrir una puerta que nos permita pensar juntos acerca de la identidad docente. Dado el tema en cuestión, nos resultóinteresante poner a funcionar nuestra propia historia de enseñanza con la intención decompartirla a través de una reflexión sobre nuestro lugar en la docencia. En tantonarración, el juego de las identificaciones está abierto y cada uno de ustedes, más allá denuestras argumentaciones, producirá una interpretación personal que resonará de unmodo distinto en sus propias biografías profesionales.Al igual que en la clase Nro. 1 de este seminario, les proponemos dos recorridos posibles para la lectura de esta clase. Una posibilidad es leer la clase de corrido. La otra es leer, en primer lugar, los textos recuadrados que incluyen la historia, y luego los textos quesiguen a cada relato, en los que presentamos nuestras ideas y observaciones a propósito
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks