balzac-sarrasine.pdf

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 29
 
  SARRASINE Honoré de Balzac Me había sumido en una profunda ensoñación de los que se apoderan de todo, incluso un hombre frívolo, el torbellino más tumultuosos de los partidos. Acaba de golpear la medianoche, el reloj de Bourdon-Elysée. Sentado en el ático de una ventana y se escondió debajo de los pliegues de una cortina ondulante de damasco, pude contemplar en el hogar, el jardín del palacio, donde estaba pasando la noche. Los árboles, imperfectamente cubierto de nieve, estaba en otra cosa e
Related documents
Share
Transcript
  SARRASINE Honoré de Balzac Me había sumido en una profunda ensoñación de los que se apoderan de todo, incluso un hombre frívolo, el torbellino más tumultuosos de los partidos. Acaba de golpear la medianoche, el reloj de Bourdon!l s#e. $entado en el ático de una ventana se escondió debajo de los pliegues de una cortina ondulante de damasco, pude contemplar en el hogar, el jardín del palacio, donde estaba pasando la noche. %os árboles, imperfectamente cubierto de nieve, estaba en otra cosa en el fondo formado por un cielo cubierto de gris, la luna pone un tono blanquecino. &ubierto en medio de este ambiente e'cepcional, espectros parecía mal envuelto en sus hojas, gran imagen de la famosa dan(a de los muertos. %uego, volvi#ndose hacia el lado contrario, podría ver la dan(a de los vivos. )na espl#ndida sala, las paredes cubiertas con tapices de oro plata, lámparas de araña deslumbrante, que brilla en la cascada de luces. *ululaban alrededor, estremecidos bailó, como las polillas, las mujeres más bellas de *arís, los más ricos, más aristocráticos, brillante, pomposo, una orgía de diamantes, flores en la cabe(a, el pecho, el pelo, que se cultiva en los vestidos, o coronas de flores a los pies. +ueron ligera emoción de la alegría, la lujuria pasos, que ruede el encaje muselina rubias alrededor de sus flancos delicados. Algunos parece más viva brillaban aquí allá, eclipsó las luces, el fuego de los diamantes animó a los cora(ones más ardientes. $orprendido #l era tambi#n signos de cabe(a importante para los amantes las actitudes negativas hacia sus maridos. !l estruendo de las voces de los jugadores, cada golpe inesperado, la reunión de oro me(clado con la msica, el murmullo de las conversaciones. *ara finali(ar este aturdimiento de la multitud rompió por todo el mundo pueden ofrecer tentaciones, una máquina de vapor de los perfumes la embriague( general, trabajó en el entontecidas imaginación. *or lo tanto, a mi derecha, la imagen oscura silenciosa de la muerte, a la i(quierda de la vida bacanal decente aquí, la naturale(a fría, triste, lleno de dolor- allí, los hombres poseídos de alegría. o, en la frontera de estos dos cuadros tan dispares que una mil veces repetido en diferentes formas, hacen de *arís la ciudad más divertida del mundo, mientras que el más filosófico, moral era un macedonio, la mitad fnebre feli(, la mitad. &on el pie i(quierdo, pegó en el travesaño el pensamiento del otro atrapado en un atad. )na de mis piernas, de hecho, fue congelado por una de esas corrientes de aire fresco que la mitad del cuerpo, mientras que otro sentido el calor hmedo de los salones, los accidentes son frecuentes en un baile.  /a mucho que el señor de %ant posee este palacio0  $í 1!stá usted haciendo die( años que el mariscal &arigliano lo vendieron ...  2Ah3  !stas personas deben tener una inmensa fortuna.  !n efecto, debe ser.  24u# fiesta3 !s un lujo insolente.  1&rees que son tan ricos como el señor 5uncingen o $eñor de 6ondreville0  Así que, 1sabes0  Me inclin# hacia delante reconoció a las dos partes que pertenecen a esa gente curiosa que, en *arís, se ocupa e'clusivamente de los porqu#s, los &omos0 17e dónde ha salido0 14ui#nes son0 14u# es0 14u# ha que hacer0 &omen(aron a hablar en vo( baja se alejó a ir a hablar, más cómodo, en algn sofá solitario. Mina no sería más fructífero, abiertos a investigadores de misterios. 8adie sabía dónde estaba la línea de la familia %and , o el comercio que, que la piratería de robo, o que el patrimonio llegó una fortuna estimada en varios millones. 9odos los miembros de la familia hablaban italiano, franc#s, español, :ngl#s Alemán, con la certe(a suficiente, dejar de creer que habían vivido mucho tiempo entre los diferentes pueblos. $ería bohemios0 *iratas0  $i el diablo3  7ijo que los políticos jóvenes, dar recepciones magníficas.  :ncluso si el recuento de %and había despojado a un magnate, que se casaría con la hija3  6ritó a los filósofos. 7e hecho, que no se casaría con Marianina, joven de diecis#is años, cu a belle(a reali(ado los conceptos fabulosas de los poetas orientales0 &omo la hija del sultán, el cuento maravilloso de la lámpara, debe permanecer envuelta en un velo. $u forma de talento como cantante estaba pálida incompleta de Malibran, de $ontag, de +odor donde la calidad dominante siempre se e'clu en de la perfección del todo, mientras que Marianina sabía unir en el mismo grado, la pure(a del sonido, la sensibilidad,e'actitud de los movimientos cadencias, el alma la ciencia, la revisión, el sentimiento. %a niña era la clase de poesía secreta vínculo comn de todo el arte que se escapa siempre a los que la buscan. 7ulce sin pretensiones espirituales, educado, nada podría eclipsar Marianina a menos que su madre. !l lector a ha encontrado algunas de estas mujeres, que b %e(a fulminante desafía los ataques de edad que, a los treinta seis años, parecen más deseables que deben ser de quince años antes0 $u rostro es un alma en el amor eclipsa, brilla en cada rasgo de inteligencia, cada poro de su cuerpo tiene un brillo especial, sobre todo bajo el resplandor de las luces. $us ojos seductores atraer, tímido, hablar o guardar silencio, su andar es inocentemente sabio, su vo( e'presa el tono melodioso de la rique(a presumiblemente más dulce tierna. $obre la base de comparaciones, la alaban(a de ellos no aprecian el amor propio más complaciente. )n movimiento de sus pestañas, el conjunto más pequeño de los ojos, un labio que comprime se queja, imprimir una especie de terror a los que los hacen su vida su felicidad. $in e'periencia en los discursos de amor suave, una empleada dom#stica puede ser seducido, pero para este tipo de mujeres, un hombre debería saber, como el $eñor de ;aucourt, se abstengan de gritar cuando, en el fondo de un armario, su doncella aplastar los dedos en una junta de la puerta ... *otente encantan estas sirenas está arriesgando su vida.  no es qui(á por eso los amamos con pasión3 Así era la condesa de %and . +elipe, hermano de Marianina, como su hermana había heredado la belle(a maravillosa de la condesa. *ara resumir en una palabra, este niño era el vivo retrato de Antinoo, de manera más delicada. *ero, como estos finos frágiles las proporciones se han aliado a la juventud, cuando un tono de oliva, los cilios vigorosa un incendio aterciopelada parecen prometedores para el futuro pasiones viriles, ideas generosas3$i +elipe conquistado todos los cora(ones de las chicas, como tal, tambi#n en la memoria de todas las madres como el mejor partido de +rancia. %a belle(a, la fortuna, gracias a estas dos criaturas, depende e'clusivamente de la  madre. !arl %and era de baja estatura, feo flaco, moreno como un español, aburrido como un banquero. *asó, por otra parte, como profundos cambios políticos, porque tal ve( riendo un par de veces siempre se cita el $eñor de Metternich <ellington. !sta misteriosa familia tenía todo el atractivo de un poema de %ord B ron, cu as dificultades se han traducido de forma diferente por otra persona un mundo hermoso, una canción sublime, de estrofa a estrofa. %a reserva que el $r. la $ra. %and celebrada el respeto de su srcen, su e'istencia pasada sus relaciones con las cuatro partes del mundo, no fue motivo para la sorpresa de largo en *arís. 9al ve( en ningn otro país se entiende mejor el a'ioma de =espasiano. !ntonces, el dinero, incluso con manchas de sangre o barro, no traicionar a cualquier cosa todo lo que representa.$iempre cuando la empresa conoce el nmero de su fortuna, que se encuentran entre los hombres que son iguales nadie le pide ver su pergaminos, porque todos saben cómo son baratos. !n una ciudad donde los problemas sociales se resuelven por medio de ecuaciones algebraicas, los aventureros tienen e'celentes posibilidades a su favor. $upongo que esta familia era de srcen checo, era tan rico atractivo para que la alta sociedad podía perdonar a sus pequeños misterios. 7esafortunadamente, sin embargo, la enigmática historia de la casa de %and ofrece un inter#s permanente de la curiosidad, bastante similar a las novelas de  Ana >adcliffe. %os observadores, estas personas que asegurarse de que sabe dónde está su candelabros estabelecimiento compras o cuestionar el alquiler de su departamento, si les parece hermosa, se había dado cuenta, a largos intervalos, en medio de las fiestas, conciertos , de dan(as, raouts de datos por parte de la condesa, la aparición de un e'traño personaje. ?l era un hombre. %a primera ve( que apareció fue en el palacio durante un concierto, parecía haber sido traicionado por el pasillo de la vo( de Marianina encantadora.  9engo frío, a que es un momento  dijo a su vecina, una señora, sentada cerca de la puerta. !l desconocido que estaba cerca de la mujer se alejó.  Algo nico3 )na ve( que esto era e'traño, sin embargo, sentir el calor. ?l dirá que esto loco, pero no puedo creo que mi vecino, este caballero vestido de negro que acaba de salir, fue el que me hi(o este frío ...  Al poco tiempo, la e'ageración de las personas naturales en la alta sociedad se levantó se acumulan más ideas divertidas, las e'presiones más e'trañas, los cuentos más ridículo de este misterioso personaje. 8o es e'actamente ser un vampiro, un hombre artificial, una especie de >obin +austo o los bosques, participó en las palabras de la gente amable de lo fantástico, todos esos naturale(a antropomórfica. /ubo alemanes que estaban tomando una realidad grave de estos chismes críticas ingeniosas parisino. !l desconocido era simplemente un anciano. Muchos de estos jóvenes, acostumbrados a decidir por la mañana, el futuro de !uropa en una pocas frases elegantes, querían ver que algunos penales gran desconocido, poseedor de inmensas rique(as. %a novela cuenta la vida de esta antigua, con detalles realmente curiosos sobre las atrocidades cometidas por #l, todo el tiempo que había estado al servicio del príncipe de M sore, :ndia. %os banqueros, la gente más positiva, que se ejecutó una fábula  engañosa@  2Bah3  7ijo, levantando sus anchos hombros en un movimiento de piedad, este viejo es un genov#s cabe(a.  $eñor, si no, la indiscreción, o la bondad de e'plicarme qu# quiere decir con la cabe(a genov#s0  !s un hombre, señor, sobre la vida de los que se encuentran enorme capital su buena salud depende, por supuesto, los ingresos de esta familia ... >ecuerdo haber oído en la casa de la señora d!spard, un hipnoti(ador que demostró por consideraciones históricas mu curioso que este anciano, sometido a una cpula de cristal, fue el famoso Bálsamo, llamado &agliostro. 7e acuerdo con este moderno alquimista, el aventurero siciliano se había escapado de la muerte divertido de hacer de oro para sus nietos. *or ltimo, el agente judicial de +orette afirmó haber reconocido a este personaje singular el conde de $ant6ermain. !stas tonterías, dijo en el tono ingenioso burlón de aire, en nuestros días, con una sociedad sin creencias, entretenido vagas sospechas sobre la casa de %and . *or ltimo, por una combinación singular de circunstancias, los miembros de esa familia  justificadas las conjeturas mundano, el mantenimiento de un procedimiento mu misterioso con que el hombre de edad, cu a vida ha huido, por así decirlo, a todas las investigaciones. &uando este personaje llegó a trav#s de la puerta de la vivienda, dijeron, ocuparon el palacio de %and , su aspecto siempre causado una gran sensación en la familia. 7ir sería un evento de gran importancia. +ilipo, Mariana, la $ra. %and de un viejo criado eran los nicos que tuvieron el privilegio de a udar al e'traño caminar, levantarse para sentarse. &ada uno miraba sus menores movimientos. !s como si uno estaría encantado de que depende la felicidad, la vida la fortuna de todos. !l miedo o el afecto0 %a gente del mundo no se encontró ninguna inducción que a udaría a resolver el problema. !scondido, meses enteros en el fondo de un santuario desconocido, esta familia genio fue allí, de repente, como si a escondidas, sin que se esperaba, apareció en medio de los pasillos, sin previo aviso, similares a los de hadas de edad que ca ó de su dragones que vuelan vienen a perturbar las ceremonias que no había sido invitado. %os observadores fueron más ejercido los nicos que entonces podía adivinar la angustia de los propietarios de viviendas, que podrían ocultar sus sentimientos con notable habilidad. A veces, sin embargo, bailar una cuadrilla, la ingenua Marianina lan(ó una mirada de terror al viejo que parecía uno de los grupos. , +ilipo corrió entre la multitud para reunirse con #l se puso a su lado, tierno atento, como si el contacto de los hombres o menos golpe que romper esta e'traña criatura.%a condesa trató de acercarse a #l, sin manifestar la intención de hacerlo, entonces se llena de formas aprobó una fisonomía de la servidumbre la ternura, la sumisión el despotismo, dijo que dos o tres palabras que el viejo casi siempre la trató, desapareciendo, debido, o mejor dicho, arrastrado por ella. %a $ra. %and no está ahí, contar hasta mil estratagemas recurrieron a acercarse a #l. $in embargo, parecía poco probable que hacerse oír lo trataba como un niño mimado, cu a madre se ocupa de todos los caprichos los temores de las pequeñas peleas.Algunos indiscretos se había atrevido a hacer preguntas al &onde de %and frívola.!ste hombre no tenía signos frío reservado de entender las preguntas de los curiosos.Así, despu#s de muchos intentos, la prudencia de todos los miembros de la familia se convirtió en vano, nadie se molestó en descubrir un secreto tan celosamente
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks