Auditoría - Montanini - 318

Please download to get full document.

View again

of 318
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 5
 
  sd
Related documents
Share
Transcript
  , , . / ,  ,  ' , . -.~-:r  ,1 ,. .  PREFACiO Este libro que hoy presento es el producto de un muy importanteesfuerzo. Por le tanto, más allá de su cOntenido, lo considero un hito enmi vida académica y profesional. Es una meta que me he propuesto yhoy, humildemente, sale a la luz.En él cohabitan mis convicciones y mis sacrificios, pero también losele aquellos que me acompañaron en este sinuoso camino, que es mideseo transmitir. En esta obra se conjugan hechos sustanciales de mi vida,que representan a todos aquellos que me dieron su apoyo sin conelicio.nes y a todos aquellos que la recibirán para aprender.Tan esencial es para mí esta obra, que ía considero parte ele mi 18-gaelo académico. Espero, por supu~cto, que la vida me permita dejar más que estas hUmildes palabras, pero la existencia de otras obras noimpedirá que ésta sea una piedra fundamental en mi recorrido por elsendero de la enseñanza.También pretende ser un grito de que.el trabajo, efectivamente, tie.ne sus frutos y que, como dice Schiller ell boca de Paulet, 'en el ocio,suele tentarnos el enemigo malo 1.Hablaré ahora qe Contabilidacl, pero, en el sentido que le daré, in-cluys ala auditoría, p'uesto que clay una estación imborrable entre ambas.Durante muchos años se ha tildado a la Contabilidad de ser unadisciplina con poca renovación a través del tiempo, estática y, por lo tan.to, estancadó. Esta ideó del vuelo li:nitado de la Contabilidad ha pravo.cado, lenta pero efectivaiTls'nte, un ITienosprecio  y  un desinterés. haciaella por parte de la sociedael en su conjunto. Los estudiantes tambiénhan sentido las consecuencias de ese desgaste paulatino, puesto quesu motivación a estudial'  Contabilidad  se apoya en una supu.esta  salida SCHILLER, FF,IEC'R!CH: lvla(.1  Estuc.rclo ,  Acto  1,  Escena primerE,. ERREP;.\R  XI   AUDITORiA DE ESTADOS CONTABLES PREFACIO laborai ségura más que en la vocación asociada a los conocimientos aadquirir   y  en su propia contribución al crecimiento de la disciplina; lo quegenera, por supuesto, un nuevo desinterés a la hora de incorporar co-nocimientos contables profundos  y  fundamentales.Esto ha provocado un creciente pragmatismo en la disciplina con-table, generando laidea de que la Contabilidad es el conjunto de las nor-mas contables que deben cumplirse. Y se ha terminado por confundir ala disciplina con la simpie teneduría de libros  y  !9 .  llana aplicación de ta-les normas. En esta realidad, el'único criterio profesional permitido es eide la interpretación de las normas a la hora de aplicarlas.Este tenor de ideas, seamos sinceros, no es solamente causa de lalíneade pensamiento contabie, ni genera sólo consecuencias en ella. Noes dificil ver a nuestro alrededo, 'Jna sociedad utilitarista en fa que los co-nocimientos no tienen sentido si no sirven para algo en el corto plazo.Pocas cesas están más alejadas de lo que debería ser. Pero pararealmente comprender esto, debemos internalizar la idea de que la Con-tabilidad es una herramienta para los usuarios de los informes que ellamisma emite. No tiene sentido hablar de Contabilidad si no pensamosen qUienes la van a utilizar. Quiero mencionar un fragmento de un libroque me ha enseñado mucho, que parece no tener que ver con nuestrotema, pero es la quintaesencia del avance de las disciplinas que tienenutlllzaclon practica (o sea, tod2s): Todos los esfuerzos de los filósofospara construir una moral teórica raclonai han carecido de función eficaz,nan sido actitudes individuales, prácticamente negativas: y en la socie-dad no se pueden destruir creencias fundadas en seculares sentimien-tos  y  en intereses reales, sin substituirlas por otras que puedan satisfa-cer los sentimientos e inte,'eses que aquéllas suStentaban. Una moral de~abinete no puede reempiazar a una creencia social; podemos admirar la Etica  'le Spinoza o la  Crítica de la razón práctica  de Kant como' prodigio-sos p0emas de lógica r2-cional, sin creerlos susceptibies de dar nuevaorientación a la moralidad de los hombres, ni de satisfacer su sentimien-to místico. Los fiiósofos han elaborado ~.ipótesis éticas para filósofos 2.No debemos caer en la idea de que laContabilidad es útil para aque-llos que conocemos sobre Contabilidad. ;Por el contrario, es más útil paraaquel que debe conocer, por ejemplo, el desenvolvimiento de su negocio 2  INGENIEROS, Jose::   Hacia una moral sin dogmas , novena edición  Editorial  LosadaBuenos Aires, 1996. y  decidir en función de él. Los contadores no debemos hacer ni pensar contabilidad para contadores sino para todos aquellos que la necesitan,con la dificultad que esto implica, por la diversidad de interesados.Lamentablemente, los planes de estudios de las carreras de Conta-dor Público en muchas universidades del país, contemplan un excesivoénfasis en el estudio del contenido de las normas contables, sin anon-dar demasiado en los conceptos que les dan origen  y  forma.Esto no es más que la,consecuencia de considerar a la Contqbili-, dad como una mera herramienta  d e  la función legal, despreciamlu su'importancia fundamental para las decisiones de diversos usuarios, dis-tintos de aquellos que utilizan los informes contables con fines judiciales. A pesar de los avances vividos, la corriente anglosajona, eminente-mente pragmática, se ha impuesto categóricamente en la enseñanza,  y las universidades, desde mediados del siglo pasado, tienden a formar auditores  y  contadores preocupados por el cumplimiento de las normas,sin preocuparse demasiado por la formación de profesionales. Esto nopretende ser un desprecio. Al contrario, las universidades deberían for-mar buenos contadores públicos para que éstos, si lo desean, seanbuenos auditores, pero con una fuerte formación en conceptos conta-bles, no en normas contables.He aquí la cuestión: cuando se aprenden las normas despreciandoel concepto, los cambios de normas implican profundas  y,  a veces, irre-solubles desorientaciones. Yo me pregunto muchas veces ¿cómo pue-de ser que aiguien que ha estudiado Contabilidad no sepa cómo tratar un ¡ama? La respuesta es simple: nunca se lo enseñaron, ni le enseña-ron a razonarlo. Y ese contenido, tal vez, no estaba previsto en las nor-mas contables en el momento en que esa persona estudiaba. '( si esta-ba, la formación pragmática a uitranza lograba que ese alumno, futuroprofesional, aprendiera una cuestión limitada en el tiempo  y  en el conte-nido,  y  no un concepto permanente3.Las respuestas a todas las preguntas están en la revisión concep-tual de los hechos  y  no en las normas contables. '¿Qué tienen las normas contables de malo? En realidad, nada. Elproblema no son las normas, sino que se considere que éstas son la ba- 3 El concepto de permanencia debe entenderse desde la perspectiva científica, o sea,aquello que puede cambiar por nuevas investigaciones, pero no por deci:;:,:íonesdeorganismos de controL Las ciencias buscan el conocimiento de la verdad, mientrasque las normas positivas buscan determinar hechos de aplicación. ,;1, .T ¡'o ~ ::Xl;;-I----------------------- GUSTAVO MONTANINI ERREPAR  XIII
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks