Arquitectura, Diseño y Filosofia en Heidegger

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 12
 
  arquitectura
Related documents
Share
Transcript
    Home   ARQUITECTURA, DISEÑO Y FILOSOFÍA EN HEIDEGGER; CONSTRUIR, HABITAR, PENSAR Por Adolfo Vásquez Rocca    Adolfo Vásquez RoccaDoctor en Filosofía y Teoría del ArteUniversidad Católica de Valparaíso - Universidad Complutense de Madrid * Versión ampliada del ArtículoVÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, La arquitectura de la memoria: Espacio e identidad pp.163 – 176 Revista Cuadernos deFilosofía - Nº 22 - 2004 [Publicación anual]. Universidad de Concepción – Chile. ISSN 0716-9884 / y En A Parte Rei Revista dela Sociedad de Estudios Filosóficos de Madrid Nº 37 – 2005 http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/page47.html VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, Para hablar con los muertos. Poética de la memoria: Tralk, Heidegger, Teillier , En Revista deDiseño Urbano y Paisaje, UNIVERSIDAD CENTRAL DE CHILE, FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO YPAISAJE, FAUP, ISSN 0717- 9758, Volumen III, Nº 9, 2006.Más información: http://revista.escaner.cl/   INTRODUCCIÓN Este trabajo se propone desplegar una mirada metafísico-existencial –y por ello también arquitectónica sobre el habitar,entendido éste como un acto –de resonancias espirituales mediante el cual el hombre afianza su identidad y se reconoce en eltrato que establece con las cosas. Esta mirada se corresponde con la tesis heideggeriana del habitar poético del hombre en elmundo, entendiendo este habitar en el sentido tanto físico-residencial de la morada, como espiritual de la moral. El desarrollo de las ideas heideggerianas respecto al “ser de lo útil” rápidamente sitúan ante perplejidades que dieron lugar alplanteamiento de cuestiones tales como: el desmantelamiento postmoderno de la relación entre lo útil   y lo bello , las cuales sondesplegadas en este trabajo como una reflexión en torno al diseño y la arquitectura, todo esto en el intento de articular una  poética de la   habitabilidad.   Arquitectura y Diseño Dr. Adolfo Vásquez RoccaLos temas aquí desarrollados forman parte de las reflexiones que Heidegger realizó para responder de un modo estricto,precisamente, al problema de la estética. Estas reflexiones se encuentran principalmente en El Origen de la Obra de Arte y Hölderlin  y la esencia de la poesía . Ambos escritos fueron leídos por su autor en conferencias pronunciadas con diferencias dealgunos meses, sucediéndose cronológicamente   en el orden citado.La estética del siglo XIX se dedicó de modo muy unilateral a tratar el arte como actividad subjetiva, dejando en segundo términoel examen profundo y directo de la obra de arte, la cual es en definitiva el motivo determinante de aquella actividad. El cambiode dirección del pensamiento estético, que reclamaba la propia naturaleza de dicha reflexión, no se ha producido hasta nuestrosiglo, y puede considerarse la actitud de Heidegger respecto a este problema como un exponente temprano de dicho cambio. Elpunto de vista heideggeriano es abordar directamente la obra de arte como tema concreto de su análisis filosófico. Por más quesus trabajos estéticos tengan cierta autonomía y el propio autor aluda muy escasamente a su obra anterior, es claro queaquéllos tienen como supuesto de sus ideas centrales Ser y Tiempo.  De manera similar a este libro que es una ontologíafundamental, los dos pequeños ensayos estéticos pueden considerarse como una ontología del arte en el sentido más propio.  Arquitectura y Diseño Dr. Adolfo Vásquez Rocca  LA PALABRA COMO MORADA DEL SER. La tarea de la filosofía, tal como es entendida por Heidegger1, consiste en conservar en su verdad la fuerza de las palabrasmás elementales en las que nuestra realidad se expresa a sí misma, y preservarlas sobre todo de los usos inerciales, los cualeslas volatilizan llegando a ser incomprensibles, que es, por otra parte, fuente y srcen de problemas aparentes.¿Desde cuándo es tarea de la filosofía preservar y conservar en su primigenia verdad la fuerza de ciertas palabraselementales? ¿Desde cuándo notó la filosofía que las palabras tienen fuerza, que hubiese palabras elementalísimas y que fuerafaena suya preservarlas y conservarlas en su verdad o primigenio poder de manifestación? Sin embargo, mejor seríapreguntarnos, ¿desde cuándo dejó la filosofía de considerar como propias estas tareas, y desde cuándo pasaron al dominio delos poetas?Primogénitas y gemelas fueron, allá, en sus orígenes, filosofía y poesía. No es coincidencia, sino natural necesidad, el que laprimera obra de metafísica, madre de todas las demás hasta el presente, haya sido obra de un poeta: Parménides; y escrita,cantada, en verso hexámetro. La esencia de la poesía consiste en saber inventar nombres que funden y asienten en la palabrael Ser y la esencia de las cosas . Y fue el poeta-filósofo Parménides quien dio nombres fundadores y fundamentales al Ser  ; yquien inventó las palabras Ser, Pensar, Identidad  … Dichtung ist das stiftende Nennen des Seins (Heidegger). Poetizar es usar una palabra para el oficio de hablar del Ser; inventarle a un vulgar y físico sonido el oficio de hablar del Ser. De este modo sepuede afirmar que todo poema supone una metafísica y que, a su vez, toda metafísica implica una poética, un determinadoimaginario.Es así como los poetas han aprendido de los filósofos el arte de las grandes metáforas –tan desacreditadas por el movimientode la deconstrucción–, esas imágenes iluminadoras e inmortales por su valor poético, como el río de Heráclito, la esfera deParménides, la lira de Pitágoras, la caverna de Platón.Esa fusión de movilísimo con río, de identidad con esfera, de sonido con números, de ideas con luz…, no se mantiene más deun instante, es una visión reveladora, como un relámpago en el pensamiento, cuyo destello no dura más de lo que todopresente, urgido por el futuro, arrastrado por la fuerza inmemorial del pasado convertido en leyenda. Es el lugar del mito comosabiduría proverbial, el que por la fuerza evocadora de sus imágenes, nos permite retornar a los tiempos srcinarios, de modoque resplandezca entre sus fantasmas el verdadero sentido del ser. Por ello la reflexión filosófica no puede prescindir del mito,así como el mito de su guardián, el poeta.Decir la verdad, es expresar, manifestar, articular, la condición de pertenencia a un desvelamiento en el cual el hombre está( immer schon geworfen ) siempre ya arrojado. La metáfora guía para la noción de verdad no queda caracterizada por el acto decaptar ( begreifen ) sino por el de habitar. Por ello no es casual que Heidegger refiera tan a menudo el verso de Hölderlin sobreel habitar poético del hombre. “ dichterisch wohnet der Mensch auf    dieser Erde ” (poéticamente habita el hombre esta tierra). Ahora bien, si la metáfora guía para el concepto de verdad es el hecho de habitar, la experiencia de la verdad está destinada adevenir una experiencia poética o estética   2.    Arquitectura y Diseño en Heidegger por Adolfo Vásquez RoccaEn la obra de Heidegger se esta constantemente buscando retornar al srcen, ya sea por el camino hermenéutico, ya por lasseñales de ruta dejadas en el devenir etimológico de las palabras o mediante la reconstrucción de sentidos primigenios a travésde ejemplos tomados de una vida de aldea, en la cual se puede percibir una gran nostalgia, la misma que él –Heidegger–reconoce en la poesía de Trakl. Una nostalgia por aquel mundo del orden inmemorial de las aldeas y de los campos, en dondesiempre se produce la misma segura rotación de las siembras y las cosechas, de sepultación y resurrección, tan similares a lagestación de los dioses propios de la poesía de Hölderlin. En las obras de Heidegger vemos las cosas dotadas de vida, lascosas vividas, el trato con las cosas cotidianas, con las cosas admitidas en nuestra confianza, esto es lo que Heidegger entenderá como el ser de lo útil. 3   EL HABITAR POÉTICO DEL HOMBRE EN EL MUNDO. Heidegger alude, a través de la imagen de la casa, al sentido espiritual del hogar como espacio en el que se produce la unidadespiritual de los seres humanos con las cosas. Es así como Heidegger realiza una lírica descripción de su hogar ideal, unagranja, en la Selva Negra:“ Lo que ordena aquí la casa es la autosuficiencia que permite al cielo y la tierra, a los dioses y a los mortales formar una únicaunidad con las cosas. Es eso lo que sitúa la granja mirando al sur, en la ladera de la montaña protegida por los vientos, entrelos prados cercanos al manantial, y la dota de un tejado con ancho voladizo de guijarros, cuya característica pendiente no sóloaguanta el peso de la nieve, sino que desciende hasta abajo para resguardar las   habitaciones de las tormentas durante laslargas noches invernales. No olvida el altar en un rincón, detrás de la mesa comunitaria, y halla sitio en la habitación para el sagrado lugar del parto y para el ‘árbol de los muertos’ –pues así llaman aquí al ataúd–, y de ese modo determina, para lasdistintas generaciones que conviven bajo el mismo techo, el carácter de su viaje a través del tiempo. La habitabilidad artesana,surgida ella misma de la morada, que aún emplea sus herramientas y sus estructuras como si fueran cosas, edifica la casa delabor. ”4 Heidegger, en este texto, vuelve la mirada a un idílico estado preindustrial, mirada que se corresponde con la sensibilidadneorromántica de los poetas láricos como Trakl o Teillier, quienes están constantemente intentando regresar a la aldea  – alpueblo natal  –  como muestra de rechazo (velado o inconsciente) de la ciudad moderna, creando un mundo imaginario en el cualdeclaran verdaderamente habitar, y en donde se da el verdadero arraigo, la vuelta al mundo de la infancia y la confianza en lamemoria y la leyenda.La vivienda y el hogar, son elementos decisivos que permiten al hombre desarrollar un sentido de su propio yo, en tanto queperteneciente a un lugar determinado: Todo espacio realmente habitado contiene la esencia del concepto de hogar, porque allí se unen la memoria y la imaginación, para intensificarse mutuamente. En el terreno de los valores forman una comunidad de memoria e imagen, de tal modo que lacasa no sólo se experimenta a diario, al hilvanar una narración o al contar nuestra propia historia, sino que, a través de lossueños, los lugares que habitamos impregnan y conservan los tesoros del pasado. Así pues la casa representa una de las principales formas de integración de los pensamientos, los recuerdos y los sueños de la humanidad. Sin ella, el hombre sería unser disperso .5  Aquí podemos notar el paralelismo entre la casa y el cuerpo como depósito de memoria. “No sólo los recuerdos, también lascosas que hemos olvidado están ‘almacenadas’ 6. El alma es una morada. Recordando las casas y las habitacionesaprendemos a mirar dentro de nosotros mismos. Facultad de Arquitectura Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca Universidad Andrés Bello UNAB 
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x