Ají dulce.docx

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 13
 
  Ají dulce Familia: Solanáceas Género: Capsicum Especie: Capsicum Annum Forma de producción Existen plantas con un crecimiento arbustivo, que llegan a alturas máximas de 1,60 m a los 10 meses de edad y plantas de porte bajo (raquíticas) que no superan los 0,80 m de altura. De estas últimas existen algunas con los entrenudos muy cortos y las ramas que se desarrollan paralelas al suelo a muy bajas alturas (0,50 m). Las características más variables son las de los frutos. Entre l
Related documents
Share
Transcript
   Ají dulce Familia: Solanáceas Género: Capsicum Especie: Capsicum Annum Forma de producción Existen plantas con un crecimiento arbustivo, que llegan a alturas máximas de 1,60 m a los 10 meses de edad y plantas de porte bajo (raquíticas) que no superan los 0,80 m de altura. De estas últimas existen algunas con los entrenudos muy cortos y las ramas que se desarrollan paralelas al suelo a muy bajas alturas (0,50 m). Las características más variables son las de los frutos. Entre los colores observados en los frutos maduros son: amarillo, anaranjado, rosado, rojo y marrón. Las formas varían desde aplanadas con una relación largo/ancho entre 0,5 y 0, 7 hasta alargados con una relación de 3,6 a 4,2 largo/ancho. Es muy difícil asignar categorías en las formas, ya que dentro de éstas hay diferentes tamaños y la superficie puede ser lisa o rugosa con pliegues longitudinales que abarcan parte o todo el fruto, dando como resultado una gran multiplicidad de formas. La especie más abundante es C. chinense y dentro de ésta la mayoría de las selecciones son dulces o poco picantes. El sabor picante está asociado frecuentemente con el color amarillo. Entre los agricultores existen dos formas principales de producción. En una se produce ají para el autoconsumo en el huerto o jardín casero o en conucos cercanos a las casas. La otra forma de producción es la utilizada por los agricultores que producen ají para el mercado. Estos han adoptado algunas de las prácticas utilizadas en otras hortalizas, lo cual les permite obtener altos rendimientos. Preparación del terreno La planta de ajíes es una planta que le gusta estar a pleno sol con alguna tolerancia a sol filtrado. Es una planta que se cultiva muy bien en climas cálidos y a la cual le gusta tener un PH aproximado de 6-8 en el suelo. Es una planta que se puede sembrar en tiestos pero para mayor producción prefiere directo en el suelo con buen drenaje y con buena cantidad de nutrientes para poder producir sus frutos. Se recomienda arar el terreno a una buena profundidad (8-12 pulgadas) y añadir materia orgánica para mejorar el terreno.  Labores culturales del cultivo 1.   Poda de formación. Es una práctica cultural frecuente y útil que mejora las condiciones de cultivo en campo y como consecuencia la obtención de producciones de una mayor calidad comercial. a que con la poda se obtienen plantas equilibradas, vigorosas y aireadas, para que los frutos no queden ocultos entre el follaje, a la vez que protegidos por él de insolaciones. 2.   Aporcado. Práctica que consiste en cubrir con tierra o arena parte del tronco de la planta para reforzar su base y favorecer el desarrollo radicular. En terrenos arenosos debe retrasarse el mayor tiempo posible para evitar el riesgo de quemaduras por sobrecalentamiento de la arena. 3.   Destallado. A lo largo del ciclo de cultivo se   irán eliminando los tallos interiores para favorecer el desarrollo de los tallos seleccionados en la poda de formación, así como el paso de la luz y la ventilación de la planta. 4.   Deshojado. Es recomendable tanto en las hojas senescentes, con objeto de facilitar la aireación y mejorar el color de los frutos, como en hojas enfermas, que deben sacarse inmediatamente del invernadero, eliminando así la fuente de inóculo. 5.   Riego. En general la especie por tener raído crecimiento requiere de una buena aplicación de humedad, donde la frecuencia del riego está entre e los 3 y 4 días la cual puede variar en función de las condiciones climáticas del lugar donde se realiza el cultivo.  6.   Control de malezas. El Control de malezas debe realizarse continuo ya que las compiten con el cultivo, por luz agua y nutrientes, la forma convencional para controlarla es de forma manual pero puede utilizarse la forma mecánica y química, esta última tiene que realizarse con mucho cuidado ya que estos productos pueden causar daños al cultivo lo aconsejable si se utiliza que estos productos sean selectivos. 7.   Fertilización. Las cantidades y clase de abonos que convienen adicionar a las plantaciones dependen de los factores de fertilidad del suelo y capacidad de absorción de la planta en el suelo, por lo tanto es recomendable antes de realizar cualquier practicad de fertilización buscar la asesoría de técnico en la materia que lo pueda ayudar a solucionar el problema de nutrición en el cultivo  Cosecha Los ajíes pueden ser recolectados en verde cuando ya han alcanzado un tamaño adecuado; también cuando adquieren tonalidades rojizas, dejándolos que terminen de madurar en un cajón. Si conseguimos mantener la planta totalmente sana durante todo su desarrollo, podemos recolectar los frutos cuando se hayan coloreado totalmente de rojo. En cualquier caso, cortar los pimientos dejando siempre unos dos centímetros de pedúnculo, teniendo cuidado de no forzar las ramas pues se rompen fácilmente por los nudos  Temperatura El ciclo vegetativo de esta planta depende de las variedades, de la temperatura en las diferentes épocas (germinación, floración, maduración), de la duración del día y de la intensidad luminosa. El chile necesita una temperatura media diaria de 24°C. Debajo de 15° C el crecimiento es malo y con 10°C el desarrollo del cultivo se paraliza. Con temperaturas superiores a los 35°C la fructificación es muy débil o nula, sobre todo si el aire es seco. Tipo de suelo El cultivo se adapta a diferentes tipos de suelo, pero prefiere suelos profundos, de 30 a 60 centímetros de profundidad, de ser posible, francos arenosos, franco limosos o franco arcillosos, con alto contenido de materia orgánica y que sean bien drenados.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks