35. Persona y democracia.pdf

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 15
 
  Salvador Mendiola lecturas 325 lecturas 326 Salvador Mendiola Persona y democracia Discípula de José Ortega y Gasset, amiga de José Lezama Lima y de Sergio Pitol, María Zambrano es la Héroe es aquel que logra al fin continuadora de una tr
Related documents
Share
Transcript
  325 Salvador Mendiola lecturas  326 lecturas  327 Salvador Mendiola Persona y democracia Héroe es aquel que logra al fincoincidir consigo mismo.M.Z. L o que el lector de suplementosdominicales entiende por“postmodernidad”, lo presintióhace un siglo Friedrich Nietzschecomo “nihilismo” y dijo que la en-fermedad nos iba a durar un siglomás. También señaló que la únicaforma digna de atravesar esta Era“en que no se puede creer en nada”implica un esfuerzo para volver acreer en lo más elevado. En esta di-rección, con el paso del tiempo, laobra escrita de María Zambrano havenido a ser, para los lectores encastellano, uno de los sitios dondecon mayor lucidez hemos podidorealizar el esfuerzo de resignificarla vida en comunidad.Los escritos de María Zambranotodavía no salen de un muy selectogrupo de lectores. El público nihi-lista contemporáneo todavía tieneque estar alejado de los secretos deesta escritura, tanto por la profun-didad de sus temas como por lasradicales exigencias que propone.Sólo con el paso del tiempo, el sen-tido común podrá ir comprendien-do y aceptando los planteamientosque impone un proyecto cuyo de-seo es comunicar qué es lo más sa-grado para el hombre.Discípula de José Ortega y Gasset,amiga de José Lezama Lima y deSergio Pitol, María Zambrano es lacontinuadora de una tradición encastellano que se ha propuesto en-tender el sentido de la existenciacomo una exigencia del pensamien-to. Sus escritos nos han recordadoque el más alto saber es de caracte-rística poética, y lo que nos dejanpensar es la mejor forma de vivirtodos en libertad ahora. Al mismotiempo, la escritura de esta pensa-dora ha iluminado una tradicióndiferente para interpretar los sue-ños y organizar la economía políti-ca, haciéndonos saber que haypensamientos subterráneos que to-davía pueden enfrentarnos con lodesconocido, con lo inesperado: lafelicidad.Ha comenzado a circular entrenosotros la nueva edición de Perso-na y democracia , libro publicado porprimera vez el año de 1958 en Puer-to Rico. Punto crucial en la re-flexión que va por la pregunta delsentido del liberalismo a la pregun-ta por el significado de lo sagrado,este libro se nos presenta como unapasionado discurso sobre la sus-tancia real de la libertad; así, se nosrecuerda: “solamente se es de ver-dad libre cuando no se pesa sobrenadie; cuando no se humilla a na-die, incluido a sí mismo”. Esta ideanos tiene que hacer recordar que lalibertad no es algo innato, que la li- bertad es un aprendizaje, una en-  328 lecturas señanza de levedad. Ser libre es unacto, la decisión efectiva y concretade ser con y para los otros.Así, ahora que los mexicanosiniciamos el juego de las micro-de-mocracias, Persona y democracia  nosllama a reconocer que la verdade-ra libertad, la que nos interesa,emerge de una reinterpretaciónradical de la política y de la eco-nomía. Lo verdaderamente demo-crático ocurre como autogobiernode la conciencia; solamente vivi-mos en libertad cuando autocons-cientemente entendemos “que lacuestión económica no [es] unaespecie de pesadilla que pese so- bre la vida de millones de sereshumanos”. Si la relación económi-ca es ontológicamente la forma deactuar en común contra la muerte,la economía nunca podrá tenersentido regulada según los egoís-mos mortales de la propiedad pri-vada, el dinero, los impuestos, elgasto público; entre otras razones:“porque no se puede vivir comopersona si se tiene la concienciade pesar sobre otras personas aquienes les está negado hasta elmínimo de satisfacciones a sus ne-cesidades vitales”. La verdaderarealización de la crítica de la eco-nomía política, más que una revo-lución o un cambio de estructuras,es entonces un cambio de actitudante la vida. Al fin y al cabo, lacuestión de las libertades es unapregunta ética.No debemos hallarle sistema a loque crece como constelación. En rea-lidad, este texto me ha llenado defuego la cabeza. Lo he leído con te-mor y temblor, y si puedo decir quese trata de algo, es de lo siguiente:persona y democracia son todavíados sueños diurnos, algo que hip-notizados los poetas vamos buscan-do desde hace milenios, algo que depronto, quizá por el máximo peli-gro, parece a la vuelta de la esquina.La persona, el individuo que auto-conscientemente se individualizapara superar el egoísmo, es un de-seo del porvenir, una semilla quecrece poco a poco en nuestras con-ciencias mamíferas vertebradas, unmuy serio llamado a la más inten-sa comunicación: personalizarse esaprender a conversar. Y la demo-cracia, el reino libertario de la per-sona, es la Utopía que nos jalona apracticar, cada vez más inteligente-mente, el acto de pensar, porque “eltiempo durante el cual pensamoses nuestro enteramente; es cuandoposeemos realmente el tiempo”. Lodemocrático, así, es una manera deresolver nuestra temporalidad con-creta; la democracia es la búsquedaenamorada de la clave de la muertenatural. Porque donde la muerte esley, los hombres deben aprender aregularse según lo innegable; don-de la muerte manda, nosotros debe-mos hacer brotar la vida, hacer brotar el pensamiento, hacer brotarla esperanza.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks