16.Muerte

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 9
 
  3.4.4. La Muerte de Jesús. «Inclinó la cabeza y entregó su espíritu». Mt. 27, 50; Mc. 15, 37 Lc. 23, 46; Jn. 19 ,30 1. Contempla el momento de la muerte de Jesús: como si estuvieras presente, de rodillas, delante de la Cruz. Identificarme con Él… Muere tú también con Él… (Gal.5,24). → “Mira que muere… mira cómo muere… mira para qué muere”. ¡Atrévete a morir con Él! Detente todo el tiempo que sea necesario hasta llenar el alma en plenitud. Procura penetrar el misterio encerrado en la muerte del
Related documents
Share
Transcript
  3.4.4. La Muerte de Jesús .   «Inclinó la cabeza y entregó su espíritu». Mt. 27, 50; Mc. 15, 37Lc. 23, 46; Jn. 19 ,30 1.   Contempla el momento de la muerte de Jesús: como si estuvieras presente, de rodillas, delante de la Cruz. Identificarmecon Él… Muere tú también con Él… (Gal.5,24). → “Mira que muere… mira cómo muere… mira  para qué muere”. ¡Atrévete a morir con Él!Detente todo el tiempo que sea necesario hasta llenar el alma en plenitud. Procura penetrar el misterio encerradoen la muerte del Hijo de Dios. Contempla al autor de la vida muerto por aquellos mismos a los que había venido a da lavida. Es la paradoja de la salvación. Abandonado por todos menos por María y por el discípulo amado.*Jn. 3, 16: «Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo». *Jn. 10, 15.17.18: «Doy mi vida por mis ovejas… El Padre me ama porque doy mi vida; nadie puede quitarme la vida, sino que yo mismo la voy a entregar voluntariamente». *Gal. 2, 20: «Me amó y se entregó a la muerte por mí». *2Cor. 5, 15: «Murió por todos para que no vivamos más para nosotros mismo sino para Él». *Rom. 8, 32: «Dios no perdonó a su propio Hijo sino que lo entregó a la muerte para salvarnos». Con la muerte de Jesús hay ya camino abierto hacia Dios. Cristo es el único camino, pero así, crucificado y resucitado. 2.    Ante Cristo muerto, contempla y considera: –  Ante Jesús niño recién nacido en el pesebre, y ante Jesús recién muerto en la cruz pensar: ¡ahí se me muestra la potencia y calidad del amor de Dios a los hombres!… por tanto, a mí.  –   Así  ha sido su amor para conmigo. Pedir en coloquio comprender un poco « lo ancho, lo largo, lo profundo del amor deCristo» a mí en concreto» (Ef. 3, 18-19  ). «Porque es fuerte el amor como la muerte » (Cant. 8, 6). –   Así  ha sido el designio del Padre para salvarme y para salvar al mundo, a mis hermanos. Yo no soy quién paraimponer  mis designios. –A los ojos del mundo, aquella muerte fue el fracaso y la ruina total. En realidad, su sacrificio, expresiónabsoluta del amor de Dios al mundo, fue su triunfo y su gloria. –Con la muerte de Jesús toda la historia toma un nuevo y definitivo curso: comienza la nueva y definitiva alianza entre la humanidad y su Creador. Ya todo no es igual que antes. “Hago nuevas todas las cosas” (Apc. 21, 5). –Todo se va transformando por Él, en Él (ver 2Cor. 3, 18). Al morir Cristo por mí y al morir yo con Él, yo ya puedo ser transformado en Él. La primera transformación es mi muerte con Él en su cruz. –Es notable: Cristo en la Cruz, atrae todo hacia Él: se cumple su palabra: «cuando sea levantado en alto atraerétodo hacia mí» (Jn.12,32). Tengo que sentir la atracción de Cristo Crucificado; tengo que dejarme atraer y no resistirme. –Jesús al morir en la Cruz asumió sobre sí todos los grandes y pequeños problemas de la humanidad. Mis problemas también. Ante su “problema”, ¿me podré quejar de mis problemas”? –Jesús, colgado en la Cruz, reconcilia a los hombres con Dios y a los hombres entre sí, como las dos direccionesque tienen los maderos de la cruz. –«Mírale a él y trata de amarle en la paz. Con esto tendrás todo». «Mirarlo es tener el coraje de ser feliz». –    Muchas veces queremos “controlar la vida”; y lo que el Señor nos pide es “entregar la vida”. Gastarlatotalmente. Ese es el verdadero amor. 3.    Recorre a grandes rasgos la vida de Jesús como indica el nº 116 de los EE.: “…el Señor es nacido en suma pobreza, yal cabo de tantos trabajos, de hambre y de sed, de calor y de frío, de injurias y afrentas, para morir en cruz   , y todo esto por mí”. Puedes con tu imaginación recorrer diversos hechos de la vida de Jesús desde esa perspectiva: nacido en pobreza… para morir en cruz… y eso por mí. Ha sido un proceso. Mi vida tiene que ser un solo proceso de entrega. –El hombre, por no evitar el placer del pecado, despreció el amor de Dios; Jesucristo, por amor al Padre, sesometió a todos los sufrimientos para así  redimir al hombre. 4.  Efectos de la muerte de Jesús en los que la contemplaron: «  El centurión que estaba de pié frente a Él, y los que con el centurión guardaban a Jesús, al ver lo sucedido,dieron gloria a Dios y dijeron “verdaderamente este hombre era justo, era Hijo de Dios”. Y la gente que habíaconcurrido a aquel espectáculo, se volvió golpeándose el pecho (de arrepentimiento)». (Ver Mt. 27, 54; Mc. 15, 39; Lc.23, 47-48). Se acabaron las burlas, empieza el triunfo. Notar que el centurión –el cual nos representa– se convirtió y se transformó cuando vio cómo moría Jesús; esdecir, en una entrega total de sí mismo al Padre, como Hijo fiel. Son los paganos, precisamente, los primeros en reconocer al Mesías. Compara la conversión del centurión con el punto 3. Coloquio: Puedes dirigirte a Cristo en la cruz con la oración “No me mueve, mi Dios, para quererte…”, o también el“Alma de Cristo”. Expresarle: “Te adoramos Cristo y te bendecimos porque por tu santa Cruz redimiste al mundo”.Para reflexionar:* En la Cruz de Cristo resplandece el amor fiel y eterno de Dios al ser humano.* Recordar que el “por mí” se puede sustituir en algunos momentos por “a cambio de mí” o por “en mi lugar”. Esta 157  3.4.4. expresión me puede impresionar más. ¡Verme sustituido por Ti en el madero!* Jesús quiere que comprendan que una muerte como la suya no significa el final y el fracaso absoluto, sino la máximaexpresión de amor, única fuerza y agente eficaz de vida. Asumió la muerte para la salvación de los que ama.* En cuanto que Jesús ama la voluntad de su Padre –consistente en el predominio de su inmensa misericordia– es por loque Él no ha podido elegir otra cosa que dar su vida por amor.* «Padre Santo, que demos siempre fiel testimonio de aquel amor que has querido que fuera el distintivo de tu Hijo»(oración de la Liturgia).* Jesús al morir podría haber expresado: “Yo quedaré como el centro al cual converjan todos los misterios de ambosTestamentos”.* Con su muerte en cruz, todo pareció concluir. Sus discípulos se dispersaron y quisieron olvidar.  Puede ayudar  el saber cómo murieron los apóstoles y evangelistas: Mateo sufrió el martirio por la espada en Etiopía; Pedro fue crucificado en Romacabeza abajo; Santiago, hermano de Juan, fue decapitado en Jerusalén; Santiago el Menor fue arrojado de lo alto del pináculo del Templo y golpeado hastaexpirar; Felipe fue colgado de una columna en Frigia; Bartolomé fue desollado vivo; Andrés fue atado a una cruz y predicó a sus perseguidores hasta queexpiró; a Tomás le atravesaron el cuerpo con una lanza en la India; Judas Tadeo fue muerto asaeteado; Matías fue primero apedreado y luego degollado;Marcos fue arrastrado hasta morir por las calles de Alejandría; Lucas fue colgado en un olivo en Grecia; Juan Evangelista, aunque no murió en el martirio,fue sumergido en una caldera de aceite hirviendo.Los apóstoles y evangelistas se debieron preguntarse a sí mismos: ¿Qué he de hacer y padecer por Cristo? Para el Coloquio puede ayudar: Oraciones ante Cristo muerto en la Cruz  No me mueve, mi Dios, para quererteel Cielo que me tienes prometido,ni me mueve el Infierno tan temidopara dejar por eso de ofenderte.Tú me mueves, Señor; muéveme el verteclavado en una cruz y escarnecido;muéveme el ver tu cuerpo tan herido;muéveme tus afrentas y tu muerte.Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,que aunque no hubiera Cielo, yo te amaray aunque no hubiera Infierno te temiera. Sta. Teresa de Jesús En esta tarde, Cristo del Calvario,vine a rogarte por mi carne enferma;pero, al verte, mis ojos van y vienende tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.¿Cómo quejarme de mis pies cansados,cuando veo los tuyos destrozados?¿Cómo mostrarte mis manos vacías, 158  3.4.4. cuando las tuyas están llenas de heridas?¿Cómo explicarte a ti mi soledad,cuando en la cruz alzado y solo estás?¿Cómo explicarte que no tengo amor,cuando tienes rasgado el corazón?…………………Ahora ya no me acuerdo de nada,huyeron de mí todas mis dolencias.El ímpetu del ruego que traíase me ahoga en la boca pedigüeñaY sólo pido no pedirte nada,estar aquí, junto a tu imagen muerta,ir aprendiendo que el dolor es sólola llave santa de tu santa puerta.Amén. 159
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks