KELTIC. Encuentro de Lenguas y Culturas.
Oviedo, 3 al 5 de mayo de 2001 1
IT 1 Esquema de Unidad Didáctica en la enseñanza del italiano
Fausto az Padilla 
 
El concepto de
Unidad Didáctica
 supone la superación del de
lección
 como unidad de enseñanza, y en lugar de
lección
 se ha de hablar de
ciclos de aprendizaje.
 En ellos la exposición de la lengua viva y de los argumentos gramaticales son considerados desde la perspectiva del alumno, o sea como
modos de aprendizaje
 en un proceso en el que él es parte activa, mientras que el profesor guía y dosifica las distintas etapas. De esto se deduce que la duración de los
ciclos
 no coincide con la de las lecciones, pues su duración es variable de acuerdo con las dificultades que cada grupo de alumnos encuentre en las materias tratadas. Ello implica: a) No se parte de la exposición de aspectos o normas gramaticales, sino que la gramática es el punto de llegada, no de partida. B) Las estructuras de la lengua se hallan insertas en situaciones reales de la vida cotidiana italiana actual por lo que han de utilizarse aquellas estructuras vivas en la lengua que han de ser objeto de ejercitación hasta que el alumno alcance el automatismo en su uso y de él deduzca
la regla gramatical.
 Ésta es
absolutamente necesaria como soporte de las estructuras aprendidas
, ya que el alumno está en posesión del sistema lingüístico materno y, por tanto, no se ha de pretender que aprenda el italiano como el niño aprende una lengua materna. Si se omitiera la gramática las estructuras aprendidas por mera repetición, por automatismo, se olvidarían enseguida, en el momento que dejasen de utilizarse. Desde la perspectiva del aprendizaje en general, y desde la de la comisión de errores en particular, se ha de hacer consciente a nuestros alumnos que la gran
afinidad
 entre el español y el italiano constituye, más que un factor a favor, un notable obstáculo en el proceso de aprendizaje, como da fe de ello el elevado índice de errores que se suele cometer debido, fundamentalmente, a la aplicación de la 'traducción' de elementos o estructuras gramaticales y léxicas españolas a la lengua italiana.
La Unidad Didáctica
 como ciclo de aprendizaje puede dividirse en distintas fases según el enfoque del profesor y las necesidades de los alumnos:
I. Presentación de la materia lingüística II. Consolidación de los hábitos adquiridos III. Control y autocorrección
 
IV. Síntesis gramatical
 Cada una de ellas se subdivide en varias subfases.
 
 
KELTIC. Encuentro de Lenguas y Culturas.
Oviedo, 3 al 5 de mayo de 2001 2
I. PRESENTACIÓN DE LA MATERIA LINGÜÍSTICA
 Es el primer contacto del alumno con la materia lingüística. Se desarrolla en tres momentos fundamentales:
A) Orientación o percepción global B) Análisis operativa C) Síntesis operativa
 
A) ORIENTACIÓN O PERCEPCIÓN GLOBAL
 Este momento se refiere al modo de
 presentación
 de la materia lingüística a estudiar. Las nuevas formas se han de hallar insertas en un contexto a través del cual el alumno
las percibe
 en sus características y usos básicos. O sea, se trata de su
 primer contacto
 con la materia lingüística. Las formas de presentación adquieren modalidades diferentes, adecuadas a los objetivos específicos que se persiguen, y así: -Para la exposición de estructuras gramaticales es adecuado
el diálogo
, inserto en una situación lógica y propia de la vida real. -Para la ampliación del léxico, el modo de exposición más adecuado es
la descripción
 de lugares, aspectos, etc., pertenecientes al mismo campo semántico. -Valor similar al anterior posee
la narración
 de sucesos, anécdotas, situaciones, etc. -Y si en la exposición de un hecho se recurre a una pequeña dramatización se lograr una forma combinada de
narración-diálogo
 muy apta para la presentación de problemas gramaticales unida a una ampliación léxica, pues la narración introduce una situación real y el diálogo, por su dinamismo, es el más apropiado para la presentación de las nuevas formas gramaticales a condición de que se hallen en un contexto situacional que haga evidente su necesidad y justifique, por tanto, su presencia. Por otro lado, la introducción de léxico nuevo ha de reducirse al mínimo a fin de que el alumno concentre toda su atención en las cuestiones gramaticales. En esta fase el profesor se abstendrá de dar explicaciones gramaticales, ya que ha de limitarse a guiar a los alumnos a la captación del sentido global del texto y al sentido de las nuevas formas.
B) ANÁLISIS OPERATIVA
  A través de ejercicios con finalidad comprensiva se llega a las primeras formas de aprendizaje. La
percepción
 de la fase anterior se transforma en
aprendizaje
. El profesor no interviene todavía en la explicación gramatical sino que continúa con la realización de ejercicios analíticos cuya finalidad es comprensiva, a través de los cuales el alumno va captando gradualmente las estructuras gramaticales. Dichos ejercicios han de ser reiterados hasta que pueda reproducirlos con la entonación y pronunciación adecuadas, pues la adquisición de los elementos fonéticos y entonacionales es el objetivo más importante a conseguir. O sea, el alumno comienza a ser el elemento más activo ya que mediante la lectura del modelo propuesto y la sucesiva repetición e imitación toma conciencia de la novedad gramatical. Además,
 
 
KELTIC. Encuentro de Lenguas y Culturas.
Oviedo, 3 al 5 de mayo de 2001 3
mediante ejercicios de repetición o con preguntas cuyas respuestas implican el uso de las mismas estructuras presentadas en la lectura o en el modelo expuesto, va afianzando más su pertinencia lingüística. En esta fase la ejercitación ha de ser muy extensa y variada con diferentes modelos de ejercicios que abarcan desde la mera repetición de las nuevas estructuras, a ejercicios de carácter contrastivo en el uso de las formas, etc., que permitan llegar al paradigma o momento gramatical que se esté estudiando. Ello no implica que el alumno lo domine, por lo que el profesor ha de insistir en la práctica del uso de dichas estructuras, primero mediante ejercicios muy simples, de pregunta y respuesta, que faciliten el automatismo. Posteriormente con frases situacionales que obliguen al estudiante a elaborar su respuesta empleando algunos de los términos que se hallen presentes en el modelo, o bien ejercicios que han de ser completados por las formas adecuadas. Asímismo, se ha de insistir en los usos o estructuras irregulares del paradigma tratado. Y por último, se ha de insistir en ejercicios de transformación y otros que el profesor considere convenientes, ya que la finalidad de esta fase es no sólo que el estudiante haya entendido sino también que haya asimilado las nuevas formas.
C) SINTESIS OPERATIVA
 El alumno ha de saber utilizar las formas estudiadas mediante la reconstrucción del material expuesto hasta este momento, incluso repitiendo las mismas estructuras que le han servido de modelo. En esta etapa ya no se halla tan condicionado por esquemas mecánicos y respuestas obligadas, por lo que: 1) se pedirá que reconstruya o resuma el texto introductorio de un modo libre y con expresiones propias en las que necesariamente haya de emplear las formas tratadas. 2) incluso sería conveniente la intervención de varios alumnos en un diálogo improvisado que reproduzca la situación presentada como modelo. 3) asimismo, el profesor puede proponer otros contextos en los que los alumnos se vean condicionados a emplear dichas estructuras, o a improvisar ellos mismos situaciones o diálogos que les induzcan a utilizarlas, de manera que mediante esta ejercitación se vayan consolidando en sus usos.
II. CONSOLIDACIÓN DE LOS HÁBITOS LINGUISTICOS
 Es la fase más importante de todas. El alumno, que ha entendido y asimilado el argumento gramatical sobre el que versa la
Unidad Didáctica
, ha de
consolidar 
 los hábitos lingüísticos adquiridos. Es, pues, la fase de ejercitación en la que debe adquirir el automatismo en el uso de la lengua así como una cierta creatividad en el empleo de las nuevas formas. Los tipos de ejercicios son muy variados. Por ello sólo se indicarán los más importantes:
1. Ejercicios estructurales
: Con ellos se pretende consolidar al alumno en la estructura que se esté estudiando. Estos ejercicios pueden presentar dos modalidades:
a) El tipo paradigmático
: Pretende reforzar la estructura base mediante su repetición introduciendo cada vez la variación de un elemento, de manera que la estructura permanece siempre idéntica, pero cambian sus elementos integrantes.
 
 
KELTIC. Encuentro de Lenguas y Culturas.
Oviedo, 3 al 5 de mayo de 2001 4
Ejemplo:
Maria
 
va
 
al
 
mercato
 Se cambia un solo elemento cada vez:
Maria
 
va
 
al
 
cinema 
 
Maria
 
torna 
 
al
 
mercato
 
Maria e Giovann
 
vanno 
 
al
 
mercato
 etc. Después de ocho o diez veces de reiterar este tipo de estructura el alumno adquiere un cierto automatismo en la utilización de la estructura presentada.
b) El tipo sintagmático:
 Implica una transformación de la estructura base mediante ejercicios de pregunta y respuesta. Ejemplo:
Sai parlare italiano? Sì, ne so parlare un po' Anche tu parli italiano? ......................
etc. En otras ocasiones se procede a realizar ejercicios de expansión que tienen por finalidad la de insertar en un contexto más amplio la estructura base. Ejemplos: -Expansión al principio de la estructura:
Ogni mattina 
 Maria va al mercato
 -Expansión al centro:
Maria va
con la sua mamm
 al mercato
 -Expansión al final:
Maria va al mercato
a fare le spese di tutta la settimana 
 
2. Ejercicios situacionales:
 Mediante estos ejercicios se busca colocar la estructura que se está ejercitando en un contexto de comunicación real. Se trata de frases deducidas de una situación lógica presentada precedentemente. Pueden adoptar diferentes modalidades como diálogos, conversaciones, dramatizaciones de breves argumentos ya expuestos, etc. en los que se obligue al alumno a ejercitar su capacidad creadora y lógica.
of 13