amenaza_transgenicos

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 25
 
  información independiente, desde américa latina y el caribe, para el mundo www.noticiasaliadas.org INFORME ESPECIAL, ENERO 2009. VOLUMEN 46 ISSN 1563-2458 TRANSGÉNICOS La amenaza de los La gran diversidad de milenarios alimentos nativos de América Latina está ahora amenazada por la irrupción de alimentos transgénicos producidos por transnacionales que buscan apoderarse de las fuentes alimentarias de la región. AMÉRICA LATINA Noticias Aliadas La semilla es vida Transnacionales quieren tornar
Share
Transcript
  La amenaza de losLa amenaza de los INFORME ESPECIAL, ENERO 2009. VOLUMEN 46 ISSN 1563-2458   información independiente, desde américa latina y el caribe, para el mundo  www.noticiasaliadas.org L a producción, conservación e intercambio de semi-llas nativas constituye una actividad de importanciacultural, social y económica de las comunidadescampesinas e indígenas en América Latina, región ala que pertenecen ocho de los 17 países con mayornivel de biodiversidad en el mundo.Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México,Perú y Venezuela, están entre estos países megadiversos quereúnen 70% de la diversidad biológica y 45% de la diversidadcultural del mundo.“Nosotros protegemos las semillas para compartirlas”, TRANSGÉNICOS  Informe especial TRANSGÉNICOS La gran diversidad de milenarios alimentos nativos de América Latina está ahora amenazada por la irrupción de alimentostransgénicos producidos por transnacionales que buscan apoderarse de las fuentes alimentarias de la región.    W   I   L   L   I   L   A   M   C   H   I   C   O dice Francisca Rodríguez, directora de la Asociación Nacionalde Mujeres Rurales e Indígenas de Chile (ANAMURI).La defensa de las semillas está ligada a la defensa de la vida,la tierra, los territorios y las culturas, señala uno de los princi-pios de la campaña “Semillas de Identidad” que se desarrolla enColombia, Ecuador y Nicaragua.Como ésta, son numerosas las campañas que desarrollan en América Latina las comunidades campesinas e indígenas frenteal avance de las semillas y alimentos modificados genéticamen-te o transgénicos, propiedad de un puñado de empresas trans-nacionales que buscan controlar toda la cadena alimenticia, des- AMÉRICA LATINA Noticias Aliadas La semilla es vida  Transnacionales quieren tornar ilegal práctica ancestral de conservación desemillas, además de apoderarse de ellas.  INFORME ESPECIAL: TRANSGÉNICOS,ENERO 2009 noticias aliadas  2 de una transnacional externa que va a proveer-nos de las semillas y los herbicidas”, agregaBarrios en momentos en que en el Perú estápendiente la reglamentación sobre políticasde bioseguridad. Modelo transgénico Los defensores de los transgénicos presen-tan estos cultivos y alimentos como parte deuna estrategia para disminuir el hambre en elOtras cinco compañías —Aventis, Syngen-ta, BASF, Dupont y Dow—junto con Mon-santo acaparan el mercado mundial de semi-llas transgénicas, cuyas modificaciones hanpatentado, lo que quiere decir que los campe-sinos tienen que pagar a la empresa cada vezque las siembran, o de lo contrario pueden serdemandados por utilizar ilegalmente sus pro-ductos.“Es extraordinario que una empresa puedahacer una sola alteración genética a una planta, y demandar la propiedad privada sobre éstacomo su invención, cuando las mismas plan-tas que se están modificando genéticamenteson el resultado de miles de años de selección y mejora cuidadosa hecha por los agricultoresde todo el mundo”, señala Luke Anderson ensu libro Transgénicos. Ingeniería genética, alimentos ynuestro medio ambiente , publicado en el 2002 porla Red de Acción en Alternativas al Uso de Agroquímicos.La soja es el principal cultivo transgénicointroducido en América Latina. Más del 30%de la soja producida en Brasil ha sido modifi-cada genéticamente, en el caso de Paraguay un80% y en el de Argentina casi el 100%.La soja es producida principalmente parael mercado de exportación como alimento deganado y no para alimentar a la población em-pobrecida. En Paraguay se exporta el 65% dela producción total de soja, en Brasil el 72.4% y en Argentina el 92%, señala Amigos de laTierra. Consecuencias destructivas  El cultivo de transgénicos va de la manocon un menor empleo de mano de obra, loque conduce al desplazamiento de pequeñosagricultores y a la concentración de la tierra enpocas manos. En Uruguay, por ejemplo, 55 personas sonexpulsadas por día del campo a la ciudad por el “Lo que está en juego con lostransgénicos es que nuestro país va a ser dependiente de unatransnacional externa que va a proveernos de las semillas y los herbicidas”. de la siembra hasta su comercialización.“El Perú, puede decirse que es el Arca deNoé de todo el planeta. No existe práctica-mente un país que tenga la extraordinaria di- versidad que tiene el Perú: 3,000 especies dequinua, 3,500 de papa, como nuestro país. Esimportante preservar esa diversidad”, señalaSacha Barrios en el documental “Transgéni-cos, lo que está en juego”.“Lo que está en juego con los transgéni-cos es que nuestro país va a perder su inde-pendencia agraria y va a ser un país depen-diente de un sistema de agricultura externa y  AMÉRICA LATINA La semilla es vida1 PARAGUAY Entrevista con José Luis Casaccia, secretario del Ambiente4 ARGENTINA El azote de los transgénicos5 BRASIL Explosivo avance de transgénicos7Por justicia social y ecológica8 MÉXICO Maíz criollo en peligro9 REGIÓN Semillas, patrimonio común de la humanidad10-11Monsanto, nada santo15 CHILE Semillas autóctonas, defensa de biodiversidad13Testimonio14 COLOMBIA Campesinos rescatan semillas ancestrales16 BOLIVIA Una Bolivia ecológica, ¿una realidad?17 PERÚ Caos y vacío legal para transgénicos19 mundo. Sin embargo, sus crí-ticos señalan que el problemadel hambre no se resuelve contecnología sino con justiciasocial y equidad.Hace 13 años se inició elprimer cultivo significativo detransgénicos y tuvo lugar en EEUU. Hoy día sólo cuatrocultivos —soja, maíz, algodón y colza— dan cuenta de prác-ticamente 100% de la superfi-cie sembrada con cultivostransgénicos en todo el mun-do, señala la organización in-ternacional Amigos de la Tie-rra. Estos cultivos han sidomodificados para tolerar her-bicidas y resistir insectos, ta-les como el maíz Mon810producido por Monsanto y elmaíz Bt11 producido porSyngenta. Aproximadamente el 90%de todas las variedades trans-génicas comercializadas en elmundo tienen característicasde propiedad de Monsanto, lamayor empresa semillera delmundo.modelo del agronegocio. Ac-tualmente el 1% de la pobla-ción uruguaya es dueña del80% de las zonas cultivables. El cultivo de transgénicosimplica además un mayor usode plaguicidas y con rendi-mientos equivalentes o inclu-so inferiores a sus equivalen-tes convencionales. En Brasilse ha comprobado, por ejem-plo, que la soja RR no es tanresistente al calor y la sequíacomo las variedades de sojatradicional.Las empresas que produ-cen semillas transgénicas to-lerantes a herbicidas específi-cos son las mismas que suelen vender el herbicida que esoscultivos necesitan, creandomayor dependencia del agri-cultor hacia la transnacional. El cultivo sostenido detransgénicos resistentes a in-sectos ha provocado, además,la aparición de resistencias enlos mismos insectos. El prin-cipal recurso empleado por laindustria biotecnológica para  — Sacha Barrios  3INFORME ESPECIAL: TRANSGÉNICOS,ENERO 2009 noticias aliadas  hacer frente a esto es “crear nuevas variedadestransgénicas que llevan codificadas proteínasmás tóxicas que las anteriores”, señala JoséGarcía Menéndez, asesor para temas de Ibero-américa de la Universidad de Santiago de Com-postela en un articulo publicado por la revistamexicana Comercio Exterior  .“Como las semillas convencionales nopodrán sobrevivir a las supermalezas y super-plagas, las grandes productoras se mantendránen una situación cada vez más fortalecida,desde la cual podrían encarecer el productode manera considerable”, agrega García Me-néndez.Una mayor amenaza sobre las semillas con- vencionales la constituye la contaminacióngenética producida por la polinización de cul-tivos no transgénicos por parte de cultivostransgénicos. Esta contaminación es irreversi-ble; quiere decir que al ser contaminados es-tos cultivos se tornan transgénicos. El Registro de Contaminación Transgéni-ca que realiza Greenpeace Internacional indi-ca que entre 1996 y el 2007 recogió 216 casosde contaminación, plantación y liberación ile-gal de organismos genéticamente modificados.Sólo en el 2007 se reportaron 28 incidentes decontaminación, que involucraron alimentos(19), comida (7) y semillas (2). De los 11 casosde liberación ilegal de transgénicos detecta-dos en el 2007 dos se refirieron a incidentes en América Latina: cultivo ilegal de maíz trans-génico en México y descubrimiento de maíztransgénico en el Perú, donde no se permite elcultivo comercial.“Los esfuerzos por aislar cultivos transgé-nicos de otros cultivos, por separación, sonincapaces de prevenir la contaminación, aunacompañados de serias medidas de refuerzo y procedimientos de control de calidad”, señalaGreenpeace Internacional.Los cultivos transgénicos también consti-tuyen una amenaza a la salud humana. La trans-ferencia de genes de un organismo a otro ori-gina la producción de nuevas proteínas quepueden causar alergias y otras enfermedades.“Pioneer Hi Bred International, por ejem-plo, manipuló la soja con un gen de la nuez deBrasil con la esperanza de que mejoraría elcontenido de las proteínas de la soja. Investi-gadores de la Universidad de Nebraska pro-baron estas sojas en muestras de suero de lasangre de personas que eran alérgicas a las nue-ces de Brasil. Las pruebas indicaron que si es-tas personas hubieran comido esta soja, habríansufrido una reacción alérgica que podría habersido fatal”, señala Anderson en su libro citan-do un informe del Scottish Crop ResearchInstitute.Los agroquímicos asociados a transgéni-cos también pueden provocar graves efectossobre la salud humana. Estudios han compro-bado que el glifosato, componente principaldel herbicida Round-Up Ready producidopor Monsanto, aumenta el riesgo de contraercáncer.Faltan estudios para determinar los efectosimprevistos que los transgénicos podrían te-ner en la salud humana y el medio ambiente.Mientras tanto, la responsabilidad social de losgobiernos debería llevarlos a aplicar el Princi-pio de Precaución de 1998 que plantea que sino se puede prevenir los riesgos relacionadosa una actividad humana, ésta debe ser prohibi-da. Esto significaría en este caso prohibir laliberación al ambiente y uso de los transgéni-cos en la alimentación. Alternativas a los transgénicos Los transgénicos constituyen una real ame-naza a la biodiversidad y a la soberanía alimen-taria, que es el derecho de cada pueblo de con-trolar y decidir soberanamente sobre sus fuen-tes de alimentación, siendo el control sobrelas semillas un componente básico al igual queel control de la tierra y al agua. Ante ello, comunidades campesinas e in-dígenas de la región, así como ambientalistas y líderes sociales plantean que se centren losesfuerzos en el incentivo de la agricultura or-gánica no certificada que se sustenta en el in-tercambio local de semillas, en los sistemaslocales de mejoramiento y en los saberes tra-dicionales.La agricultura orgánica o ecológica pro-mueve la diversidad de cultivos que facilitanel autocontrol del agrosistema. La propuestade que no sea certificada responde al hecho deque las corporaciones semilleras ya vieron enla producción de cultivos orgánicos un nego-cio lucrativo y en su afán de controlarlo tam-bién promueven un esquema de certificación “Los esfuerzos por aislar cultivostransgénicos de otros cultivos, por  separación, son incapaces de prevenir la contaminación, aun acompañados de seriasmedidas de refuerzo y procedimientos de control de calidad”. de semillas. La regulación de las semillas or-gánicas impide la expansión de la diversidad,sostienen.Con el propósito de proteger las semillasnativas crece también la propuesta de declararzonas y países libres de transgénicos.El ministro peruano de Ambiente, Anto-nio Brack Egg, propuso en setiembre pasadoevaluar muy objetivamente la posibilidad dedeclarar a Perú como un país libre de transgé-nicos. Además, Brack dijo a medios locales queactualmente Perú exporta US$160 millones enproductos orgánicos que se pondrían en ries-go con el uso de transgénicos.Las organizaciones defensoras de la sobe-ranía alimentaria también promueven el forta-lecimiento y la promoción de las ferias comu-nitarias de semillas, los mercados locales, laagricultura urbana y los intercambios de pro-ductos. También proponen apoyar las redes deconservación de semillas nativas en organiza-ciones indígenas.   — Greenpeace Internacional.  INFORME ESPECIAL: TRANSGÉNICOS,ENERO 2009 noticias aliadas  4  Desde el 15 de agosto pasado gobierna en Paraguay elex obispo católico Fernando Lugo, quien al ganar laselecciones de abril logró romper con 61 años de hegemo-nía del conservador Partido Colorado. Son muchas lasexpectativas de cambio que el gobierno de Lugo ha sus- citado en el pueblo paraguayo, incluidas una reactiva- ción económica con equidad social y una reforma agrariaintegral. El gobierno de Lugo también deberá definir una política respecto al monocultivo de soja transgénica queexpulsa a los pequeños agricultores de sus tierras. Sobreeste tema versa la siguiente entrevista que Ramiro Es-cobar  , colaborador de N OTICIAS A  LIADAS  , hizo a José Luis Casaccia  , secretario del Ambiente del Paraguay. Los transgénicos están entrando en Améri-ca Latina. ¿Paraguay va a resistir esta ola ova a navegar en ella? Paraguay es un caso emblemático. En laépoca de [la dictadura de Alfredo] Stroessner[1954-89] se dio muchos favores a la coloniza-ción, sobre todo a la que venía del Brasil. Huboun boom de la soja, y los agricultores, para mar-car su frontera agrícola, tumbaron buena partedel bosque. Los transgénicos en nuestro paísentraron de contrabando. ¿De qué dimensiones es el problema? Tenemos un 70% de transgénicos, no por-que se haya decidido, sino porque las fronte-ras con Brasil son amplias y hoy estamos pa-gando un alto precio por la irrupción de lasoja. Somos el sexto productor mundial deeste cultivo, pero tenemos como contrapar-tida la huida de los campesinos a urbes o me-trópolis. Hay 2.6 millones de hectáreas desoja. Somos grandes exportadores [de soja],pero ¿dónde están las fábricas para procesarlao darle un valor agregado? Se exige muchacantidad de tierra, pero un mínimo de bra-zos-hombre. Está todo mecanizado. No que-da renta para el campo. Es un sistema perver-so en el cual el colono de srcen brasileño, el‘brasiguayo’, es el gran sojero. Hoy estamoscon el tema de cobrar un impuesto y ellosestán ofreciendo resistencia. ¿Fue con los ‘brasiguayos’ que llegaron lostransgénicos a Paraguay? Sí, prácticamente se introdujo la semilladesde el Brasil y hoy estamos viendo pobla-ciones enteras quejándose de los transgénicos y de los agroquímicos que se utilizan. El pro-ductor de soja piensa en ganar cada vez más, nole interesa lo que es la biodiversidad o el serhumano. Ese es el choque que estamos tenien-do ahora. ¿Es una especie de choque cultural tam-bién?  El problema es que la soja no es algo que elcampesino cultive. La soja en 10 o 15 Ha no esmuy rentable que digamos. En 100 Ha para arri-ba sí lo es. Por eso, chocan dos modelos muy distintos: los grandes y medianos producto-res, con muchas hectáreas de tierra, y el pe-queño productor, para quien no es rentabledicho cultivo. Es un choque bastante grande. ¿Hay o habrá alguna política del Estado pa-raguayo para los transgénicos?  Eso se está analizando actualmente. La sojatransgénica se ha instalado y va a ser difícil sa-carla. La idea es limitarla y poner áreas. Ya noexpandir ese cultivo, que nos hace figurar en lalista de grandes productores, no obstante quela pobreza se acrecentó. Tenemos como unmillón y medio de compatriotas que están eníndices de pobreza por debajo de lo que esta-blecen las Naciones Unidas. ¿En qué consistirán las nuevas políticassobre el tema? Tiene que haber una política para todos.No se trata de permitir que se instalen máscultivos transgénicos, sin que se sepa qué efectopueden tener sobre los humanos. Tenemos quehacer un estudio más profundo y hacer plani-ficación al respecto. Eso está a cargo del nuevogobierno. Una idea sería, en todo caso, indus-trializar la soja y que salga del país con valoragregado. No podemos ser solamente un paísexportador de materias primas y seguir pobrescomo siempre. ¿Una ola de transgénicos podría afectarcultivos propios de la biodiversidad para-guaya? Según los científicos puede afectar. Con elcrecimiento de esa frontera agrícola y la apli-cación de los químicos puede haber efectosgrandes en la biodiversidad. Inclusive, en loscultivos orgánicos que limiten con la soja.Nosotros estamos trabajando para un ordena-miento territorial y vamos a limitar la presen-cia de la soja en algunos departamentos. ¿Eso implicaría algunas expropiaciones detierras? No, no. Simplemente sacar una ley dicien-do que en tal departamento o comunidad está    R   A   M   I   R   O   E   S   C   O   B   A   R “El productor de soja piensa en ganar cada vezmás, no leinteresa lo que esla biodiversidado el ser  humano”.  — José Luis Casaccia PARAGUAY Entrevista con José Luis Casaccia, secretario del Ambiente de Paraguay “La soja transgénica se ha instalado y va a ser difícil sacarla”
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x